Somos ubv digital (1)

Click here to load reader

  • date post

    22-Jul-2016
  • Category

    Documents

  • view

    254
  • download

    6

Embed Size (px)

description

Revista Digital

Transcript of Somos ubv digital (1)

  • UBVSomosDigital

    Maracaibo/Zulia. Julio.2015. Edicin No 1

    Unidad de Comunicacion y Proyeccion Universitaria Eje Cacique Mara

    prensaubvzulia

    Universidad Bolivariana de Venezuela

    Necesitamos una educacin alejada del individualismo y del egosmo, que siembre nuevos valores humanos y sociales

    Hugo Chvez Fras

    Pensamiento Crtico y Liberador

    Entre Boinas

  • UBVSomosDigital

    En nuestra institucin revolucionaria se dictan Programas de Formacin de Grado en Agroecologa, Arquitectura, Comuni-cacin Social, Economa Poltica, Estudios Polticos y Gobierno, Gestin Ambiental, Gas, Gestin Social del Desarrollo Local, Gestin Salud Pblica, Informtica para la Gestin Social, Programa Nacional de Educadores, Petrleo, Renacin y Petro-qumica, Radioterapia, Medicina Integral Comunitaria y Estudios Jurdicos, de los cuales solo dos (Radioterapia, Medicina Integral Comunitaria), no se dictan en los actuales momentos en la sede Zulia.

    Igualmente la Universidad Bolivariana de Venezuela imparte Estudios de Forma-cin Avanzada: especializacin, doctora-dos, maestras y diplomados, entre otros, destacando el diplomado en fotografa cuya autora es de nuestros docentes de sede. Asimismo, cuenta con el Centro de Idiomas Rosa Luxemburgo, donde se brinda a los estudiantes y a la comunidad en general la oportunidad de conocer idiomas como el ingls, francs, portu-gus, italiano, Chino, rabe, Lenguaje de Seas Venezolano, Espaol, Braille, (Tecnologa adaptada para personas con discapacidad visual) y Wayuunaiki, Warao, Pemon y Karia.

    Hasta ahora, la Universidad Bolivariana de Venezuela ha egresado 60 mil nuevos profesionales, solo en el eje geopoltico Cacique Mara que comprende los estados Trujillo y Zulia.

    Es as, formando profesionales compro-metidos y de la mano de las comunida-des, como la UBV arriba a sus 12 aos de fundada, y desde la Unidad de Comunica-cin y Proyeccin Universitaria en el eje Cacique Mara, queremos celebrarlo poniendo a su disposicin este esfuerzo comunicacional, como lo es Somos UBV Digital.

    12 AOS Y SIGUE LA INCLUSIN La Universidad Bolivariana, es motor, es vanguardia, es caballo, es lanza, es bande-ra de un nuevo modelo educativo de libera-cin. Ustedes son actores fundamentales de esa vanguardia, sintanse orgullosos mujeres y hombres. Parafraseando a Mart, yo lo voy a decir aqu, con la Universidad Bolivariana tengo yo mi suerte echada. Este proyecto yo lo siento aqu en el alma, y no voy a despegarme un solo da de su suerte, de su camino y de su destino.

    Hugo Rafael Chvez Fras

    Hace 12 aos, exactamente el 18 de julio de 2003, el presidente Hugo Rafael Chvez Fras rma el decreto nmero 2.517 que le da vida a la Universidad Bolivariana de Venezuela como una alternativa al sistema educativo tradicio-nal y bajo la concepcin de contribuir en la transformacin de la realidad nacional y latinoamericana.

    Desde ese da la Casa de los Saberes, se convierte en un espacio para que sus estudiantes y docentes generen aportes para la sistematizacin y socializacin en sus comunidades de conocimientos culturales, educativos, cientcos, tecno-lgicos, sociales y humansticos, funda-mentados en el pensamiento integracio-nista de El Libertador Simn Bolvar.

    02

    Directorio Coord.Wilmer MedinaPeriodistas. Yelitza Medina

    Luisa Acevedo Ney Prieto Diagramador. Jos A Herrera

    Colaboradores: Profe Jos Javier Len Profa Vernica Prela

  • UBVSomosDigital

    03

    MISCELANEOSMISCELANEOS

  • UBV

    Som

    osPensamiento Crtico y Liberador

    Texto: Profe Jos Javier LenFotos: Cortesa

    Existe una relacin que creo no ha sido suficientemente considerada y que, dados los acontecimientos, vale la pena hacer: la esperanza est unida a la memoria.

    En efecto, qu son estas formas del tiempo? La esperanza es futuro laten-te, apenas avizorado, como el sol que antes de abrirse en el horizonte espar-ce su leche rosada. La esperanza, es tiempo concentrado en el corazn, en la semilla del deseo, ah donde reposa el impulso, la fuerza, no dormida sino acompasada al ritmo del mundo que sabe que no hay otro tiempo que la eternidad.La memoria por su parte, es tiempo que se despliega al interior, que se abre hacia la intimidad de lo real, como si el mundo tuviera un carozo y en ste se concentrara el universo.

    La memoria por su parte, es tiempo que se despliega al interior, que se abre hacia la intimidad de lo real, como si el mundo tuviera un carozo y en ste se concentrara el universo.

    Y no es poco el pasado que tenemos. El ms reciente, el que nos ayud a descubrir Chvez. Como un escalpelo, roz la tensa piel de la historia, y de la herida brot una Venezuela otra, distinta, revitalizada, con un dinamis-mo prcticamente desconocido.

    El otro pasado, el histrico.Con la llegada de Chvez la historia cambi. Comienza a ser narrada desde la perspectiva de los vencidos que, ahora porque vencen, la reescri-ben.

    El rostro de los sin rostro comienza a aparecer y sus acciones, su gesta, est dando cuenta de un pas sumergi-do, que emerge.Valga resaltar que la bisagra entre las dos Venezuela, la de los vencedores que desde 1830 hasta 1998 hicieron del pas su hacienda y que hoy se revuelven contra los pobres; y la de los vencidos, que hoy se incorporan como si de un Pueblo-Lzaro se trata-se, la bisagra deca, es Bolvar, el Libertador, el estadista, el legislador, el guerrero, el jefe de la montonera que encontr un cauce profundo para su rebelin y que triunf sobre el ejrcito espaol, sobre todos los ejrci-tos.

    Ese mismo pueblo que pele con Zamora y Maisanta, que se alz contra el FMI y reconoci a su lder en el 92 y con l gan las elecciones en el 98 y que en el 2002 revirti un golpe de Estado y se curti en la resistencia contra el Sabotaje Petrolero, el bloqueo y el boicot que se extendi hasta el primer trimestre del 2003. Desde entonces, una frase se ha venido construyendo, no sin violencia, no sin muertes: Victoria Perfecta. Porque esta es y ser, efectivamente, una victoria estructural sobre la explo-tacin, sobre el capitalismo, sobre la exclusin y el racismo.

    Desde el 2003, Chvez profundizar y ramificar la estrategia de construir sobre las ruinas del pas entregado a los capitales extranjeros un pas otro, distinto, un pas de la esperanza.

    Chvez nos devolvi la esperanza porque nos devolvi la memoria. Nos hizo volver la mirada atrs y con la mirada, nos devolvi el corazn. La historia patria y la historia matria. La historia de la guerra y la historia de la vida. Nos devolvi al Bolvar humano, al pas y al continente entero.

    Nos leg el Mar Caribe y sus pueblos, Asia y frica. Nos insert en el concier-to del Mundo.

    Nosotros, que crecimos en el ms terrible desconcierto, conservbamos milagrosamente un rescoldo, una brasa, un tizn. Con el viento de la rebelin insuflada por Chvez la llama se aviv y hoy es una candela que incendia la pradera.

    Por eso es que el Imperio anda enlo-quecido. Ya no es slo la Amrica Morena, la del Sur,la que le planta cara al intervencionismo y construye altiso-nante un mundo verdaderamente libre desafiando el Consenso de Washing-ton.

    Son los pueblos los que hoy, aqu, hablan. No las trasnacionales, no los grupos econmicos. Por eso el Imperio multiplica donde puede la presencia militar, en especial en los pases lacayos, donde la voluntad de cambio de los pueblos ha sido traicionada: Honduras, Paraguay, Per. Por eso ahnca sus garras en la torturada Colombia, y su pueblo explotado, oprimido, se ha convertido en la prime-ra vctima del odio histrico a Bolvar que siente la rancia oligarqua herede-ra de Santander.

    Tc Hugo Chvez Frias

    04

    La UBV Memoria,esperanza y futuro

  • Pensamiento Crtico y Liberador

    Chvez nos ayud a comprender porque nos dio las claves del pasado que explican el presente y hoy, esta-mos en una coyuntura, en un nuevo 1830. El mundo se agita y convulsio-na. La era, dijo Silvio, est pariendo un corazn.Desde el 2003 Chvez comenz a construir paso a paso, ladrillo a ladrillo, la resistencia. Form a una generacin de lderes y su sobrevenida muerte nos despej la ecuacin del miedo que tenamos de no saber qu hacer cuando ya no estuviera. Supimos y comenzamos a remontar el pesar con victorias.

    Las primeras, eminentemente electo-rales, todava con el eco de Chvez La victoria sobre las guarimbas, con el temple, el estoicismo, la paciencia, el amor a la paz, que nos leg Chvez. Las que vendrn, construidas a pulso por el chavismo en el poder.

    Lo cual no es ms que volver como siempre, de manera siempre renova-da, al pueblo. Instalarse all, donde estn los que ms sufren, y con ellos, martianamen-te, la suerte

    Se trata pues, de ir a las catacumbas. Y desde all, construir las bases de la nueva Venezuela. Nuestra Universi-dad, la Bolivariana, debe comprender esa misin: somos la Universidad de los que sufren, de los excluidos, de los pobres. De los que jams fueron consi-derados a la hora de la construccin de conocimientos, de la ciencia y la tecnologa.Nuestras contradicciones aparecen cuando no entendemos eso; cuando creemos que somos una Universidad como las otras; cuando creemos que el conocimiento es Uno y que ya existe; no. Nuestros conocimientos son desconocidos para las universida-des llamadas tradicionales y en verdad conservadoras, medievales y elitistas.

    Nuestros conocimientos han de estar impulsados por la liberacin, por la construccin de una economa que nos aleje del capital y sus mltiples formas de dominacin. Nuestros cono-cimientos deben estar hechos al calor del da a da del pueblo que busca superar el empobrecimiento del que fue objeto por los explotadores. Y en esa medida, el conocimiento, la ciencia y la tecnologa ubevistas se han de desplegar como praxis libera-dora.

    All est la clave. En conocernos. Exactamente lo