Profr. Teodoro Aguilar Bermea - seducoahuila.gob.mx · En este año de 1957 conoció a la profesora...

of 56 /56

Embed Size (px)

Transcript of Profr. Teodoro Aguilar Bermea - seducoahuila.gob.mx · En este año de 1957 conoció a la profesora...

  • Profr. Teodoro Aguilar Bermea Normalista Rural y Luchador Social Por Vicente Rodrguez Quiroz

  • CONTENIDO: Presentacin. I.- En el contexto de un pueblo norteo II.- Primeros estudios III.-Estudios de Normal. IV.- Trayectoria laboral. a).-Peregrinar por las Normales Rurales b).-Escuela Normal Rural de Santa Teresa, Coah. V.- Una vida de lucha a).- Central Campesina Independiente y Frente Electoral del Pueblo. b).- El Movimiento Candelillero. c).- Luchando en la Laguna. d).- El hombre transparente, el poeta. VI.- ltimos pasos. VII.- Testimonios. VIII.- Motivos de la publicacin. IX.- Agradecimientos.

  • I.- En el contexto de un pueblo norteo. La antigua Congregacin de Jurez, fundada en el noreste de Coahuila el 4 de diciembre de 1866, sobre los terrenos de la Hacienda del lamo perteneciente a la familia Snchez Navarro, fue la primera poblacin en el Pas que llev el nombre del Benemrito de las Amricas (1), lo cual constituye un hecho bastante significativo para el Estado. La expropiacin juarista de las inmensas propiedades de la familia Snchez Navarro, fue una respuesta natural y contundente contra quienes apoyaron al Imperio de Maximiliano y ayudaron al Ejrcito Francs en su desplazamiento por Coahuila. El gobernador juarista Don Andrs S. Viesca crea por decreto el municipio de Jurez en 1874 escogiendo la Congregacin de Jurez como su cabecera, que fue entonces elevada a la categora de Villa. Baada por las aguas del caudaloso Ro Sabinas, que desemboca en la Presa Venustiano Carranza mejor conocida como Don Martn, el pueblo de Jurez, agricultor y carbonero, ha mostrado a Coahuila su estirpe de nobleza nortea, modesta y silenciosa, solitaria y autista, como la biznaga y la palma de su desierto omnipresente. Fue en este pueblo histrico y provinciano donde naci el Profr. Teodoro Aguilar Bermea el 9 de noviembre de 1929. Fue su padre el Sr. Homobono Aguilar Garca, agricultor y revolucionario carrancista que form parte de la Legin de Honor del Ejrcito Constitucionalista y fue dos veces presidente municipal de Jurez, Coah. Su madre, la Sra. Josefa Bermea Trevio se dedic siempre al cuidado de la familia y a las labores del hogar. El matrimonio tuvo 5 hijos: Juan Antonio, Francisca, Felipa, Josefina y Teodoro.

    (1) Resea Histrica de Jurez (Internet) Jess Gerardo Ayala. Cronista municipal.

  • La familia Don Homobono y Teodoro Muy temprano en su vida matrimonial, la pareja recibi un dolor que Doa Josefa nunca pudo superar: Viviendo en Piedras Negras en 1912 en los aos difciles de la Revolucin, la nia Panchita va a buscar su caja de muecas a un rincn de la casa donde se encontraba una carabina descompuesta, sta al caer se dispara quitando la vida a la nia de apenas cinco aos de edad (2). La familia regresa a Jurez, al terruo, donde vivirn siempre y donde piden ser llevados a descansar para siempre. Teodoro fue el ltimo hijo de la familia Aguilar Bermea y fue un nio muy carismtico e inteligente dado desde muy pequeo a la Filosofa: Pap Momo de dnde sali la lila? pues de la lila Teodoro,pues de dnde?- no, pero la lila, ...-pues del rbol de la lila-no, pero yo digo la primera lila. Ese fue el gran filsofo, mi queridsimo to.(3) (2), (3) Biografa familiar

  • Casa de la familia Aguilar Bermea en Jurez, Coah. 1966

    Nio Teodoro Aguilar Bermea 1930

    La ltima foto familiar 1946

  • II.-. Primeros Estudios.

    Escuela Primaria Ral Bermea de Jurez, Coah. De 1934 a 1938 curs sus estudios primarios de primero a cuarto grado en la Escuela Mixta Elemental de su pueblo de origen, ingresando a esta justamente en el ltimo ao en que haca su debut como maestra de primaria su hermana Josefina que termin en la Normal de Coahuila en 1930 y que para esos aos en que Teodoro ingres a primer grado contando apenas con cinco aos de edad, ella se cambi a la ciudad de Mxico, esto es importante mencionarlo porque en 1939 Josefina se traslad de Mxico a Monterrey para dar clases como maestra Federal en el campo militar de esa ciudad y fue entonces cuando recibi en su casa a su hermano Teodoro que termin 5 y 6 grado en el Instituto Laurens, los tres aos de secundaria en la Escuela Secundaria nmero uno, y los dos primeros aos de preparatoria en el Colegio Civil de Monterrey, N.L. Josefina fue su hermana y su maestra, no solo le ense a Teodoro las primeras letras sino que contribuy poderosamente en la formacin de su carcter, en el germen de su ideologa poltica y en la inspiracin de su vocacin como maestro. Chupi, como todo mundo cariosamente la llamaba, toda su vida practic la filosofa de la trabajadora social hacer propios los problemas de los dems-,[ ]organiz centros de atencin escolar para los nios que vendan peridicos de 6 a 10 de la maana, los cuales no eran aceptados en las escuelas oficiales. Levant censos en los tiraderos de basura, ciudades perdidas y arrabales ubicadas en las orillas de la ciudad de Monterrey, lugar donde habitaban estos nios(4 )

    (4) Biografa de la maestra Josefina Aguilar Bermea Recopilacin del Lic. Gerardo Garca Ayala (MMIII)

  • Para ti que con manos pedaggicas y humanos alfileres prendiste mi razn al humanismo; para ti que en mis crepsculos adolescentes encendiste las lmparas votivas de un ingenuo optimismo; para ti que mezclaste tus lgrimas de rabia y coraje, con las pueriles lgrimas que arrasaron mis ojos porque no tuve un traje; para ti que con voces taumaturgas inmunizaste mi alma contra las tentaciones fciles de un holgado presente; crear la ficcin de un pedazo de cielo el da que te ausentes. (5)

    Josefina en el jardn

    (5) Para ti (Poema dedicado a su hermana Josefina) Teodoro Aguilar Bermea

  • Durante los aos de secundaria y preparatoria TeodoroComo adolescente se aficion a los deportes, ya fuera volley ball, bsquet ball, foot ball, etc., esto hizo que perdiera un ao de preparatoria por inasistencias a clases. (6) El tercer grado de preparatoria lo curs en la ciudad de Nuevo Laredo, Tams. y luego regres a Monterrey para iniciar sus estudios en la carrera de Ingeniera Civil que rechaz al concluir su primer grado porque no senta que esa fuera su vocacin, l quera ser maestro. Desde muy pequeo manifest aguda inteligencia y un deseo ferviente por conocer el origen de las cosas, de hablar correctamente y de transmitir a nios de su edad lo que l aprenda. (7) III.- Estudios de Normal En 1949 ingres a la Normal del Estado de Coahuila en la ciudad de Saltillo donde present su examen profesional en julio de 1951 concluyendo en dos aos su carrera de maestro y cursando algunas materias de Normal Superior en la especialidad de Ciencias Sociales. (8) Fue en la Escuela Normal del Estado donde desarroll el potencial de su finsima sensibilidad escribiendo numerosos poemas y corridos. Particip en el Grupo de Teatro de la Normal que present sus obras en varias ciudades del estado y colabor en un peridico local escribiendo artculos de variados temas sociales. En el lapso de 1957 a 1959 radic en el Distrito Federal desempeando una comisin de tipo sindical, circunstancia que aprovech para cursar en la Normal Superior de Mxico la especialidad de Pedagoga. En la Normal Superior de Saltillo estudi por correspondencia las materias que le faltaban para terminar su carrera en la especialidad de Ciencias Sociales que concluy en 1967. (6), (7) Biografa del Profr. Teodoro Aguilar Bermea

    Profra. Luz Elena Ornelas Montana. (esposa) (8) Hombre y Maestro Semblanza biogrfica del Profr. Teodoro Aguilar Bermea

    Eusebio Vsquez Navarro mayo 2005

  • III.- Trayectoria Laboral a).- Peregrinar por las Escuelas Normales Rurales. En el corto perodo de julio de 1951 en que present su examen profesional en la Normal de Saltillo, a septiembre de 1951; fue maestro de la Escuela Primaria Anexa a la Normal , catedrtico de Educacin Fsica en la propia Normal del Estado y maestro federal del Centro Escolar Benito Jurez de la Colonia Bondojito en el Distrito Federal, pareca tener prisa por vivir. En septiembre de 1951 la Direccin General de Enseanza Normal le concedi una plaza como maestro en el Subsistema de Escuelas Normales Rurales del Pas designndolo a la Escuela Normal Rural de San Marcos, Zac. en aquella fructfera etapa en la cual se encontraba actuando como director el ameritado profesor y escritor Don Jos Santos Valds tambin egresado de la Escuela Normal de Coahuila. Fue esta una circunstancia azarosa que contribuy poderosamente en la formacin del nobel profesionista que tuvo la fortuna de abrevar sabidura y experiencia de aquel director de fama nacional que experimentaba ah su modelo de Educacin Democrtica. En este perodo de 1951 a 1956 adems de trabajar en la Escuela Normal Rural de San Marcos, Zac., labor tambin en la Escuela Normal Rural del Mexe, Hgo., y Tenera del estado de Mxico. En septiembre de 1956 se traslad a la Escuela Normal Rural de Ricardo Flores Magn, Chih., donde imparti Tcnica de la Enseanza durante el ciclo escolar 1956-1957. En este ao de 1957 conoci a la profesora de primaria Luz Elena Ornelas Montana originaria de Nuevas Delicias, Chih., con quien contrajo matrimonio originando una familia de cinco hijos: Josefina, Juan Antonio, Valentina, Teodoro y Felipe De septiembre a octubre de 1957 se traslad a prestar sus servicios a la Escuela Normal Rural Raul Isidro Burgos de Ayotzinapa, Gro. tal vez en los meses en que ingres a ese plantel el entonces jovencito Lucio Cabaas Barrientos. De noviembre de 1957 a marzo de 1959 se traslad a vivir a la capital de la Repblica para desempear una comisin de carcter sindical. A partir de marzo de 1959 la Profra. Guadalupe Ceniceros de Zavaleta, Directora General de Enseanza Normal le extendi nombramiento como director de la Escuela Normal Rural de Caada Honda, Ags., donde permaneci hasta agosto de 1960.

  • En el ciclo escolar de 1960- 1961 fue comisionado para actuar como director de la Escuela Normal Rural de Tenera, en el Estado de Mxico y en octubre de 1961 llega como director a la Escuela Normal Rural de Santa Teresa, Coah. donde permanece hasta febrero de 1966 (9). Fue en esta escuela donde realiz el trabajo ms fecundo como maestro y como luchador social, motivo por el cual sus alumnos lo recuerdan con gran veneracin y cario que lo hacen merecedor de un sitio entre los educadores mas valiosos de Coahuila. Despus de su llegada al Estado empez a trabajar tambin en los cursos intensivos de la Normal Superior de Saltillo.?? A partir de marzo de 1966 se traslad al Centro Regional de Educacin Fundamental (CREFAL) de la UNESCO en la ciudad de Ptzcuaro, Mich. para realizar estudios especializados sobre el desarrollo de la comunidad en Amrica Latina, permanece ah hasta septiembre de 1966, fecha en que concluye el curso. Recibe entonces rdenes de adscripcin a la Escuela Normal Rural de El Quinto, Son., donde trabaj hasta el ltimo da de su vida.

    Profr. Teodoro Aguilar Bermea, Director de la Esc. Nor. Rur. de Santa Teresa, Coah. (9) Hombre y Maestro Semblanza biogrfica

    del Profr. Teodoro Aguilar Bermea Eusebio Vsquez Navarro. mayo 2005

  • b).-Escuela Normal Rural de Santa Teresa, Coah, Esta Escuela fue un resultado directo de las acciones de reparto agrario que realiz el Presidente Lzaro Crdenas del Ro en la Regin Lagunera a partir del 6 de octubre de 1936. Don Rafael Arocena, hacendado de origen espaol que fue propietario de la vieja hacienda de Santa Teresa con cerca de 70,000 hectreas, fue uno de los afectados por el decreto expropiatorio cardenista. Para que se tenga una idea de la extensin de los terrenos propiedad del latifundista espaol, diremos que comprenda las tierras que hoy ocupan los ejidos de Luchana, Alejo Gonzlez, Sofa, Begoa, Nuevo Mundo, presidentes de Mxico, San Juan, El venado, San Jos de la Nia, Vega Larga, Santa Ana, Aquendojeda, Vida Nueva, La Victoria, El Cntabro, Oxanduri y San Francisco; adems gran nmero de propiedades privadas y hay quien afirma, que deben incluirse por lo menos las propiedades que ocupan mas de diez ejidos que colindan con los ya mencionados.(10) El decreto del reparto agrario deca que se respetara un predio de 150 hectreas para que el propietario pusiera a salvo las construcciones, infraestructura y equipamiento quedando reducido su predio a una pequea propiedad rural. Fue la apata de Don Rafael al no aceptar lo que la ley le conceda, sumada a la imperiosa necesidad de crear una escuela de agricultura, lo que origin su establecimiento. (11) El hacendado convencido que nada lograra contra las medidas revolucionarias que estaba realizando el Gobierno Federal, y acostumbrado a poseer una propiedad tan grande que tena dentro su propio ferrocarril, opt por donar aquellas 150 hectreas que para l no eran nada, para que en ellas se estableciera una escuela que sirviera a los hijos de los nuevos ejidatarios. El Profr. Armando Perales Daz exalumno de Santa Teresa, guarda un recorte de peridico de mayo de 1937 que dice as: El Profr. Jos Reyes Pimentel Director de Educacin Federal en la Laguna, sali para Mxico el mircoles ltimo, tratar con el Presidente de la Repblica, Sr. Gral. Lzaro Crdenas del Ro el problema del establecimiento de la Escuela Agrcola de la Laguna, cuyo proyecto fue formulado por el Ing. Carlos M. Garca., fue as como a fines de 1937 se aprob el funcionamiento de una Escuela Vocacional Agrcola cuya inauguracin se llev a cabo el 8 de abril de 1938.

    (10) Breve Resea Histrica de la Escuela Tecnolgica Agropecuaria No. 166 Profr. Rafael Ramrez Castaeda de Santa Teresa, Mpio de San Pedro, Coah. Profr. Antonio Valtierra Limones. Otoo de 1972.

    (11) Revista Juventud Campesina 1958 Ing. Rubn Resndiz A.

  • La E.V.A. trabaj con un plan de estudios de dos aos que comprenda: Aritmtica, Lengua Nacional, Ciencia Sociales, Ciencias Naturales, Fsica y Qumica, Dibujo Constructivo, Educacin Fsica, Industrias Rurales, Talleres, Agricultura, Arboricultura, Agrimensura Elemental, Contabilidad Ejidal, Ganadera y Veterinaria, Laboratorio para anlisis de suelos y Economa Rural. Concluido el periodo de dos aos, los alumnos pasantes se incorporaban a la direccin de las actividades agropecuarias en los ejidos de la regin. (12) Los alumnos egresaban como prcticos agrcolas y los mejores promedios pasaban a la EPA de La Huerta, Mich. o Roque, Gto.,para graduarse como peritos agrcolas y poder continuar estudios superiores en la Escuela Nacional de Agricultura de Chapingo, Mex., por lo que siempre andbamos peleando hasta las centsimas en nuestras calificaciones (13) Nada ms importante en aquella poca para los campesinos y peones recin estrenados como ejidatarios que contar con la asesora tcnica de jvenes bien estudiados y capacitados que podan guiarlos no solo en la agricultura y ganadera sino tambin en la administracin de los ejidos y en la organizacin social de la comunidad. En 1941 el plantel se transform en Escuela Prctica de Agricultura que con el nombre de Waldo Sobern y Parrafue ejemplo no nicamente por su trascendental labor social y su gran produccin agrcola, sino como escuela modelo que serva para que el campesino de la Comarca Lagunera, observara y aprendiera en los campos experimentales, tcnicas y maquinaria modernas. Todava en la actualidad hay mucha gente que recuerda con agrado esos das de auge de la E.P.A de Santa Teresa. (14)

    (12), (14) Breve Resea Histrica de la Escuela Tecnolgica Agropecuaria No. 166 Profr. Rafael Ramrez Castaeda de Santa Teresa, Coah. Profr. Antonio Valtierra Limones. Otoo de 1972.

    (13) Profr. Armando Perales Daz, Exalumno de la EPA de Santa Teresa.

  • Personal docente de la EPA de Santa Teresa en 1958 El plan de estudios de la E.P.A. fue tambin de dos aos, con la diferencia que en esta se abrieron dos grados complementarios de 5 y 6 grado de primaria, pues es necesario recordar que en ese tiempo las Escuelas Primarias Superiores que tenan hasta 6 grado existan casi exclusivamente en las ciudades y eran muy raras en el medio rural, por ello la transformacin de E.V.A. en E.P.A. fue un avance considerable en la evolucin de la escuela. Si se toma en cuenta que tanto la E.V.A. como la E.P.A. funcionaron como internados, la primera con 60 y la segunda con 160 y hasta 200 alumnos entonces se ver claro porqu Santa Teresa prest tantos y tan valiosos servicios al pueblo campesino de la Laguna. En 1959 la E.P.A. de Santa Teresa se convirti en Escuela Normal Rural con plan de estudios de 6 aos; 3 de secundaria y 3 de profesional y cambi su calendario escolar de tipo A a tipo B. En ese proceso de transicin de EPA a ENR, LA Escuela de Santa Teresa estaba destinada a desaparecer .

  • Una maana nos comunicaron a los alumnos que pasramos a la Direccin para entregarnos los viticos y un documento con los cuales habramos de trasladarnos a la Escuela Normal Rural de Aguilera, Dgo., para continuar nuestros estudios , pero entonces los dirigentes de la Sociedad de alumnos Hroes de Chapultepec como Francisco Ortega Ros, mejor conocido como El catorce, Felipe Ibarra y Librado Lpez, entre otros, fueron a entrevistarse con Organizaciones campesinas laguneras como la dirigida por el lider lagunero Don Arturo Orona, para pedirles su intervencin ante la SEP para que la Regin no perdiera su Escuela, logrndose el objetivo (15). Poco tiempo despus se clausur la EPA de Ro Verde, San Luis Potos, envindose a Santa Teresa un contingente de ms de cien alumnos y numerosos empleados que llegaron a la Escuela a continuar sus estudios y su trabajo.

    Prcticas de Agrimensura con alumnos de la EPA en Santa Teresa. Con el cambio de Escuela los antiguos lderes de la FENEEPA (Federacin Nacional de Estudiantes de las Escuelas Prcticas de Agricultura) como el chino Oviedo y Valeriano Tello, que mantenan a la Sociedad de Alumnos en contacto con las dems escuelas del Pas terminaron incorporndose a la FECSM (Federacin de Estudiantes Campesinos Socialistas de Mxico) que era la organizacin estudiantil de las Escuelas Normales Rurales. (15) Entrevista al Profr. Armando Perales Daz Exalumno de Santa Teresa en la transicin EPA- ENR

  • Escuela Normal Rural de Santa Teresa, Coah. Como Escuela Normal Rural Profr. Rafael Ramrez Castaeda, Santa Teresa alcanz su mximo grado de prestigio y reconocimiento social en la Regin Lagunera, alcanzando un cupo que oscil entre 120 y 300 alumnos internos, sostenindose as hasta el ao de 1969 en que se convirti en Escuela Secundaria Tcnica No. 166 como consecuencia del dictamen del Consejo Nacional Tcnico de la Educacin publicado el 14 de julio de 1969 mediante el cual desaparecen 14 Escuelas Normales Rurales en el Pas que representan el 50 % de ese Subsistema educativo. Tres de las razones del prestigio alcanzado por Santa Teresa en esa poca de auge fueron sin duda el haber sido un plantel terminal. El haber producido maestros rurales eficaces y competentes y el haber mantenido una vocacin revolucionaria como defensora de la clase campesina y como abanderada de la lucha social que permanentemente estuvo presente en la regin desde antes del reparto agrario.

  • CRONOLOGA DE LA ESCUELA DE SANTA TERESA, COAH. PERIODO TIPO DE ESCUELA DIRECTOR 1938-1939Escuela Vocacional Agrcola (EVA) Ing. Adran Ruiz Daz 1941 Escuela Prctica de Agricultura (EPA) . 1947 Manuel Echavarra Coso

    Ing. Luis Ferrio Verduzco Ing. Horacio Mijares Espino Ing, Alejandro Mondragn Ing. Luis Arnaiz Ing. Juan de los Reyes Ing. Francisco Ros Antonio 1951 Armando Snchez Ponce.

    1953 Ing. Bulmaro Mercado H. Ing. Jos Santos Riojas

    1957 Profr. Juan Aguirre Tejada. 1957-1959 . Ing. Jos Cstulo de la Cruz. 1959 .Escuela Normal Rural (ENR) Profr. Juan de Regil Moreno 1960- . Profr. Carlos Ballesteros G. 1960-1961 .. Profr. Pedro de la Cruz G. 1961-1966 .. Profr. Teodoro Aguilar B. 1966 .. Profr. Vicente Valds Valds 1966-1969 .. Profr. Gilberto Gloria Ruiz 1969 . . Profr. Manuel Garca Costilla 1969-2003 ..Escuela Secundaria Tcnica (EST) ( Hubo doce directores)..(16)

    (16) Profr. Armando Perales Daz Exalumno y maestro de la ENR de Santa Teresa.

  • Alumnos en la Escuela Normal Rural de Santa Teresa, Coah. Uno de los perodos ms fructferos en la corta vida de la Escuela de Santa Teresa como Escuela Normal Rural, fue sin duda el periodo de 1961 a 1966, cubierto por el Profr. Teodoro Aguilar Bermea como director. En esa poca fue cuando se elabor anualmente la revista En Marcha, en la cual pueden verse las generaciones de maestros y puede observarse su preparacin y preocupacin social a travs de los artculos escritos por los mismos alumnos, la escuela brill en el deporte y en la cultura, las obras de teatro eran la delicia de los viernes sociales y culturales y de los festejos del Da del Estudiante. El Profr. Teodoro Aguilar Bermea supo imprimir a la Escuela una dinmica de trabajo tan rica y extenuante que muchos estudiantes no le aguantaban el paso. Organizada democrticamente la escuela era en ese tiempo un hervidero de sueos y potencialidades, los alumnos se sentan dueos de s mismos y conscientes de su actuacin como estudiantes, los principios rectores del internado eran la responsabilidad y el trabajo.

  • El Profr. Teodoro Aguilar Bermea condujo muchas veces a sus alumnos en excursiones al desierto para explorar cuevas en aventuras arqueolgicas y en la bsqueda de fsiles con una sed paleontolgica que contagi a muchos de ese mal de piedra para siempre. Tomamos el camino que conduce a Cuatro Cinegas de Carranza, Coah. hasta la altura del kilmetro 18, nos desviamos hacia el Este, recorriendo por camino de tierra unos 5 kilmetros, llegando al lugar denominado El Arenal donde de inmediato nos dimos a la tarea de explorar un vasto campo; despus de un considerable tiempo de ardua y paciente labor de bsqueda encontramos gran nmero de puntas de flecha (chuzos) y cermica ya deteriorada[ ]..encontramos restos humanos a flor de tierra depositados en fila, algunas cabezas aparecan a mitad de otro cuerpo, otros se supone que tienen un infante en su misma tumba; trajimos algunos huesos, y entre los cadveres descubiertos logramos encontrar collares, pendientes, un raspador de piedra, amuletos y cuentas sueltas hechas de hueso.(17)

    Puntas de flecha procedentes de El Arenal Recuerdo que llevaron a la Escuela unos molares de mamut que haban desenterrado de un lugar cercano a Viesca as como muchos otros fsiles de animales marinos que junto con puntas de flecha de pedernal, pedazos de tejido de ixtle y de palma encontrados en la cueva de la Candelaria, constituyeron una exposicin a manera de museo que provocaban la admiracin y el asombro de los estudiantes. (18) (17) Estudiante de 2 Normal, Jess Hernndez E. , Revista En Marcha , junio 1965 (18) Profr. Gumersindo Castor Carmona, exalumno de Santra Teresa.

  • Con el noble propsito de formar y enriquecer el museo escolar, nos dimos a la tarea de organizar una excursin ms, esta vez, a los Pozos ,municipio de Viesca, Coah., por habrsenos informado insistentemente que, en ese lugar se encontraban en abundancia restos fosilizados de animales que vivieron en la Era del Cenozoico, del Perodo Cuaternario. Salimos de la Escuela el da 12 de marzo del ao en curso. (1965).[ ]Iniciamos la marcha, (de Viesca), caminando durante una hora, para acampar en un claro del monte.[ ].Nos distribuimos en dos grupos; uno se encarg de trabajar en una noria ubicada en el lugar denominado Los Pocitos y el otro se traslad a un sitio llamado Las Marraneras, distante de ah aproximadamente 6 kilmetros, en cuyo grupo me toc participar, nos trasladamos a pie y una vez en el sitio indicado nos pusimos a trabajar encontrando varios incisivos de mamut, partes de un colmillo fosilizado, un molar, y en abundancia gruesas capas de antracita, material combustible de incalculable valor y hasta hoy inexplotado(19)

    Molar y huesos de mamut (19) Profr. Vicente Valds Valds Revista En Marcha 1965

  • Tambin los condujo a la aventura sociolgica de transformar la sociedad mediante la lucha de clases, participando abiertamente en los movimientos polticos mas importantes del momento, que fueron la formacin del Movimiento de Liberacin Nacional dirigido por el Expresidente Lzaro Crdenas, la formacin de la CCI y del Frente Electoral del Pueblo en 1963, para lanzar la candidatura independiente de Ramn Danzs Palomino a la Presidencia de la Repblica. Estas actuaciones en la poltica que normalmente se consideran prohibidas en las escuelas le ayudaron a formar a los futuros maestros que tena estudiando en su escuela, pues la educacin nunca se da separada del medio que la rodea y porque as ayudaba a sus alumnos a formarse en la profesin universal de hombre, tal como lo explicaba en 1962 en su carta dirigida a los padres de familia: Cuando usted confa a su hijo en nuestras manos, nosotros contraemos con usted y con la Patria un solemne compromiso. Usted y la nacin nos entregan un adolescente, nuestra obligacin es hacer de l un hombre: Usted y la nacin nos entregan una promesa, nuestra obligacin es convertirla en realidad. Conscientes de la enorme responsabilidad que implica el compromiso que hemos contrado con usted y con la Patria no escatimamos ni tiempo ni esfuerzo personal para cumplirlo decorosamente. Toda nuestra capacidad y toda nuestra voluntad estn puestas al servicio de esa finalidad, nos proponemos formar hombres en el mas alto sentido de la palabra. [ ]El va a ser maestro, cabe decir, l tendr que ser maana el ejemplo y el gua, no solo del grupo de chiquitines que acuda a su aula, sino de toda una comunidad. El va a ser maestro rural y como tal, deber ser honrado, activo, valiente, culto, justo y patriota. (18) (18) Carta a los padres de familia del Director de la Escuela Normal Rural de Santa Teresa,

    Profr. Teodoro Aguilar Bermea.

  • V.- Una vida de lucha. a).- Central Campesina Independiente y Frente Electoral del Pueblo Rubn Jaramillo Menez fue un revolucionario, lder campesino y guerrillero morelense en cuya vida singular se observa la transicin poltica que vivi la sociedad mexicana en el siglo XX. Se enlist en el ejrcito libertador del sur con Emiliano Zapata en 1914, bajo las rdenes de Jos Zorrillo y Dolores Olivan alcanz el grado de capitn a los 17 aos de edad. Cuando Lzaro Crdenas reparti la tierra y cre el Ingenio azucarero de Zacatepec, Mor., en 1938, lleg a ser presidente del Consejo de Administracin de esa empresa campesina colectiva y paraestatal. Durante la represin de una huelga en el gobierno de Manuel Avila Camacho, Jaramillo huy al monte aprendiendo a sobrevivir y a luchar desde la clandestinidad en las clulas del Partido Comunista Mexicano

    . En el gobierno de Adolfo Ruiz Cortines se convirti en un guerrillero eficaz que contando con el apoyo popular, luch en Morelos por la reforma agraria y la continuacin del reparto de la tierra que la revolucin en el poder no acababa de satisfacer y contra una nueva clase de campesinos naylon que al amparo de las influencias estaba apoderndose del territorio.

    Al llegar al poder el Lic. Adolfo Lpez Mateos se le ofreci una especie de indulto que le brindara amplias garantas para incorporarse de nuevo a la vida legal y a la lucha poltica. Jaramillo acept y en 1961 al frente de 5000 campesinos ocup las llanuras de Michapa y el Guarn, para impedir el proyecto agrcola e hidrulico que pretenda la irrigacin con aguas del Ro Amacuzac, de esta zona ambicionada por polticos influyentes y funcionarios en turno que estaban comprando rpidamente estas tierras.(19) El proyecto se apag y el conflicto ces, pero el 23 de mayo de 1962 Rubn Jaramillo fue asesinado en compaa de su esposa embarazada y de sus tres hijos, mostrando claramente que el gobierno en el poder, que haba emanado de la Revolucin, ya jams estara al lado del pueblo, y jams estara de acuerdo con las causas que haban originado la Revolucin.

    (19) Ramn Danzs In Memoriam El apogeo de la Inconformidad Alejandro Gonzlez Prieto www.memoria.com.mx

    http://www.memoria.com.mx/
  • La respuesta de la lucha popular fue la formacin de la Central Campesina Independiente (CCI),en enero de 1963, dirigida por el lider campesino sonorense Ramn Danzs Palomino, maestro rural egresado de la Escuela Normal Rural de Ures, trasladada despus al Quinto, Son.; que apoyado en el Movimiento de Liberacin Nacional enarbolado por el expresidente Lzaro Crdenas y por lderes agrarios regionales de la talla de Arturo Orona en Coahuila, lograron formar el Frente Electoral del Pueblo, desde cuya plataforma se lanz como candidato a la presidencia de la Repblica en una desigual lucha contra el candidato oficial Gustavo Daz Ordaz en el ao de 1963.

    Ramn Danzs Palomino candidato del FEP a la Presidencia de la Repblica (20 )

    (20) Ramn Danzs In Memoriam El apogeo de la Inconformidad Alejandro Gonzlez Prieto www.memoria.com.mx

    http://www.memoria.com.mx/
  • b).- El Movimiento Candelillero. La dcada de los sesentas se distingui desde su inicio por una efervescencia revolucionaria que hizo hervir en muchas partes el caldero de la poltica. En Coahuila fue particularmente importante el movimiento candelillero de los campesinos del desierto organizados en la Unin de Ejidatarios Candelilleros UEC que se inici en Ocampo y Cuatrocinegas, dirigida por Beln Lpez Maldonado, (presidente), Luis Pinales Vaquera, (vicepresidente), Jos Cruz Pinales, (secretario), y Victor Castillo (tesorero), todos originarios de Ocampo, excepto su tesorero que era ejidatario de El Oso, Ejido de Cuatrocinegas. Esta Unin mantena en Mxico una Comisin Permanente encargada de las gestiones, dirigida por Benito Urrutia Garza (Presidente), Sixto Ibarra Orozco (Secretario) y Hctor Decanini Z. (tesorero). La Unin agrupaba en 1960 a 4200 candelilleros de mas de 70 ejidos de los Estados de Coahuila, Durango, Chihuahua, Zacatecas y Nuevo Len. Curiosamente la UEC tuvo en sus inicios como asesor jurdico al Lic. Ros de Hoyos que era mayor del ejrcito en la Cd. de Mxico y consejero de este movimiento social. Los terratenientes de Coahuila lo acusaron de agitador y las autoridades militares le dieron su cambio a Ixtepec, Oax.., por lo cual el joven licenciado de Torren,Coah., Raul Tood Estrada se hizo cargo de la asesora jurdica y y de la conduccin intelecual del movimiento a partir de abril de 1960. La UEC celebr en septiembre de ese ao su primer Congreso efectuado en Cuatrocinegas, con la asistencia de representaciones de 117 ejidos, en el cual elevaron al Gobierno Federal, entre otras, las siguientes demandas: 1.- Que se pague a 12 pesos el kilo de cera de candelilla. 2.- Que la candelilla sea explotada solamente por los ejidatarios candelilleros. 3.- Que se cancelen los permisos de explotacin de candelilla a los terratenientes de la regin. 4.- Que se forme una Unin de Ejidatarios Productores de cera de candelilla con los remanentes de ms de 20 millones de pesos acumulados en el Banco de Comercio Exterior. 5.- Que se formen nuevos ejidos candelilleros en las tierras ocupadas por los grandes latifundios de la zona desrtica que suman mas de 20 millones de hectreas.

  • Lic. Ral Tood Estrada, asesor de la UEC Esta ltima peticin fue la que levant el temor y la indignacin de los ricos y prsperos ganaderos de Coahuila, poseedores de grandes extensiones de tierra, pues desde julio de ese mismo ao los campesinos haban formado el Bloque defensor de la Constitucin y el Comit Ejecutivo de Colonizacin que luchaban por la afectacin de los latifundios coahuilenses que se encontraban de manera inconstitucional dentro de la faja de los 100 kilmetros paralela a la frontera afectando los municipios de Jimnez, Zaragoza, Mzquiz y Ocampo. El 25 de diciembre de 1960 Ral Tood Estrada asisti en su calidad de reportero del peridico Excelsior a un mtin de campesinos de Mzquiz celebrado en Saltillo, cuando fue aprehendido por la Polica Judicial Ganadera del Estado. Tanto sus familiares como sus compaeros de la UEC lo buscaron en todas las crceles sin que lograra saberse nada. El asesor poltico de los candelilleros haba sido limpiado convirtindose en el primer desaparecido poltico de la trgica dcada de los aos sesentas. El movimiento candelillero fue entonces objeto de persecucin.

  • En marzo de 1961 doce campesinos entre los que se hallaban dos menores de edad fueron encarcelados en Monclova y en mayo de ese mismo ao, Beln Lpez Maldonado, promueve en Piedras Negras juicio de amparo No. 267/961 para proteger a 28 campesinos peticionarios de tierras contra quienes se haban liberado ordenes de aprehensin. El Movimiento Candelillero se uni entonces a los Ixtleros para formar el Frente Campesino de Productores de Ixtles y Cera de Candelilla que organizaron las Caravanas de hambre a la ciudad de Mxico en diciembre de 1961 y mayo de 1962. Avecillas de los campos acompaen mi cantar,

    que se escuche por doquiera, lo que les voy a contar. Es el corrido de un hombre inteligente y sencillo, un joven profesionista de la ciudad de Saltillo. A l solo le preocupaba la miseria en que vivan, candelilleros e ixtleros, por eso los defenda. Dej las comodidades por recorrer las llanuras, estriles y sedientas, calcinadas y desnudas. Abandon a sus parientes, se fue a vivir al jacal, y junto a los campesinos comparti mesa frugal. Y sinti en su propia carne el sufrir de los ixtleros, pobladores del desierto como los candelilleros. El serva con voluntad porque era hombre valiente, sin comisin oficial l protega a la gente. Todas las autoridades, los viejos latifundistas, soldados y policas lo anotaron en sus listas. Tambin los explotadores-tal vez para negociarlo- y toda clase de esbirros tal vez para eliminarlo- Toditos los campesinos le entregaron su amistad, su nombre fue conocido, pero ya no volver. Fue en el ao del sesenta, presente lo tengo yo, todo el pueblo se alarm el veintisis de diciembre. Los policas del estado lo aprehendieron ese da, a la crcel lo metieron y de l nada se saba. Su pobre madre lloraba, con firmeza demand: Castigo a los responsables pero nadie la escuch. En silencio qued todo y de ignominia cubierto el expediente de un rgimen cuando lo dieron por muerto. Los malditos asesinos que no tienen compasin, son los modernos verdugos de nuestra Revolucin.

  • Secuestrado y torturado as fue este camarada, amigo de los del campo era Raul Tood Estrada. As caen siempre los hombres entregados a servir, al pueblo desheredado y por l han de morir. As como a Tood Estrada pero en el sesenta y dos, cay Rubn Jaramillo, el gobierno lo mat. Algn da se har justicia, del gobierno no esperamos, ser nuestro propio pueblo el que la haga con sus manos. Vuelen, vuelen avecillas, lleven su canto sencillo, Y cuntenle al campesino lo que sucedi en Saltillo. Ya los campos estn tristes y el desierto mas sin vida, no se olviden campesinos, que esto sucedi en Coahuila. En los caminos del Norte tu recuerdo seguir, y all entre la lechuguilla nunca se te olvidar. Se te recuerda en Chihuahua, en San Luis y Nuevo Len, en Coahuila y Tamaulipas, con todito el corazn. Ya me despido, seores, me voy por esa caada, Voy a avisarle a mi pueblo que ya muri Tood Estrada. (21)

    c).- Luchando en la Laguna. Al lado de los ixtleros y candelilleros, de la Central Campesina Independiente y del Frente Electoral del Pueblo, el Profr. Teodoro Aguilar Bermea le toc luchar cuando estuvo al frente de la Escuela Normal Rural de Santa Teresa, Coah., -sus alumnos decan que era el segundo de Lzaro Cardenas en la Regin Lagunera-. En ntimo contacto con el lider agrario, socialista y lagunero Arturo Orona, ambos miembros del Partido Comunista Mexicano, fueron planeadas y ejecutadas las visitas de campaa de Ramn Danzs Palomino por Coahuila y la Regin en 1963, as como la participacin de estudiantes y maestros en los problemas de los campesinos y en las luchas obreras y agraristas que en ese tiempo fueron el pan de cada da. (21) Corrido a Raul Tood Estrada

    Braulio Alonso Madrid, discpulo del Profr. Teodoro Aguilar Bermea Revista En Marcha, 1965

  • No tiene usted miedo de traer a la Escuela al candidato Danzs Palomino, sabiendo que el gobierno le puede quitar su trabajo?....-Yo traje a Ramn a mi casa, no a la Escuela, no he convocado a los alumnos y maestros para un acto poltico, yo a mi casa puedo traer a quien yo quiera- (21) En ese ao de 1963 la generacin de egresados de la Escuela Normal Rural da Santa Teresa, Coah., invit como padrino de generacin al Dr. Fidel Castro Ruz, que si bien no pudo asistir, envi a su embajador como representante, el cual lleg a la Escuela varios das despus por una confusin en la fecha, pero este acto explica por s solo la euforia ideolgica que impregnaba a la Escuela y a la Regin Lagunera en estos aos de lucha en que el Profr. Teodoro Aguilar Bermea actuaba como uno de sus principales lderes. Fuimos con el Profr. Teodoro al Ejido La Perla a un acto de campaa poltica acompaando a Danzs Palomino; fuimos sin hacer ruido, mas que un acto pblico fue un acto clandestino, el Frente Electoral del Pueblo nunca fue aceptado como Partido Poltico y dondequiera que se manifestaba era objeto de represin y de persecucin, sus lderes deban actuar sigilosamente para no ser aprehendidos y acusados de disolucin social. Terminamos el acto y de ah nos trasladamos al Ejido El Cuije, apenas estbamos terminando el acto cuando varios campesinos llegaron a decirnos: -vyanse rpido que los de la judicial ya llegaron a la Perla- (22) La Direccin General de Enseanza Normal nunca estuvo de acuerdo con las actividades polticas del Profr. Bermea y ejerci su represin cuantas veces pudo para intimidarlo o para menospreciar su trabajo como sucedi en la Jornada Cultural y Deportiva efectuada en Zaragoza, Puebla en el ao de 1964, en la cual el alumno de Santa Teresa Jess Montoya Galvn, mejor conocido como El Cheroke compiti en el Concurso nacional de declamacin con el poema Canto a Morelos, escrito por el Profr. Bermea y a la vista de todos se vi que gan, pero perdi, por un curioso veto expresado en estas palabras: para no hacerle gordo el caldo a un comunista.Cuando el maestro de ceremonias durante la premiacin pidi que el autor de este poema se pusiera de pie para darle un aplauso el Profr. Teodoro Aguilar Bermea no se levant, en seal de protesta por el evidente gane que le hicieron en el concurso, pero entonces el aplauso del pblico fue ms grande y mas importante que el trofeo. (21) Entrevista en Marzo del 2007 Profr. Antonio Caldern de la Cruz. (22) Entrevista en marzo del 2007 Profr. Armando Perales Daz

  • CANTO A MORELOS Canten otros la pica jornada de Cuautla; Cuenten otros la historia de tu espada Flamgera en combate; digan otros tu gloria militar Generalsimo. Yo, Con voz que empieza a germinar apenas, Quiero hablar de tus sueos agraristas, Quiero darte las gracias porque abriste -porque dejaste para siempre abierto- el camino del hombre hacia la tierra; luto y sangre y dolor -como amapolas- la vida de Zapata y Lucio Blanco, de Rubn Jaramillo y Tood Estrada, camino en cuyo polvo dej impresa su huella singular Lzaro Crdenas. Quiero decir tambin, varn adelantado, con nudo de vergenza en la garganta: Que a mas de un siglo de tu gesta augusta an hay campesinos sin parcela; que a mas de un siglo de tu voz, en nuestra tierra, an no son iguales, como t soaste, los hijos del seor y el carbonero; que an hay extranjeros en tu suelo que se llevan el pan y la manzana de los nios el sueo y la sonrisa de las madres, la esperanza y la rabia de los jvenes y pulmones y nervios de los hombres. Mas no todo es pavor y desconsuelo, la flor de la esperanza yo la cuido en Coahuila y en Chihuahua una muchacha, hija de un campesino; un joven pescador en Veracruz, vela por ella, y en Valladolid nativa los estudiantes la mantienen viva.

  • Un minero hidalguense baja y sube con ella por el tiro sombro de la mina; un indio maya la protege con espinas y fibras de henequn. En el sur y en el norte, junto al Golfo, en la brava costa occidental, dondequiera, dondequiera est viva, va creciendo la flor de la esperanza y maana, Maana que los hombres nos pongamos de acuerdo, cuajarn los manzanos aromas y sabores en un cuarto sin tapias, ni rejas ni candados, florecer la milpa colores de concordia en la tierra que el hombre habr de hacer suya, a fuerza de sentirla fecunda y generosa; en la era dorada tendremos trigo nuevo sin paja de egosmo y en las amplias alfombras de verdes pastizales pacer carne roja semoviente energa- que repare las fuerzas consagradas al yunque y al arado y al libro, y un da volver para decirte con voz completamente germinada que en tu suelo, ya son iguales como t soaste, los hijos del seor y el carbonero.(23)

    (23) Esta composicin potica del maestro Aguilar Bermea, escrita en Santa Teresa, Fue muy conocida por los campesinos de la CCI que la hicieron llegar a las organizaciones similares de Amrica Central y al gran Movimiento de los sin tierra de Brasil.

  • d).- El hombre transparente, el poeta.

    La belleza es uno de los valores supremos de la humanidad, su cauce desemboca en el arte, su percepcin depende de la sensibilidad y de la interpretacin, fenmenos ambos operados en la mente humana y por tal motivo completamente subjetivos. Pero esta subjetividad es uno de los ms altos resultados de la evolucin que ha dado lugar a la inteligencia, mediante la cual, la materia cobra conciencia de s misma (24). La aguda percepcin de la belleza hace que el artista se convierta en un intrprete , que ofrece a los dems una visin ms acabada del mundo, pero el artista no solo es un perceptor y un intrprete, sino un creador, en cuya maquinaria su visin del mundo se transforma y aparece luciendo formas inesperadas, luces y sombras diferentes, brillos y colores nuevos. El poeta es el artista de la palabra, el ser ms transparente del mundo, porque en su corazn no hay lugar para la opacidad, su vida transcurre como un caudal de agua cristalina que va purificando todo lo que encuentra a su paso. Su materia prima, la palabra, es su herramienta de expresin y con ella como un Dios va creando el universo. Vocablos amados, brillan como piedras de colores, saltan como platinados peces, son espuma, hilo , metal, roco. Persigo algunas palabras. Son tan hermosas que las quiero poner todas en mi poemalas agarro al vuelo cuando van zumbando, y las atrapo, las limpio, las pelo, me preparo frente al plato, las siento cristalinas, vibrantes, ebrneas, vegetales, aceitosas...Entonces las revuelvo, las agito, me las bebo, me las zampo, las trituro, las emperejilo, las liberto, las dejo como estalactitas en mi poema, como pedacitos de madera bruida, como carbn, como restos de naufragio, regalos de la olatodo est en la palabra(25)

    (24) Dialctica de la Naturaleza Federico Engels

    (25) Confieso que he vivido. Pablo Neruda.

  • Como poeta el Profr. Teodoro Aguilar Bermea, nos dej visiones resplandecientes de su tierra Coahuila, y de su refinada sensibilidad que son dignas de permanecer y de ser conocidas por los nios, por los maestros y por todos los coahuilenses: La ma es una tierra extraa cuando se cansa de vestidura que todo el ao es parda, con las monedas lquidas que guard en la alcanca de sus plantas xerfitas -ella que siempre es tan avara- va a la tienda y se compra una tnica blanca. Pero no basta a su coquetera asombrar a los hombres con el blanco milagro de sus flores de palma,todava se gasta unos cuantos centavos en comprar unas cintas altamente encarnadas y se prende a las trenzas, los vistosos listones en flor de la albarda.(26)

    (26) A la coquetera de mi tierra Teodoro Aguilar Bermea

  • En la atmsfera triste en que me pierdo sin el faro gentil de tu presencia. el aire es amplio perfume de recuerdo y el cielo inmensa parbola de ausencia. La tarde misma parece que se queja de un agudo principio de neuralgia y el horizonte difano, semeja un listn incoloro de nostalgia. Por el llano vaco de reflejos va rodando mi voz,-sueo y anhelo- dibujando tu nombre en el espejo Intensamente plido del cielo. (27) Sol vertical cuando vino tangente cuando se fue ay como duele, camino tenerte que recordar. Era nia cuando vino, cuando se march, mujer. Siempre adelante, camino, jams podremos volver. Marcha triunfal cuando vino, fnebre cuando se fue. Cul nueva marcha, camino, habremos de conocer?. Afirmacin cuando vino, Pregunta cuando se fue. Porqu se march, camino? Porqu se march, porqu? (28)

    (27) .? Teodoro Aguilar Bermea

    (28) Interpelacin al camino Teodoro Aguilar Bermea

  • VI.- ltimos pasos. En septiembre de 1966 el Profesor Teodoro Aguilar Bermea llega como director a la Escuela Normal Rural de El Quinto, Son., que haba sido Regional Campesina en los tiempos de Narciso Bassols y Normal Regional de Ures en los tiempos de Vasconcelos, Fue all donde se form ideolgicamente el lder magisterial y campesino Ramn Danzs Palomino, y fue en esa regin donde se vincul con los yaquis que le llamaban el Yori bueno. Estuvo con nosotros en los momentos ms difciles, comiendo o no comiendo, durmiendo o no durmiendo, como si fuera de nuestra raza(29). Don Teodoro form en la Normal del Quinto un equipo de maestros excelentes, entre los que figuraba uno de sus exalumnos de Santa Teresa, el Profr. Alfonso Valds Quiroz, su exalumno de San Marcos, Zac. el Profr. Manuel Mortn C. y el maestro Chiapaneco egresado de la Normal Rural de Mactumactz, Chis., Everardo Velasco Delgado, que posteriormente fuera Subdirector de organizacin y Control Educativo de la Direccin General de Educacin Tecnolgica Agropecuaria en el momento de la expansin de ese subsistema educativo. En la Normal del Quinto, Sonora, el Profr. Teodoro no dej de asesorar a los campesinos en su lucha por la tierra y por la solucin de sus problemas ancestrales y de participar en los movimientos obreros y en la defensa de la educacin popular. Salamos de nuestras clases y nos bamos a hacer guardias en la invasin de tierras de Estacin Don a platicar con los campesinos para informarles de los avances de las gestiones que se hacan en Mxico en las dependencias agrarias, y al otro da a las cinco de la maana nos trasladbamos a la Escuela para empezar de nuevo nuestras clases a las 6 de la maana, era una rutina que no sentamos, porque estbamos jvenes y porque estbamos seguros que nos asista la razn.(30) (29) Ramn Danzs In Memoriam

    El apogeo de la Inconformidad Alejandro Gonzlez Prieto www.memoria.com.mx

    (30) Entrevista con Alfonso Valds Quiroz Exalumno de Santa Teresa, Coah.

    http://www.memoria.com.mx/
  • En 1969, gruesos y negros nubarrones, ensombrecan el Sistema de las Escuelas Normales Rurales, el gobierno de Gustavo Diaz Ordaz estaba decidido a acabar con ellas porque eran, nidos de comunistas, lo que en parte era cierto porque gran parte del personal que en ellas laboraba proceda de la etapa cardenista, tiempos en los que esta ideologa era necesaria para el gobierno que estaba decidido a apoyar al pueblo humilde y a cumplir los postulados de la Revolucin. Las Normales Rurales fueron tal vez el nico Subsistema educativo que ideologiz de una manera estndar e intencionada a muchas generaciones de maestros, si bien, no para ser comunistas, pero si para cumplir eficazmente con su papel de maestros rurales, educadores y gestores sociales del desarrollo de la comunidad. La Federacin de Estudiantes Campesinos Socialistas de Mxico que agrupaba a las Sociedades de alumnos de las Escuelas Normales Rurales, haba participado directa o indirectamente en todas las luchas recientes del pueblo. El 23 de septiembre de 1965 el joven maestro rural Miguel Quiones Pedroza, egresado de la Normal Rural de Salaices, Chih., haba cado muerto en el asalto guerrillero al Cuartel de Cd. Madera, Chih., junto al maestro de la Normal Rural de Saucillo, Chih. Pablo Gmez Ramirez, que luchaban en la guerrilla dirigida por el tambin maestro rural de la Normal del Estado de Chihuahua, Arturo Gmiz Garca. La Federacin de Estudiantes Campesinos Socialistas de Mxico haba participado tambin en los recientes movimientos estudiantiles que desembocaron en la matanza de Tlaltelolco la noche del 6 de octubre de 1968. El movimiento se radicaliz al grado que en esos momentos se hablaba de si vala la pena seguir estudiando o convertir las escuelas en trincheras de lucha para desde ellas hacer la revolucin. En medio de estas gravsimas circunstancias, en abril de 1969 hubo un Congreso de Educacin Normal en la ciudad de Saltillo, Coah. al que asisti como director del Quinto, Son., el Profr. Teodoro Aguilar Bermea. En este Congreso se debati la idea del cierre de las Escuelas Normales Rurales, naturalmente revestido de un sutil camuflage que proclamaba como el ms alto avance pedaggico, la incorporacin del bachillerato a la carrera normalista y por lo tanto la separacin del ciclo secundario de los internados de Normales Rurales.

  • La idea completa era que la mitad de las Escuelas Normales Rurales del Pas quedaran exclusivamente como Normales y la otra mitad quedaran por lo pronto como secundarias mientras se vea la posibilidad de convertirlas en Bachilleratos pedaggicos que tuvieran su continuidad en las Normales. Tanto el Profr. Teodoro como otros compaeros directores que profesaban su misma ideologa estuvieron luchando en el Congreso contra los funcionarios de la Direccin General del Subsistema que en ese momento, no eran mas que los instrumentos del gobierno en turno para consumar una medida ejecutiva ordenada desde los ms altos niveles de decisin. El acuerdo del Congreso se tom y el Consejo Nacional Tcnico de la Educacin emiti el dictamen mediante el cual dejaban de existir el 50 % de las Escuelas Normales Rurales del Pas entre ellas la de Santa Teresa en Coahuila, que se convirti en Escuela Tecnolgica Agropecuaria. Con todo ese pesar en su corazn, el Profr. Teodoro Aguilar Bermea se traslad a Mxico para arreglar asuntos de la Escuela de Sonora que l diriga. Era mi amigo,..un da antes de que saliera a Mxico, estuve con l, cenamos y lo acompa a su hotel.., no saba que era la ltima vez que lo vera.. (31) Lo v venir hacia el hotel con un zapato en la mano, nos explic que le haba hecho unas ampollas porque eran nuevos y le quedaban algo apretadosfue la ltima vez que lo v en vida.. (32) El da 6 de mayo de 1969, aproximadamente a las 9 de la noche, se encontraba en una clnica en espera de una sobrina para llevarla a casa, cuando sinti los primeros sntomas del malestar. Fue traslada do a una clnica de emergencia, donde se le prestaron todos los medios para su tratamiento, pero en menos de media hora haba muerto por infarto al miocardio. (33)

    (31) Entrevista en Saltillo (marzo 2007) Profr, Arturo Berrueto Gonzlez (32) Entrevista en Torren (marzo 2007)

    Profr. Armando Perales Daz. (33) Hombre y maestro.

    Eusebio Vsquez Navarro, Pag. 11

  • En Saltillo, Coah. El Profr. Arturo Berrueto Gonzlez, recibi una llamada telefnica de la Profra. Luz Elena, esposa del Profr. Bermea, quien le comunic la fatal noticia. Le habl a Don Enrique Martnez el viejo, encargndole el traslado del cuerpo de mi amigo en su funeraria desde Mxico hasta Saltillo donde lo esperaran sus familiares y luego a Jurez, su tierra natal donde sera sepultado, aqu en Saltillo la carroza se detuvo algunas horas y nosotros logramos juntar algunas personas de los que fuimos sus mejores amigos para darle el ltimo adis. (34)

    El da 7 por la noche, nos reunimos -un apreciable nmero de amigos y de sus compaeros de generacin y contemporneos en la Escuela Normal en la capital del Estado de Coahuila, para velar su cadver. Otro da, el 8 por la maana, nos fuimos para que Teodoro fuera sepultado en el lugar de su nacimiento, acompandolo hasta el pequeo y empobrecido pueblo de Jurez, pequeo pueblo al que cant con emotivos versos y al que amaba tanto que, sus cinco hijos los cinco hurfanos- sin haber nacido ah, fueron registrados en Jurez como si sobre su suelo hubieran nacido. A las seis de la tarde de ese da 8, bajo una lluvia fra que ces al llegar al panten, sus amigos nos congregamos al borde de su tumba, haba personas y delegaciones de las Escuelas Normales Rurales de Tenera, Estado de Mxico; de Saucillo, Chih.; de Santa Teresa, Coah.,y que en lugares tan lejanos como Tlaxcala y Sonora para mencionar otros- amigos y discpulos suyos, vivieron momentos de pena por la imposibilidad de estar presentes. Tanto los Profesores Berrueto Ramn como Aguilera Dorantes-Subsecretario General y Oficial Mayor de la SEP- como muchas otras personas destacadas hicieron llegar sus condolencias porque, el hombre que dej la vida, era, mientras vivi, un tesoro humano para los suyos y para los dems (35) (34) Entrevista en Saltillo (marzo 2007) Profr, Arturo Berrueto Gonzlez (35) Profr. Jos Santos Valds

    Peridico Regiomontano El Porvenir 22 de mayo de 1969

  • Tumba del Profr. Teodoro Aguilar Bermea en Jurez, Coah.

    Placa de mrmol en la Escuela Normal Rural de Santa Teresa, Coah.

  • El 23 de junio de 1969 sus alumnos de la Escuela Normal Rural de Santa Teresa, Coah. realizaron una ceremonia pstuma en la cual develaron un monumento con una placa de mrmol que simboliza el reconocimiento de varias generaciones al maestro que dej con su ejemplo un camino a seguir y una tica para practicar por los maestros rurales que crean en la justicia social y en la redencin del pueblo de Mxico. En esta ceremonia habl a los estudiantes el Profr. Jos Santos Valds que actuaba como Inspector Especial de las Escuelas Normales Rurales de la Zona Norte y dijo:

    Alumnos de Santa Teresa Durante el Homenaje pstumo Para esta ocasin pude haber escrito un largo trabajo. Los aos en los que estuve pendiente de la vida y la obra del joven maestro Teodoro Aguilar Bermea, dejaron en mi memoria y en el rincn de mis afectos, recuerdos mltiples de palabra y de actos, de acciones concretas y de sueos humanos que, de haberlo querido, hubieran llenado decenas de pginas, sin embargo este trabajo es breve. No quiero que las muchas palabras diluyan la importancia de lo que, en ceremonias como esta debe decirse. Lo que aqu se diga es mensaje que aspira a ser rector de la conducta de los que escuchan y que, como hijos del espritu, promovieron el acto en el que nos encontramos. Unos minutos mas y nos habremos retirado de aqu. Dejaremos una pieza marmrea historiada con las palabras de su nombre y esto, que es muy importante, lo es mucho menos que la aspiracin suprema de alcanzar que todos y cada uno de sus discpulos, que todos y cada uno de sus hijos,

  • tengan presente que la mejor manera de honrar a los grandes y Teodoro fue un grande en la Educacin Rural de Mxico- es la de tener presentes siempre sus virtudes y sus pensamientos, para convertirlos en la razn de la existencia nuestra, en los mviles de nuestra conducta. Importa y mucho no olvidar, jams, lo que Teodoro Aguilar Bermea, nuestro joven maestro desaparecido, represento: Vivi y luch por que la justicia social y la cultura fueran patrimonio de todos los mexicanos. Am la verdad. La busc con avidez y en las peores circunstancias para l, jams la traicion. Am la justicia y por amarla como la amaba, en todos los momentos de su vida trat de alcanzarla pues la consider como supremo bien humano. Am la belleza: No la que se encierra en crcel de cristal ni la que esplende desde lo alto de la cumbre, sino la que es capaz de bajar a la tierra y de vivir al sol y al aire despertando la emocin aliviadora de la conciencia y el corazn de los humildes.., de los pobres, de los que trabajan con la mente o con las manos, pero que trabajan forjando la grandeza del hombre. Amaba el trabajo como supremo bien: Instrumento nico que hace posible la existencia humana y que es, a un tiempo mismo, fuente de todo conocimiento y que es, a un tiempo mismo, fuente de todo conocimiento y el necesario marco de la educacin cuando, aspira a transformar, en un sentido de progreso, la sociedad humana. Amaba la libertad como a la madre capaz de darle a los hombres la humana dignidad y el disfrute de ese otro bien supremo que es el de la democracia. Entreg a estos y a otros altos valores su vida ejemplar. Pudimos verlo, sentirlo, apreciarlo, grvido de humano calor que lo haca entregarse apasionadamente a la tarea de trabajar para los humanos, a los que amaba sobre todas las cosas y a los que consideraba como fines de s mismos y no como medios para alcanzar otros fines que negaran el humanismo poderosamente arraigado en su conciencia y en su corazn. Teodoro fue por consecuencia un maestro veraz; dueo de una honestidad sin cuarteadoras; que am a sus semejantes y de manera especial a los jvenes y a los campesinos, circunstancia que lo llev a vivir duros momentos que son de amenaza para los indecisos, para los oportunistas, los acomodaticios y los cobardes-, momentos d e los que sali limpia y radiante su personalidad de hombre y de maestro. Apasionado de su trabajo de educador, no tuvo horario: este quedaba condicionado por las exigencias del hacer en la gran tarea que se ech a cuestas: Educar a la juventud. Hombnre amante de la libertad, de la justicia social y de la dignidad humana, por dondequiera que anduvo dej clara la seal de su

  • conducta: Siempre estuvo con el pueblo, al lado de los pobres. Am las cosas bellas de la vida, pero esa belleza la hizo llegar a la juventud y a los campesinos, en forma de msica, de danza, de teatroFue adems como hombre y como maestro, dueo de un optimismo contagioso que le permiti ganar voluntades y corazones. Sus exalumnos han propiciado esta ceremonia. Ojal que despus de celebrada quede, en cada uno de ellos, la descisin de vivir, que es la de trabajar y luchar, siguien do la luminosa huella del maestro cuya memoria honramos hoy. Y por ltimo, que su madre, su viuda, sus hijos, sus hermanos y dems familiares, vivan orgullosos del hombre cuya vida, con honda, profunda y sincera emocin, recordamos hoy.

    Profr. Jos Santos Valds

  • El 12 de mayo del 2005 La Escuela Secundaria Tcnica No. 75 de la ciudad de Gmez Palacio, Dgo. llev a cabo una emotiva ceremonia para honrar la memoria del Profr. Teodoro Aguilar Bermea asignando su nombre a este plantel educativo gracias a la iniciativa de uno de sus discpulos, el Profr. Jos Luis Rodrguez Vega. En este acto se distribuy un pequeo pero muy bien logrado librito biogrfico titulado Hombre y Maestro, escrito por el profesor y periodista Eusebio Vsquez Navarro que fue otro de sus discpulos. En este mismo da la Delegacin de maestros jubilados de Francisco I. Madero, Coah., convoc a todos los egresados de Santa Teresa, Coah. para asistir a un acto de develacin de una placa alusiva a su maestro en la columna principal del monumento al maestro rural erigido en la calle principal de esta ciudad lagunera. Todas estas acciones efectuadas a una distancia de 36 aos de su muerte revelan por s solas que el Profr. Teodoro Aguilar Bermea fue un maestro imposible de ignorar en la historia educativa de Coahuila.

    Escuela Secundaria Tcnica No. 75 Profr. Teodoro Aguilar Bermea

  • He de llamar aqu como si estuvieran hermanos: Sabed que nuestra lucha continuar en la tierra. Continuar en la fbrica, en el campo, en la calle, en la salitrera. En el crter del cobre verde y rojo en el carbn y su terrible cueva. Estar nuestra lucha en todas partes, y en nuestro corazn estas banderas que presenciaron nuestra muerte, que se empaparon en la sangre vuestra, se multiplicarn como las hojas de la infinita primavera. (35) (35) Estn aqu Pablo Neruda.

  • VII.- testimonios

    Profra. Luz Elena Ornelas Montana (esposa) Como era Teodoro Sobre su carcter e ideales se puede decir mucho, sintetizando le dir que fue recto en su forma de pensar y actuar, honrado en el sentido completo de la palabra, sencillo, sin dobleces, carente de sentimentalismos y costumbres superfluas, aun cuando el ambiente no le era muy benigno se mantuvo libre de servilismos y convencionalismos, no acept un ascenso que le privara de seguir orientando a los alumnos en su formacin como maestros. Era materialista, comprenda y explicaba perfectamente la evolucin de la sociedad, deseaba crear en los alumnos una conciencia de clase, como hijos de campesinos, para as lograr la igualdad en derechos como seres humanos; crear en ellos un anhelo perenne de lucha por las causas mas nobles, a la vez que la superacin personal y el mejoramiento de la educacin. (36 ) (36) Datos Biogrficos del Profr. Teodoro Aguilar Bermea. Profra. Luz Elena Ornelas Montana. (esposa)

  • Profr. Alfonso Valds Quiroz (Exalumno) Una persona fuera de serie. Sabemos que se fue, pero aun sentimos su presencia que nos gua y compromete a seguir siendo profesionalmente rectos. Es difcil escribir sobre el Profr. Teodoro Aguilar Bermea. La semblanza de su vida humanista y profesional quedara trunca e inconclusa, porque su recuerdo y la herencia cientfica que nos dej todava vive en nosotros, adems de que nos ahogara su poesa, su quehacer poltico, su ideologa. Quienes tuvimos la oportunidad de conocerlo, de tratarlo y convivir con l y compartir su accin incesante, siempre llevamos su ejemplo y sentimos la confianza con que crey en nosotros y nos hace positivos, crticos, analticos, propositivos y siempre inconformes con la realidad social en que vivimos para que no nos venza y aspiramos a transformarla. Los que tuvimos la fortuna de vivir junto a l hasta el ltimo momento, podemos definirlo como un hombre excepcionalmente culto, exageradamente modesto y por dems sensible y humano. Lector insaciable, asimil la cultura y la supo trasmitir.

  • Todo lo que el hombre ha creado para servir a la humanidad, era parte de su ser. Al tenerlo cerca siempre, entendimos lo que era la ciencia, la tecnologa, el arte, y pocos eran capaces de hablar de filosofa., de explicar de manera sencilla y profunda las ideologas. Aprendimos en sus clase de Historia del Arte, de Arquitectura, de Pintura, de Danza, Literatura y Antropologa. Siempre atento a los momentos polticos, econmicos y sociales, lo haca admirado por todos nosotros y al comunicarnos esos hechos nos haca participar concientemente. Digno de respeto, nos brind su amistad y la sentimos como maestro, director y compaero de trabajo. Fue un maestro en el cultivo de ese valor supremo de la humanidad que es la amistad, esa que confunde a los seres en la lucha, la esperanza y la felicidad. El maestro Teodoro, con su temperamento y carcter fuertes, confunde a muchos, pero quienes lo recordamos aun sentimos su nobleza y estimamos la lealtad con la que se entreg a las causas del pueblo por el que luch. Qu alegra recordar a ese maestro que se confunda con nosotros en la prctica del bsquetbol, el bisbol y volibol, donde siempre su equipo de maestros ganaba a fuerzas!!, con trampas, y dejando pendiente el juego cuando iba perdiendo, pero terminaba cenando en el comedor con nosotros. En algunas ocasiones nos invitaba a Torren y cuando menos esperbamos nos encontrbamos en una exposicin de pintura, continubamos en el teatro y terminbamos cenando en un puesto de tacos en plena calle, comentando las mejores escenas de la obra recin vista. Ese maestro que apasionado de la Antropologa, nos conduca a cuevas, arroyos y desiertos buscando nuestra identidad, actividad que termin por interesar a muchos compaeros. Slo ahora, recordndolo, nos damos cuenta que nos hizo profesionistas estudiosos e inconformes, al grado de que cada uno de sus alumnos hemos dejado algo de l y de nosotros en donde nos toc laborar. (37) (37) Tomado del libro Hombre y Maestro del Profr. Eusebio Vsquez Navarro.

  • Profr. Eusebio Vsquez Navarro Hombre y Maestro Leal a sus convicciones como hombre, el Profr. Teodoro Aguilar Bermea fue como maestro un visionario. Sensible y humano como poeta, tambin fue un luchador de compromiso social. Su efmero paso por esta vida dej marcados a los que tuvimos el privilegio de formar parte de su escuela democrtica, de su siempre amena e interesante clase y de su incansable categora de luchador social. No instruy para el momento, educ para la vida. Trascendi y mucho de su persona como humano y como maestro se qued en sus alumnos como huella indeleble de su recia, singular e impactante personalidad. De carcter fuerte y explosivo, fue un hombre noble y bien nacido. No se conceban en su horizonte profesional y humano medias tazas sino tazas rebosantes y compartibles con el medio sociocultural y poltico que lo rodeaba y por el que vivi y muri comprometido. Aguilar Bermea vivi un tiempo que no fue el suyo. De contrastes y personalidad polmica, leg a los de su entorno humano y profesional, una fuerte carga: Actuar de acuerdo a los ideales que lo animaron en vida y que nos supo transmitir. El hombre y el maestro no han muerto. Viven an, porque su pensamiento y su espritu, su lealtad y su visin, se quedaron para siempre impresos en nosotros. Sus ideales constituyen una herencia humana y cultural que cual pesada losa, cuesta llevar, pero enorgullece.

  • YO ESTUDI GRACIAS A L. Yo no fui su alumno; fui solamente su compaero de trabajo. Lo conoc durante su estancia como Director de la Escuela Normal Rural Profr. Rafael Ramrez de Santa Teresa, Coah.,en mi calidad de mil usos. A pesar de que yo no perteneca al personal acadmico, l me hizo objeto de innumerables atenciones personales, de seguro mas por su innegable nobleza, que por mis pobres merecimientos. Cada tres o cuatro semanas, sobre todo los das domingos, casi al amanecer, l pasaba por mi casa para que lo acompaara al pueblo de Francisco I. Madero,-mas conocido como Chvez-,a una distancia de 7 kilmetros al poniente de Santa Teresa, a donde acudamos a disfrutar juntos de un rico menudo. Los temas de las largas conversaciones que en esos viajes sostena conmigo, el se acoplaba amablemente al pobre nivel intelectual de mi persona; nunca toc algn tema que corriera el riesgo de evidenciar mi ignorancia. [ ]En 1965 yo tena sed de aprender algo; cualquier cosa que mejorara un poco la aridez de mi saber. Eso era difcil, yo ni siquiera haba terminado la escuela primaria. En ese momento yo tena 35 aos y 5 hijos. En ese tiempo ya funcionaban los CECADIS, pero el mas cercano estaba ubicado en Gmez Palacio, Dgo.a una distancia que se recorra en 1:30 Hs.

  • Y en esa escuela el horario de clases era de 8:00 a 12:00 Hs.; cuando yo tena mi jornada laboral en la Normal y mi sueldo no daba para gastos de esa naturaleza. Para m la posibilidad de prepararme en el CECATI era solo un sueo imposible. Este tema lo platiqu con el maestro Teodoro en uno de nuestros paseos dominicales. El me escuch pero no me dijo nada en ese momento. Tres das despus de esa pltica, pas por mi casa para que furamos a comer menudo; me extra{o la invitacin y al regreso supe la razn de esta. En el trayecto el maestro detuvo el automvil y me dijo: En este mundo hay dos clases de locos, unos son aquellos de los que hay que huir para salvarse y los otros son aquellos a los que debe uno unirse para seguir haciendo mas locuras, yo me quiero unir una vez mas a sus proyectos, si es que lo que me coment es en serio. Si lo es, le repliqu. Me lo imaginaba, me dijo y ese proyecto ya empez a dar sus primeros pasos. Para que usted pueda cumplir con su sueo de estudiar tendra que salir de madrugada rumbo al CECATI, regresar a las 3 de la tarde a trabajar y a las 7:00 que saliera del trabajo, tendra que artender su compromiso con el grupo de teatro, de donde se desocupara alrededor de las 11 de la noche, por lo que no le quedara mucho tiempo para dormir. Eso sera lo de menos, le contest, pero mis ingresos econmicos no me permitiran esos gastos; de todas maneras le agradec que pensara en esa posibilidad. No Pedro, me contest, tambin pens en eso, y habl con los alumnos del Consejo de Administracin de Raciones y con la ecnomo, y estn de acuerdo en otorgarle una racin de alimentos del comedor escolar que sea una ayuda para su familia. Con ese ahorro podr hacer frente a los gastos de la escuela. Y as fue. Durante dos aos hice los cursos de Electricidad y de Mquinas- Herramientas, y sucedi lo que el me dijo, de lunes a viernes dorma muy pocas horas. [ ]A partir de esa preparacin mi situacin cambi diametralmente para seguir haciendo locuras, y alcanzar logros que de no haber sido por el maestro Teodoro, nunca habra visto cristalizados.[ ]Esto que escribo y que podra parecer un canto a mi ego, es mas bien un canto para aqul que puso la primera piedra.[ ]todo lo que despus logr por poco que haya sido-, ni en sueos hubiera podido hacerlo, si aquel hombre genial no hubiera credo en las locuras ajenas. Solamente los hombres como Teodoro Aguilar Bermea tienen la facultad de convertirse en mitos o en leyendas. Entre todos los grandes hombre que me toc conocer en mi vida, l destaca sobradamente entre ellos. Mazatln, Sin. 30 de abril del 2005 Pedro Balderas Arvizu

  • Carta al maestro Bermea, revolucionario. Al maestro Aguilar Bermea el mejor homenaje pstumo que se le debe de brindar, es ser congruente con su ideario poltico pedaggico, con su lucha en contra de un sistema de injusticias y desigualdades; de marginacin y corrupcin. El maestro Bermea fue un incansable comunista que entreg lo mejor de su vida para que en nuestra Patria ya no hubiera desigualdad. El Profr. Bermea fue un hombre comprometido con sus ideales, jams claudic en aras de una vida comodina. Parece que fue ayer en la dcada de los sesentas en que su fructfero andar por estas tierras laguneras, lo proyect como un impulsor y forjador de organizaciones sociales y polticas. Durante su estancia en la Laguna fund el MLN, Movimiento de Liberacin Nacional,y el FEP, Frente Electoral del Pueblo, con Ramn Danzs Palomino como candidato a la presidencia de la Repblica en 1964. Impuls la formacin de la FELD federacin de estudiantes Laguneros Democrticos. Su vocacin de maestro en toda la extensin de la palabra, lo llev a transformar la vida acadmica y cultural de la Normal Rural de Santa Teresa de la que fue director durante pocos aos. Aun se recuerda la organizacin de los viernes culturales donde pusiera en prctica la poesa coral y obras de teatro con contenido sociopoltico. Como catedrtico lo recuerdo impartiendo la materia de Problemas Econmicos de Mxico en donde manej con maestra el libro del Dr. Pablo Gonzlez Casanova: La Democracia en Mxico. Fue solidario con la Revolucin Cubana, lo cual le cost que en la difusora XEBF de San Pedro, Coah. fuera objeto de una campaa sistemtica de denostacin por parte del programa La voz amiga. Cada ao organizaba una caravana al celebrarse el aniversario de la Expropiacin Petrolera, el da 18 de marzo, muy a pesar del bloqueo y la prohibicin de las autoridades municipales sampetrinas, los alumnos nos las ingenibamos para sortear todos los obstculos, pero los mtines se llevaban a efecto.. Bermea era enemigo de la solemnidad y si estuviera entre nosotros , mejor organizara un acto cultural con contenido poltico. El Profr. Bermea tena un Don de lder natural, y carisma muy grande que provocaba que todo lo que emprenda contaba con el respaldo de alumnos y de los sectores sociales, sobre todo entre el campesinado regional, donde era muy apreciado.

  • Fue debido a su protagonismo, la causa de que, el gobierno buscara sacarlo de la Normal Rural y de la Regin Lagunera, pues se haba convertido en una amenaza para el sistema poltico y aprovecharon al sindicato de maestros para sacarlo de su centro de accin poltica. Bermea continu luchando en otros mbitos y fue fiel a sus principios hasta el final de su existencia. Muchos de sus amigos y compaeros lamentaron su pronta partida de este mundo y hasta se prest para sospechar de un posible atentado en su contra.. El mejor homenaje que le podemos brindar sus discpulos, es seguir su ejemplo; de un hombre ntegro, consecuente con sus ideas, sus principios, y por eso decimos: Iluminad maestros.., y de ser posible incendien.. Profr. Fernando Rodrguez Monarrez Profr. Carlos Cordero Jurez. P.D.

    Los dbiles no luchan, Los ms fuertes, quiz luchan unas horas, Los que an son ms fuertes, luchan aos, aos, Pero los mas fuertes, luchan toda su vida. Esos son los indispensables. Berthold Brecht

  • Profr. Antonio Caldern de la Cruz CASI UN LINCHAMIENTO Corra el ao 1963, febrero para ser exactos, cuando un grupo de alumnos de la tercera generacin de nuestra Alma Mater: Normal Rural Rafael Ramrez Castaeda de Santa Teresa, Coah., realizaba sus prcticas intensivas en Matamoros, Coah., concretamente en las Escuelas Primarias Apolonio M. Avils(de nios) Benito Jurez, (de nias) y Manuel Acua, (mixta); fueron amenazados con lincharlos por sus ideas socialistas. En estas tres escuelas haba practicantes santa Teresinos como se nos deca a los que estudibamos ah., pero resulta que en la Escuela Manuel Acua, uno de los practicantes, dentro de sus clases de Ciencias Naturales, empez a hablarles a sus alumnos de La Evolucin de las Especies de Carlos Darwin. Tal vez fue tanta su emocin por lograr que sus alumnos entendieran de donde vena el hombre en realidad, que olvid decirles a los ios que esta era una teora y que como tal deberan tomarla. Pues bien, uno de sus alumnos le dijo a su mam que el profesor les dijo en la escuela que a los hombres no los haba hecho Dios; sino que provena del mono o algo parecido. Imagnense como se puso la situacin, (Peor que como se les puso a los diputados de la Asamblea del D.F.con la Ley para la despenalizacin del aborto antes de las doce semanas de gestacin), porque esta seora le dijo al sacerdote del lugar, el tipo de enseanza que estaban recibiendo los nios.

  • El cura empez a preparar la contrainsurgencia y nombr como jefe de sus huestes a un beato boxeador quien azusaba a sus achichincles para ir por las cabezas de estos pecadores que atentaban contra la moral y las buenas conciencias de tan sacrosantas personas. La turba cristera empez a avanzar por el rumbo de la estacin del ferrocarril, por las polvorientas callles de Matamoros hacia la Escuela Manuel Acua, donde el entonces director Profr. Jos T. Luna (tambin egresado de Normales Rurales y que despus fue presidente municipal de la ciudad ), se encontraba regando tranquilamente el frente de su escuela, el director sigui haciendo su trabajocuando de pronto vio que su plantel estaba siendo sitiado por la multitud a la cual se haban agregado losa miembros de la ACJM (asociacin Catlica de Jvenes Mexicanos) a la cual perteneca el ya citado boxeador quien gritaba: Mueran los maestros comunistras!Fuera los escuelantes rojillos, (As se les deca en los Ejidos a todo aquel joven que estudiaba)yo no dudo que tambin hayan gritado Viva el Vaticano y Viva el Papa Ante tal situacin el director normalista hizo uso de su elocuencia y don de convencimiento para defender a sus practicantes y logr pactar una tregua mientras se aclaraban las cosas. Mientras tanto corri la voz de los sucesos a los practicantes de las otras dos escuelas quienes suspendieron sus actividades para salir a reforzar la defensa de sus compaeros y de sus ideas!Qu carajo, Faltaba mas.!Patria o Muerte, Venceremos! Y no dudo que tambin hayan dicho Viva la Educacin Cientfica y porqu no..!Viva Fidel Pero la voz que iba corriendo ya haba llegado a Santa Teresa donde de inmediato sali apresuradamente nuestro Director el Profr. Bermea a librar otra batalla contra la ignorancia, que no habra de ser ni la primera ni la ltima. Platic con el director de la Primaria, con los practicantes, con las autoridades y con los linchadores insurrectos y cuando regres a Santa Teresa un grupo de pelones entre los que se hallaba un servidor, le saludamos: Buenos das Profe y nos contest con voz de len enfurecido tal vez disfrazado con gorra texana, chamarra de cuero y botas de correas desabrochadas: -Buenos das, reaccionarios, hijos del cura-, nosotros nos miramos y dijimos para s mismos: Ma..hasta nosotros la llevamos. Los practicantes de aquel entonces fueron; Roberto Sifuentes Bauelos, Armando Bez, Eusebio Vsquez Navarro, Arnulfo Moreno Salas y creo que tambin su hermano Efran Vladimir Moreno Salas. Profr. Antonio Caldern de la Cruz

  • PORQU Y PARA QU La muerte de Teodoro Aguilar Bermea fue un acontecimiento que vino a desquiciarnos, que a pesar de los das transcurridos, nos resistimos a aceptar. An no nos conformamos. Su profunda y limpia calidad de amigo, de humano y educador estuvo a prueba incontables y arduas ocasiones. [ ] Honrado consigo mismo y con su profesin, luch a brazo partido por una permanente dignificacin profesional. Con campesinos y obreros emprendi humanas demandas. Con los jvenes logr un acercamiento estrecho para estudiar, comunicar, convencer, y ENSEAR su verdad, sus ideas. Siempre crey, -esa fue su tesis-, que el destino de Mxico tiene un porvenir que se avecina, que ya adviene. Que har a los pobres menos pobres y a los ricos menos ricos. Que el hombre del maana ser ms feliz y que algn da imperar mayor justicia y libertad. Fue un convencido, nunca claudic. Como producto de su poca no slo vivi sino que supo porqu y para qu vivir, porqu y para qu luchar y, porqu y para qu educar Profr. Everardo Velasco Delgado Fragmentos de una carta desde la Escuela Normal Rural de Panotla, Tlax. 7 de junio de 1969

  • VIII.- Motivos de la Publicacin. Tal vez era verdad lo que dijo el Sr. Francisco Gonzlez Rodrguez, dueo de la Imprenta Ro Nazas de Torren y editor de la Revista En Marcha, creada en Santa Teresa en los tiempos de Aguilar Bermea: El maestro Teodoro Aguilar Bermea vivi en un tiempo que no era el suyo, l era un hombre del futuro. Los hombres constructores de sueos, los visionarios, los seductores sociales que enamoran a los dems con sus utopas, son una especie de hroes que tienen el poder de multiplicar sus visiones. En la mente de estos hombres es donde se han fraguado los ms altos ideales de libertad y de justicia anhelados por la sociedad a travs de la historia. Tan solo con leer cualquier pasaje de la lucha que este hombre y maestro vivi en el nicho circunstancial de su tiempo, se sonroja la cara de vergenza al pensar que la sociedad mexicana pudo haber vivido una realidad de circunstancias tan penosamente injustas, difciles de imaginar en nuestro tiempo donde esas circunstancias ya no existen, pero si no existen es porque esos visionarios nos heredaron una utopa posible, que despus los polticos construyeron incorporando esos sueos a su programas pragmticos, tal vez pensando que eran propios, por eso a la mayor parte de estos hombres-quijotes la historia no les reconoce nada, cuando en realidad son su fuerza impulsora, la rueda que hace caminar la historia. Esto no significa que nuestra poca sea un paraso, la realidad de hoy es casi tan cruel como la de ayer, pero en otro sentido y con otros nombres, por ello la vida de este hombre es ilustrativa, vigente y ejemplar para nuestro tiempo. Bastan estas razones para justificar el orgullo de la Secretara de Educacin y Cultura de Coahuila al dedicar este nmero de la serie Forjadores para recoger y salvaguardar la memoria de uno de los maestros mas distinguidos del Estado, cuyo ejemplo de trabajo docente y de lucha por la causa del campesino y del obrero coahuilense, habr de fortalecer la mente y el corazn de los maestros que hoy educan al pueblo de Coahuila.

  • VIII.- Agradecimientos

    Para el Profr. Esteban Covarrubias Hinojoza, Srio General de la Delegacin de maestros jubilados y pensionados de Francisco I. Madero, Coah., egresado de la Escuela Normal Rural de Santa Teresa,Coah., que proporcion valiosos datos y fotografas para el desarrollo de este trabajo.

    Para el Profr. Antonio Valtierra Limones, Subdirector de la Oficina Regional de Servicios Educativos de Francisco I. Madero, Coah., que proporcion los datos histricos sobre la Escuela de Santa Teresa.

    Para el Profr. Eusebio Vsquez Navarro que aport el folleto Hombre y Maestro semblanza biogrfica del Profr. Teodoro Aguilar Bermea en el cual fueron consultados la mayor parte de los datos contenidos en el presente trabajo.

    Para el Profr. Armando Perales Daz, maestro jubilado, exalumno de Santa Teresa en la transicin de Escuela Prctica de Agricultura a Normal Rural y discpulo del Profr. Teodoro Aguilar Bermea, que aport datos importantes para esta semblanza biogrfica.

    Para el Profr. Ignacio Crdenas Alvarado, maestro jubilado, que me permiti leer el archivo del Movimiento Candelillero de 1960-1961.

    Para el Profr. Alfonso Valds Quiroz, Director del CECYTEC de Coyote, Coah., que fue su alumno en Santa Teresa, Coah., y su compaero de trabajo en El Quinto, Son., que aclar interesantes pasajes de la vida del maestro.

    Para el Profr. Antonio Caldern de la Cruz, maestro jubilado, que dio su testimonio como alumno y apoy el trabajo de investigacin.

    Para el Profr. Fernando Rodrguez Monarrez, que nos permiti incluir su carta testimonio.

    Investigacin y redaccin: Profr. Vicente Rodrguez Quiroz.

    biografa de Teodoro Aguilar Bermea Primera partebiografa de Teodoro Aguilar Bermea segunda parte