LIBRO PARA MATRIMONIO GUIALIBRO PARA MATRIMONIO GUIA ... LIBRO PARA MATRIMONIO GUIALIBRO PARA...

download LIBRO PARA MATRIMONIO GUIALIBRO PARA MATRIMONIO GUIA ... LIBRO PARA MATRIMONIO GUIALIBRO PARA MATRIMONIO

of 146

  • date post

    11-Jul-2020
  • Category

    Documents

  • view

    0
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of LIBRO PARA MATRIMONIO GUIALIBRO PARA MATRIMONIO GUIA ... LIBRO PARA MATRIMONIO GUIALIBRO PARA...

  • 1

    2º AÑO DE CONFIRMACIÓN2º AÑO DE CONFIRMACIÓN2º AÑO DE CONFIRMACIÓN2º AÑO DE CONFIRMACIÓN

    LIBRO PARA MATRIMONIO GUIALIBRO PARA MATRIMONIO GUIALIBRO PARA MATRIMONIO GUIALIBRO PARA MATRIMONIO GUIA

    CATEQUESIS FAMILIARCATEQUESIS FAMILIARCATEQUESIS FAMILIARCATEQUESIS FAMILIAR

    PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DEL PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DEL PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DEL PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DEL PERPETUO SOCORRO Y SAN ALFONSOPERPETUO SOCORRO Y SAN ALFONSOPERPETUO SOCORRO Y SAN ALFONSOPERPETUO SOCORRO Y SAN ALFONSO

    Padre Carlos WiszniowskiPadre Carlos WiszniowskiPadre Carlos WiszniowskiPadre Carlos Wiszniowski

    Estela Ressia de GilEstela Ressia de GilEstela Ressia de GilEstela Ressia de Gil Comunidad RedentoristaComunidad RedentoristaComunidad RedentoristaComunidad Redentorista

    Salta Salta Salta Salta ---- 2007200720072007

  • 2

    ORIENTACIONES Y METODOLOGÍA PARA SEGUNDO AÑO DE CATEQUESIS FAMILIAR DE CONFIRMACIÓN.

    1. OBJETIVO

    El objetivo de este segundo año de Catequesis Familiar de

    Confirmación apunta a la preparación próxima de este sacramento, desde la vivencia del misterio pascual en el Año Litúrgico y al compromiso de vivir como testigos de Jesús en el mundo.

    Tiene en cuenta los demás objetivos y metas del primer año de confirmación y trata de reafirmarlos en los padres, que deben seguir acompañando y testimoniando, y en los chicos que han de recibir, bien preparados, el Sacramento del Espíritu Santo. Tomar conciencia de la grandeza de este sacramento ayudará a ser más fieles en todo lo que Dios pueda ir pidiendo a lo largo del año catequístico después de terminar todo el proceso de la iniciación cristiana en los cuatro años de Catequesis Familiar.

    La Constitución Dogmática sobre la Iglesia del Concilio Vaticano II (Lumen gentium) define sintéticamente, en el número 11, los aspectos esenciales del sacramento de la Confirmación:

    “La condición sagrada y orgánicamente estructurada de la comunidad sacerdotal se actualiza tanto por los sacramentos como por las virtudes. Los fieles, incorporados a la Iglesia por el bautismo, quedan destinados por el carácter al culto de la religión cristiana, y, regenerados como hijos de Dios, tienen el deber de confesar delante de los hombres la fe que recibieron de Dios por medio de la Iglesia. Por el sacramento de la confirmación se vinculan más íntimamente a la Iglesia, se enriquecen con una fortaleza especial del Espíritu Santo, y de esta forma se obligan más estrictamente a difundir y defender la fe con su palabra y sus obras como verdaderos testigos de Cristo.”

    El Catecismo de la Iglesia Católica le dedica desde el parágrafo 1285 al 1321.

    • Forma parte de la catequesis de iniciación cristian a.

    La catequesis de iniciación es un momento esencial del proceso

    evangelizador de la Iglesia ya que es el momento en que se estructura la conversión a Cristo dando una fundamentación a la primera adhesión. “Con el Bautismo y la Eucaristía, el sacramento de la Confirmación constituye el conjunto de los sacramentos de la iniciación cristiana, cuya unidad debe ser salvaguardada.” (CEC 1285).

    El sacramento de la Confirmación, íntimamente ligado al Bautismo, culmina la iniciación cristiana comenzada al recibir el primero de los sacramentos. Por lo tanto, la catequesis de Confirmación debe insertarse en el marco de un itinerario permanente de formación en la fe, que comienza con el Bautismo y se extiende a lo largo de los años de crecimiento de la persona, ayudándola a conocer y a amar a Jesucristo, de forma progresiva, orgánica y sistemática. En este itinerario de formación permanente, que inicia en la fe, la recepción de los sacramentos de la Eucaristía y Confirmación no son nunca puntos de llegada, sino momentos importantes dentro de todo un proceso.

  • 3

    La catequesis de Confirmación NO es:

    • Un paso más después de recibida la Primera Comunión que llena espacios vacíos en la catequesis de perseverancia y en la pastoral juvenil.

    • Un motivo para tener sujetos por más tiempo a los chicos y jóvenes en la vida parroquial.

    • Una exigencia social (cristiana) que hay que cumplir. • El sacramente del adiós, con el que se da por terminada toda la

    catequesis y la participación en la vida comunitaria.

    El final de este proceso, si se ha vivido con responsabilidad y conciencia eclesial, debe llevar a padres y a chicos a una mayor integración en la comunidad cristiana y a un compromiso para seguir siendo agentes pastorales en las diversas áreas en que haya necesidad. Se ha dicho que “la Catequesis familiar es esperanza para la Iglesia” por la cantidad de agentes pastorales que puede incorporar, especialmente en adultos y varones. Hay que seguir muy de cerca el proceso de crecimiento en la fe de cada una de las familias y también su amor por la Iglesia, de la deben sentirse cada día más responsables.

    • Es una catequesis que presenta al Espíritu Santo

    En la confirmación, los cristianos son “enriquecidos con una fuerza

    especial del Espíritu Santo”. Esta fuerza imprime carácter en sus corazones marcándolos con un sello para siempre.

    La catequesis de preparación previa al sacramento es la oportunidad más excelente para profundizar en el conocimiento de la tercera persona de la Santísima Trinidad y ayudar al confirmando a descubrir su acción, presente a lo largo de toda la historia de la salvación, en la vida y acción de Jesús, en la Iglesia a la que santifica y conduce, en su corazón de bautizado y, de manera misteriosa, en el corazón del mundo y de todos los hombres por quienes la Iglesia ora y Trabaja.

    • Es una catequesis litúrgica

    La catequesis litúrgica es una forma eminente de la catequesis. La

    preparación de este sacramento, tan rico litúrgicamente, explica los contenidos de la oración, el sentido de los gestos y de los signos y educa para la participación activa, para el canto, la meditación, la contemplación y el silencio.

    La unidad de los tres sacramentos de iniciación debe ser salvaguardada. Por lo tanto, es importante presentar la Confirmación en íntima relación con el Bautismo y la Eucaristía.

    La participación consciente y activa en la liturgia de cada domingo, procurando vivir cada uno de los acontecimientos del Año Litúrgico con fe y devoción, puede ayudar mucho a sentir con la Iglesia y a encontrar las razones para compartir con todo el pueblo cristiano los grandes misterios de nuestra fe. La vida que brota de la liturgia de la Iglesia puede motivar el compromiso de los confirmandos y sus familiares para que vivan plenamente su testimonio cristiano en el mundo. No se puede amar lo que no se conoce. Por desgracia, muchos de nuestros bautizados dejaron su bautismo en el

  • 4

    tiempo pasado y sólo por accidente participan y viven la fe de su pueblo. Este año de confirmación que termina iluminando los grandes misterios del año litúrgico y todos los signos y ritos de la confirmación, debe ser, para todos los que participan en él, un año de mucha riqueza espiritual y también para conocer mejor su compromiso con Dios, que les da su Espíritu, con la Iglesia y con el mundo.

    2. LA PALABRA DE DIOS

    “La preparación a la Confirmación debe tener como meta conducir al

    cristiano a una unión más íntima con Cristo, a una familiaridad más viva con el Espíritu Santo, su acción, sus dones y sus llamadas, a fin de poder asumir mejor las responsabilidades apostólicas de la vida cristiana.” (Cf:CEC 1309).

    A lo largo de los cuatro años de Catequesis Familiar, se han ido familiarizando con la Palabra Sagrada que siempre es palabra interpeladora para el hombre si la va escuchando o leyendo con el corazón y la inteligencia de la Iglesia. Todavía estamos bastante lejos de conocer bien la Palabra de Dios y mucho más lejos de vivirla. El pueblo cristiano católico lleva muchos años de retraso en el contacto con la Palabra de Dios y todavía hay muchos hogares en que jamás se lee una sola sílaba de esta Palabra que salva.

    Gracias a Dios la Catequesis Familiar está ayudando mucho al conocimiento de la misma y a gustarla, sabiendo que es, como la carta magna del Padre a los hijos y que, en Cristo, Dios y hombre verdadero, se nos han revelado todos los misterios que él ha querido revelarnos.

    Para que la Palabra Santa vaya llegando Bien a los padres y chicos es totalmente necesario que los Coordinadores, Matrimonios Guías y los Animadores la conozcan cada vez mejor y que sepan adecuar su vida testimonial a la misma para que así tengan el peso de la ejemplaridad sobre los catequizandos. Siempre es conveniente que participen en cursos de profundización bíblica para conocer y amar aquello que tienen que transmitir. Que sientan tanto los unos como los otros, que Jesús los ha llamado a colaborar en su Iglesia, brindando con mucho amor su tiempo a los padres y a los chicos. Cuanto más sientan los padres el amor de esta colaboración, más verán, en ese gesto servicial, el hacer del Espíritu de Dios a través de ellos.

    • Es una catequesis misionera

    En la Confirmación, el Espíritu Santo es derramado en los corazones

    para “enraizarnos más profundamente en la filiación divina, incorporarnos más firmemente a Cristo, hacer más sólido nuestro vínculo con la Iglesia, asociar