APUNTES PARA LA HISTORIA DEL ARTE ASPENSE (2000) Felipe Mejías López

of 12/12
1 *[email protected] APUNTES PARA LA HISTORIA DEL ARTE ASPENSE FELIPE MEJÍAS LÓPEZ* o cabe duda de que Aspe cuenta con un patrimonio histórico artístico todavía por descubrir y considerar en su justo valor. Hasta hace bien poco era la Iglesia del Socorro la acaparadora de la escasa atención investigadora que sobre este tema se desarrollaba en nuestra localidad. Afortunadamente, y sin restarle ni un ápice de su valía a este edificio, de reconocido mérito artístico, el campo de estudio se ha ampliado hacia manifestaciones injustamente olvidadas y poco o nada estudiadas. Muchas de ellas se encuentran en trance de desaparecer definitivamente, como de hecho ha sucedido y puede volver a suceder con los paneles cerámicos con escenas religiosas que todavía permanecen en las fachadas de algunas casas particulares susceptibles de ser derruidas en breve. Otras, como la Canal de Hierro (s.XIX), la conducción de aguas entre Aspe y Elche (s. XVIII), el Ayuntamiento (s. XVII), los azudes del cauce del Tarafa y el Vinalopó, por citar sólo algunas de las obras más conocidas, o muchos elementos decorativos de raíz modernista e historicista (rejerías, apliques y moldurajes de estuco, azulejos...) incorporados en el interior y exterior de numerosas viviendas del casco antiguo, necesitan con urgencia estudios para su puesta en valor, y sobre todo una paralela labor de restauración que permitan su conservación ahora que todavía se está a tiempo. Y esto sin olvidar todo el arte mueble - pinturas, objetos de uso litúrgico, esculturas e imágenes de devoción...), que bien en manos de particulares, bien como patrimonio eclesiástico, permanecen semiocultos, necesitados de una catalogación y puesta en conocimiento para su disfrute por todos los aspenses. En esta línea divulgativa se sitúa la intención del segundo de los apartados de este artículo. Del primero de ellos, tal vez con un mayor calado dada la importancia de la nueva información que aporta, nos ocupamos a continuación. NUEVAS REFERENCIAS DOCUMENTALES SOBRE LA CONSTRUCCIÓN DE LA IGLESIA PARROQUIAL DE NTRA. SRA. DEL SOCORRO DE ASPE Y SU CAPILLA DE COMUNIÓN. La aparición de nueva documentación alusiva a la realización de obras de importancia en la iglesia del Socorro durante la tercera y cuarta décadas del siglo XVIII obliga al replanteamiento de una cuestión tan discutida como es la de su construcción, y viene a corroborar la idea de que se trató de un proceso constructivo complejo, largo y no exento de incidentes. Este proceso podría retrotraerse hasta la segunda mitad del siglo XIII, cuando tras el avance cristiano uno de los tres oratorios islámicos que pudieron existir en Aspe, y cuya ubicación podría coincidir a grosso modo con el solar ocupado por la actual iglesia, fue N
  • date post

    24-Jul-2015
  • Category

    Documents

  • view

    100
  • download

    0

Embed Size (px)

description

Evidencias documentales sobre el remate de las obras de la basílica del Socorro y su capilla de Comunión. Azulejos de calle del XVIII.

Transcript of APUNTES PARA LA HISTORIA DEL ARTE ASPENSE (2000) Felipe Mejías López

APUNTES PARA LA HISTORIA DEL ARTE ASPENSE

FELIPE MEJAS LPEZ*

N

o cabe duda de que Aspe cuenta con un patrimonio histrico artstico todava por descubrir y considerar en su justo valor. Hasta hace bien poco era la Iglesia del Socorro la acaparadora de la escasa atencin investigadora que sobre este tema se desarrollaba en nuestra localidad. Afortunadamente, y sin restarle ni un pice de su vala a este edificio, de reconocido mrito artstico, el campo de estudio se ha ampliado hacia manifestaciones injustamente olvidadas y poco o nada estudiadas. Muchas de ellas se encuentran en trance de desaparecer definitivamente, como de hecho ha sucedido y puede volver a suceder con los paneles cermicos con escenas religiosas que todava permanecen en las fachadas de algunas casas particulares susceptibles de ser derruidas en breve. Otras, como la Canal de Hierro (s.XIX), la conduccin de aguas entre Aspe y Elche (s. XVIII), el Ayuntamiento (s. XVII), los azudes del cauce del Tarafa y el Vinalop, por citar slo algunas de las obras ms conocidas, o muchos elementos decorativos de raz modernista e historicista (rejeras, apliques y moldurajes de estuco, azulejos...) incorporados en el interior y exterior de numerosas viviendas del casco antiguo, necesitan con urgencia estudios para su puesta en valor, y sobre todo una paralela labor de restauracin que permitan su conservacin ahora que todava se est a tiempo. Y esto sin olvidar todo el arte mueble pinturas, objetos de uso litrgico, esculturas e imgenes de devocin...), que bien en manos de particulares, bien como patrimonio eclesistico, permanecen semiocultos, necesitados de una catalogacin y puesta en conocimiento para su disfrute por todos los aspenses. En esta lnea divulgativa se sita la intencin del segundo de los apartados de este artculo. Del primero de ellos, tal vez con un mayor calado dada la importancia de la nueva informacin que aporta, nos ocupamos a continuacin.

NUEVAS REFERENCIAS DOCUMENTALES SOBRE LA CONSTRUCCIN DE LA IGLESIA PARROQUIAL DE NTRA. SRA. DEL SOCORRO DE ASPE Y SU CAPILLA DE COMUNIN.La aparicin de nueva documentacin alusiva a la realizacin de obras de importancia en la iglesia del Socorro durante la tercera y cuarta dcadas del siglo XVIII obliga al replanteamiento de una cuestin tan discutida como es la de su construccin, y viene a corroborar la idea de que se trat de un proceso constructivo complejo, largo y no exento de incidentes. Este proceso podra retrotraerse hasta la segunda mitad del siglo XIII, cuando tras el avance cristiano uno de los tres oratorios islmicos que pudieron existir en Aspe, y cuya ubicacin podra coincidir a grosso modo con el solar ocupado por la actual iglesia, fue1

*[email protected]

APUNTES PARA LA HISTORIA DEL ARTE ASPENSE

reutilizado como templo de culto cristiano bajo la advocacin de Ntra. Sra. de la Aurora. Existen noticias acerca de intervenciones posteriores en este oratorio durante los siglos XIV y XV, aunque sera deseable una confirmacin documental o arqueolgica que diera validez a la afirmacin de Manuel Cremades: "En esta fecha de 1325, reinando Jaime II, se reedific en buenas condiciones arquitectnicas el Templo que es hoy Capilla de la Comunin, bajo la advocacin de San Joaqun, cuya imagen ocupa la Capilla 1 Central de su artstico retablo (...)" Parece evidente que sta debi ser la principal parroquia del pueblo durante los siglos XIV a XVI, y que el ms que probable estilo gtico-mudjar de su fbrica se mantuvo sin modificaciones sustanciales hasta el siglo XVII, pese a presentar problemas de sustentacin en 14302. Con la Bula Apostolici Muneris de 28 de Mayo de 1602 se comienza a plantear seriamente la construccin de un edificio de nueva planta que ha de ser levantado en el lugar ocupado por el viejo oratorio de Ntra. Sra. de la Aurora. Sin embargo, la expulsin de los moriscos en 1609, que dej Aspe casi despoblado, debi influir negativamente en la ejecucin del proyecto. Si a ello unimos una coyuntura de crisis marcada por el bandolerismo, las pesadas cargas fiscales necesarias para mantener las guerras de la monarqua, los ciclos continuados de malas cosechas, y las epidemias de fiebres tifoideas y peste (especialmente la de 1648, que afect seriamente a la villa), podemos encontrar una explicacin creble para la demora en el inicio de las obras. Hacia 1650 el Duque de Maqueda se encuentra por fin en disposicin de financiar el levantamiento de un templo bajo la advocacin de Nuestra Seora del Socorro. La fbrica pudo haberse iniciado con trazas del genovs Francesc Verde y la intervencin de Pere Quintana, arquitectos ambos de reconocido prestigio, que acabaran trabajando en Santa Mara de Elche y cuya actividad conjunta parece suficientemente documentada 3. Resulta lgico pensar que la edificacin se inici por algn punto cercano a los pies del actual templo, respetando la estructura anterior; junto a ella se habran elevado hacia 1674 al menos alguna de las ocho capillas laterales y parte de la nave central, como nos consta por la concesin de derechos de culto y enterramiento a la familia Cremades en la capilla de los Santos Mdicos en mayo de 1668. Igualmente viene a explicar esta lgica constructiva el hecho de que Nicols Villacs labrase entre 1659 y 1661 un retablo para el altar mayor de la parroquial. Este retablo, identificado casi con total seguridad con el que actualmente se

1

M. CREMADES (1966): Aspe, Novelda y Monforte. Alicante, p. 40. Tal vez surja de esta obra la existencia de una confusin mantenida casi hasta la actualidad y recogida por diversos estudios, que consiste en identificar la actual capilla de Comunin con el antiguo emplazamiento de una mezquita, desligando errneamente al espacio ocupado por la iglesia de esa estructura de impronta islmica. Sin embargo este error resulta disculpable y hasta sintomtico si tenemos en cuenta la influencia que la tradicin oral pudo ejercer para la propagacin de esta idea. 2 "(...) la iglesia Parroquial bajo la invocacin de Santa Mara, es decir, la que en otro tiempo fuera mezquita de los moros, segn se demuestra de su propia estructura." Curato de la Iglesia de Aspe. Su ereccin y renta. 1602, recogido en J. P. ASENCIO CALATAYUD (1982): Aspe. Antologa documental. Alicante, Diputacin Provincial, I.E.A. 3 Vase al respecto la obra de R. NAVARRO MALLEBRERA (1980): Los Arquitectos del Templo de Santa Mara de Elche. Alicante Caja de Ahorros Provincial, pp. 37 a 53. Aparece aqu una interesante alusin al ilicitano Diego Credia, maestro cantero a quien se relaciona con Francesc Verde, y que curiosamente aparece en Aspe participando en noviembre de 1678 junto a Jos Terol y el aspense Joan Mira en una visura por obras en la parroquial. Vase en el Archivo Histrico Municipal de Aspe el M de Consells de la Vila i Baronia D'Asp. Anys 1659-1679. Sesin de 6 de Noviembre de 1678.

2

FELIPE MEJAS LPEZ

dispone en la cabecera de la capilla de la Comunin4, debi ensamblarse para la nueva iglesia aunque no es descartable que mientras durasen las obras se ubicase en el viejo templo. Ms difcil resulta aventurar la idea de que en estos aos se estuviera rematando un cuerpo de campanas, pero la fundicin de tres de ellas en 1664 supone una evidencia clara de que al menos se estaba interviniendo sobre una estructura torreada anterior, y eso si no estaban destinadas para un campanario de nueva factura.

Vista superior del hastial y cuerpo de la nave con el sistema de contrafuertes.

En cualquier caso, los escasos datos existentes acerca de esta primera fase constructiva parecen mostrar una persistencia de la vieja estructura junto a la nueva, hasta el punto de que no sera descabellado apostar por una rehabilitacin del antiguo oratorio mediante la reforma y saneamiento de las zonas ms deterioradas con intervenciones puntuales. As podra explicarse la adjudicacin en 1678 de una partida de 230 libras para "(...) la obra dels arcs que 5 estan caentse dins la parroquial de la pnt. Villa (...)" , algo no inusual pero al menos s extrao si se tratase de una intervencin de urgencia en una obra de tan reciente construccin. Sea como fuere, lo cierto es que la iglesia se estaba levantando con una disposicin y planta que no coinciden con las actuales, envuelta en un entramado urbano sustancialmente distinto del que hoy podemos contemplar, con casas particulares adosadas y, como hemos visto, muy probablemente entrelazndose con la antigua fbrica de raz medieval, hasta el punto de llegar a confundirse con ella. A este respecto, y como ya se apunt en otro lugar 6,4

Vid. I. VIDAL BERNABE (1990): Retablos Alicantinos del Barroco (1600-1780). Alicante, Universidad de Alicante y C.A.P.A., pp. 66 a 69. 5 M de Consells de la Vila... loc. cit. 6 F. MEJAS LOPEZ y J. M. CANDELA GUILLN (1998): "Aproximacin a la Historia del Arte en Aspe", en la obra Aspe. Medio Fsico y Aspectos Humanos. Aspe, Excmo Ayuntamiento. Vanse especialmente las pginas 339 a 355, donde se hace una propuesta de construccin de la parroquial del Socorro en base a la idea de la dimidiacin. Algunos de estos aspectos vienen reseados igualmente en el artculo de Navarro 3

APUNTES PARA LA HISTORIA DEL ARTE ASPENSE

habra que tener en cuenta la posibilidad de que durante las diferentes fases de la dinmica constructiva se fueran realizando sucesivas dimidiaciones o tabicados que separasen la vieja estructura de la nueva, habilitando de esta manera a la primera para el culto mientras se actuaba sobre la segunda. La aplicacin de esta tcnica constructiva explicara, al igual que sucedi en Santa Mara de Elche, que el templo no se acabara de rematar hasta 50 o 60 aos despus. La cubricin de las bvedas a finales de la dcada de los setenta podra haber influido en un desvo de los escasos recursos existentes hacia labores decorativas, como el levantamiento de portadas y el embellecimiento de interiores. Esta idea puede encajar con la presencia ya apuntada del maestro cantero Jos Terol el mayor, y sobre todo con la tan discutida intervencin del escultor Nicols de Bussi en al menos alguno de los elementos de la actual portada que da a la plaza Mayor. Sin embargo, todava est por demostrar con rigor cientfico su participacin en las obras. Su actividad en la baslica ilicitana, fuera de toda duda, nos hace pensar que tambin pudiera actuar en Aspe en algn momento del periodo que va desde 1675 -cuando se documenta su primera estancia en Elche- a 1688, ao en que le vemos ya afincado en Murcia. Sera deseable que as fuera, dada la calidad artstica de su obra y la relevancia de su figura como artista de prestigio. No obstante, mientras no aparezcan -y estoy convencido de que lo harn- pruebas documentales que certifiquen o nieguen esa terica participacin, resulta ms sensato dejarla en suspenso. No existen datos que aporten nada sustancial al estado de la cuestin durante los siguientes treinta aos. Tampoco sabemos cmo pudo afectar a la fbrica y la posible continuidad de las obras el conflicto blico ocasionado tras la muerte de Carlos II, pero es evidente que debi ralentizarlas o incluso paralizarlas como sucedi con otros templos del entorno ms inmediato. Finalizada en 1713 la Guerra de Sucesin, y a la luz de la nueva documentacin aparecida, se impone con claridad la idea de que se inicia una segunda fase constructiva en la fbrica de la parroquial. Esta nueva etapa se caracteriza por su gran actividad edificatoria, con la incorporacin de piezas arquitectnicas de tanto relieve como la cpula, el campanario, la Capilla de Comunin y el imafronte abierto a la Plaza Mayor, todos de nueva ereccin y levantados en diferentes puntos del templo. Esta evidencia deja pocos resquicios a la duda, y slo queda por aclarar la extensin de los derribos que necesariamente hubo que realizar y hasta qu punto afectaron a la estructura precedente. Resulta muy forzada la teora de un derribo selectivo que respetase la fachada retablo en la que hipotticamente trabaj Bussi, pero es la nica posibilidad de que la actual portada del hastial del templo sea la misma sobre la que l pudo operar. En 1722 encontramos las primeras noticias que indican el relanzamiento de las obras. stas comenzaran por el levantamiento de una nueva capilla de Comunin, para lo cual se constituy una junta de electos encargada de gestionar las obras. En julio de ese ao se formaliz ante notario la escritura de venta y carta de pago correspondientes a la compra por parte de los caballeros electos a Andrs Terol:"(...) de la casa de morada que tiene en la poblacin de ella al arrimo de dcha. Iglesia para el efecto de hacerse capilla de Comunin, en cantidad de Ducientas (sic) ochenta y siete libras y seis sueldos, moneda de 7 este reyno (...) ". Mallebrera, "Anotaciones sobre la Historia de la Construccin de la Iglesia Parroquial de Aspe", publicado en el nmero 34 de la revista La Serranica, correspondiente a 1980.7

Archivo Municipal de Novelda. Protocolos del notario Joseph Mazn (1718-1722). Carta de pago a favor de los electos Bartolom Rico, Francisco Coloma, Vicente Pujalte de Gavila y Juan Snchez menor. Aspe, 18 de julio de 1722. La citada cantidad, equivalente a 2.873 reales, fue aportada ntegramente por el Duque de Arcos como donativo para financiar la obra. 4

FELIPE MEJAS LPEZ

Dos meses ms tarde, tras pblico pregn, era subastada en la lonja del Ayuntamiento y por acabamiento de candela el resto de casa que no iba a derribarse para edificar la capilla. El mejor -y nico- postor result ser Pablo Snchez, que se comprometi a pagar a la junta de obras las 150 libras en que se remat la casa en tres pagos a razn de 50 libras anuales, pagaderas cada uno de los das de San Miguel a partir del ao siguiente 17238.

Planta y alzado con seccin transversal de la capilla de Comunin (1722-1729).

Las obras continuaran a buen ritmo, y en noviembre de 1723, todava con la capilla en construccin, volvemos a encontrar a Pablo Snchez junto a algunos de sus familiares adquiriendo en ella el patronato de la capilla de San Miguel9. En ese documento se alude veladamente a un traslado de la capilla del santo desde un emplazamiento anterior, tal vez desde la iglesia del Socorro. Esto entroncara con la cronologa que Montesinos aporta en su manuscrito para el inicio de las obras en la iglesia, esto es, mayo de 1723, aunque habra que matizarla con un derribo parcial del viejo templo en esa fecha10, ya que en 1725 todava contina reunindose el clero en la sacrista. Las obras en la capilla no debieron prolongarse durante mucho ms tiempo, aunque en julio de 1725 la junta parroquial vuelve a ratificar y otorgar poderes al sacerdote Francisco Coloma como electo administrador de los bienes y capitales destinados para las obras. En agosto de 1729 la capilla estaba rematada. Su sencilla portada presenta un ingreso adintelado bajo cartela albergando el Viril, con falsas pilastras enmarcadas por un grueso8

Archivo Municipal de Novelda, loc. cit., Relacion de trance y remate del resto de casa que compr el Revdo. clero de esta villa, de Andres Terol. Aspe, 4 de septiembre de 1722. 9 "(...) se nos ha consedido la gracia de Patronato de la Capilla del seor san Miguel Arcngel establesida nuevamente en la de la Comunion, que se haze al arrimo de la Iglesia Parroquial de dcha villa, con el derecho de enterrarnos en dcha Capilla del seor san Miguel, y nuestros sucesores, con la condicion de haver de corresponder a dcha Iglesia en senso de dies libras de capital, y de pension annual diez sueldos en cada un dia de dcho seor san Miguel, y de zelebrar en dcha capilla en el mismo dia del santo una dobla, y de adornar dcha capilla de retablo y todo lo demas necesario para su lusimiento, y desensia, segn consta por despacho del Iltmo. Y Revmo. Seor Dn. Fray Salvador, Joseph, Rodriguez de Castel blanco, dignisimo obispo de la ciudad de orihuela (...)" Archivo Municipal de Novelda. Protocolos del notario Joseph Mazn (1723-1726). Obligacin de Pablo Sanchez y Fuentes, Valeriano Sanchez y Fuentes y Joseph Cerdan de Sanchez. Aspe, 30 de noviembre de 1723. 10 J. MONTESINOS (1795-1815): Compendio Histrico Oriolano. Obra manuscrita. Vase el fragmento de esta obra recogido por Esteban Martnez (un carioso recuerdo para l) en su articulo de 1984, "Notas aclaratorias sobre la construccin del Templo Parroquial de Nuestra Seora del Socorro de Aspe", publicado en la revista La Serranica. 5

APUNTES PARA LA HISTORIA DEL ARTE ASPENSE

molduraje de listel y baquetn formando orejetas y un pronunciado incurvamiento de la cornisa a modo de arco en cortina. Nada sabemos del autor de su traza, as como del arquitecto encargado del levantamiento de la capilla, pero por esos aos se documenta la presencia en Aspe de canteros como Lorenzo Chapuli, Jos Terol, Juan Bautista Borja... A ellos, o tal vez a algn maestro local, cabra atribuir la autora del conjunto, muy en la lnea de lo que por esos aos vena construyndose en la comarca11. Finalizada la capilla de Comunin, todo apunta a que se retom con mpetu la obra de la iglesia. Ya en 1722 se haba encargado a los noveldenses Jayme Carrasco y Joseph Carrasco por un importe total de 40 libras la talla y colocacin en la parroquial de Aspe de "(...) una pila bautismal que emos (sic) de fabricar de piedra jaspeada que se encuentra en el termino de dcha villa deNovelda, segn, y de la misma forma que la que esta en la Iglesia de dcha villa, firme y sin quiebra alguna

(...)"12. Y en mayo de 1725 localizamos una carta de pago a favor del aspense Pedro Pastor de Fuentes, quien aparece como "fabriquero de la fbrica de la Iglesia Parroquial" dando fe de haber recibido de manos del colector de las rentas del patrimonio del Duque de Arcos, Antonio Cremades, 293 reales como parte de los pagos con que el seor de la villa vena financiando las diferentes obras realizadas en la parroquia13. Sin embargo el empuje que habra de ser definitivo se da a partir de 1728. Ya en la "Noticia Circunstanciada" se cita a julio de ese ao como el mes de inicio de la construccin, y al periodo que va desde marzo de 1729 hasta 1737 como un ciclo continuado de obras que culminaran con la finalizacin total del edificio14. La nueva documentacin de la que venimos hablando confirma en todos sus puntos este discurso constructivo. La ancdota de noviembre de 1728, que nos presenta recluidos en las crceles de la villa a "(...) Thomas Cerdan,Bernardo Pastor, Miguel Caizares y Alonso Estevan (...) en razn de las monedas que hurtaron de la primer piedra que se puso en los zimientos de 15 la Iglesia (...)" es harto significativa

y viene a confirmar la validez histrica en este asunto de laPortada de la capilla de Comunin (17221729).11

Similares esquemas de portada con arcos en mitra y cortina aparecen en Santa Mara de Alicante (17211724), en la portada de la Capilla de Comunin de la parroquial de Santiago de Orihuela (1726-1733) o en la portada de la Capilla de la Virgen del Remedio de la Iglesia de San Juan Bautista de Monvar (1760). 12 A.M.N. Protocolo de Joseph Mazn. Aspe, 25 de noviembre de 1722. 13 A.M.N. loc. cit. Aspe,14 de mayo de 1725. 14 Noticia circunstanciada de los pueblos del Marquesado de Elche: Baronas de Aspe, Planes y lugar de Patrax, 1739. Archivo Municipal de Elche, legajo 127-A, n1. 15 A.M.N. Protocolos del notario Pascual Pareja. Fianza de la haz a favor de la Real Justicia de Aspe. Aspe, 26 de noviembre de 1728. 6

FELIPE MEJAS LPEZ

discutida crnica de Montesinos, aunque haya que retrasar en 5 aos la fecha que ofrece para la colocacin de esta primera piedra.

A la izquierda, portada de San Juan Bautista en la calle Sacramento. A la derecha, acceso al templo por la portada de Santa Teresa.

Pero no slo eso. Mayores consecuencias para la investigacin del tema que nos ocupa va a tener el documento fechado en Aspe el 25 de Enero de 1729. Merece la pena extractar algunos fragmentos: "Sepase por esta (ilegible) como yo Juan Lloret vecino de esta villa de Aspe assi en mi nombre como en el de mis herederos y successores vendo y doy en venta (...) para siempre a la Justicia y Regimiento de esta dchavilla que oy es o por tiempo fuere una cassa que tengo y poseo en la plaza mayor de ella natural sin nombre que linda de una parte con cassa del Licdo. Joseph Muoz pbro., de otra con casa de la Abadia, y de otra con dcha Plaza (...) cuyo sitio de cassa ha servido para rehedificar la Iglesia de esta dcha Villa, y darle mas ambito, y declaro que el justo precio de de dcha cassa son los mencionados dos mil y ochocientos reales de 16 dcha moneda (...)"

Queda claro por la explicacin detallada de los lindes de la casa que sin el derribo de la misma el templo no habra tenido la presencia que hoy muestra hacia la plaza Mayor, y esto, no lo olvidemos, sucede en 1729, por lo que resulta fcil deducir que buena parte de la parroquial del Socorro -si no toda- sera una obra de nueva planta levantada de una vez entre 1729 y 1737. Probablemente la casa no ocupara todo el solar de la actual iglesia, pero sin duda se situaba en un punto tal que habra impedido levantar el hastial actual en el siglo XVII. Podramos inclinarnos a pensar que se pudo ubicar en el espacio hoy ocupado por el campanario y la calle Sacramento (o tal vez hacia la calle Santa Teresa) si quisiramos argumentar la factura bussiana de la portada principal, pero el hecho de que lindase con otra casa y con la "Casa Abada"17 hace casi inviable esta posibilidad. Es ms, a no ser que la16

A.M.N. Protocolos del notario Pascual Pareja. Obligacin de venta y carta de pago sobre Juan Lloret con la Justicia y Regimiento de esta Villa de Aspe. Aspe, 25 de enero de 1729. 17 Interesante alusin sta a una construccin religiosa de la que no se tena noticia. Tal vez refleje la existencia de dependencias sacerdotales anexas a la antigua iglesia. 7

APUNTES PARA LA HISTORIA DEL ARTE ASPENSE

casa de Lloret fuese tan amplia que hubiese permitido dejar sin construir los extremos de su solar para habilitar las calles Sacramento y Santa Teresa, cosa que dudamos, se deduce que no debi ser slo sta la nica casa derruida, y que tambin se demoleran las otras dos con las que limitaba, ya que la iglesia actual es un edificio exento totalmente circundable. Todo ello redunda an ms si cabe en la certeza de que se arras un amplio terreno junto a la plaza para erigir el nuevo templo, y confirma el argumento de Montesinos: " (...) La Iglesia antigua 18 que como va dicho, era toda de tapias y de mala construccion se demolio, y hech a tierra (...)" La presencia de Lorenzo Chapuli en Aspe en 1733, y la de Jos Terol en junio de 1736 apuntan la cercana del final de las obras y la intervencin del primero al menos en el remate del campanario y la cpula19. Prxima ya la bendicin de la parroquial, se capitulan en octubre de 1736 las condiciones para la talla por parte del aspense Vicente Castell del retablo de la capilla de Santa Teresa, situada junto al crucero en el lado Evangelio. Actualmente mutilado -tan slo se conserva el tico con el escudo de los duques de Maqueda- debi disponerse all antes de marzo de 1737. El apremio en cuanto a su fecha de entrega parece indicar el deseo de dejar definitivamente rematada la fbrica20.

Vista de la cpula, con alto tambor de ladrillo y apoyos sobre pechinas.18 19

J.MONTESINOS: Compendio Histrico... loc. cit. R. NAVARRO MALLEBRERA: "Anotaciones sobre la Historia..." loc. cit., donde se alude a la visura de las obras efectuada por Jos Vilar, Lucas del Corral, Pedro Pagn y Juan Bautista Borja en 1733. Respecto a la presencia de Jos Terol, vase J. SAEZ VIDAL (1985): La ciudad de Alicante y las formas artsticas de la cultura barroca, 1691-1770. Alicante, Instituto de Estudios Juan Gil-Albert, pp. 221 a 224. El autor aventura una hiptesis de construccin de la portada principal de la iglesia que bien podra ser cierta, adjudicndola al escultor Juan Bautista Borja (ausente de Alicante entre 1733 y 1737) o al entorno de su taller. Todo ello encaja con el nuevo esquema constructivo propuesto en el presente artculo. 20 El estudio de este retablo con la capitulacin completa del mismo viene recogido en la obra de Inmaculada Vidal Bernab: Retablos alicantinos... loc cit, pp. 137-138 y 252 a 254. 8

FELIPE MEJAS LPEZ

UN EJEMPLO DE LA AZULEJERA VALENCIANA DEL SIGLO XVIII: LOS LTIMOS RTULOS DE CALLES DEL CASCO ANTIGUO.Todava pueden observarse en algunas calles del centro histrico de Aspe los rtulos de sus nombres inscritos en losetas de cermica vidriada. Aunque se trata de un ejemplo modesto, representan a su manera el desarrollo que el arte de la azulejera alcanz en el Reino de Valencia durante el siglo XVIII. En el caso aspense tenemos muestras de una apreciable calidad artstica en los paneles cermicos con figuras de santos y vrgenes dispuestos en las fachadas de numerosas casas. Sin embargo, aunque la finalidad de los rtulos era ms prosaica, no por ello merecen el estado de abandono en que se encuentran. Se tratan en esencia de losetas de barro de forma cuadrada, con el nombre de la calle trazado con la peculiar grafa de la poca en tinta negra y enmarcado por una doble lnea -la exterior ms gruesa que la interior- de tono azul violceo de manganeso. Las piezas estn baadas en una solucin de plomo y estao para conseguir el acabado blanquecino vidriado que presentan.

A la izquierda, vista general de la esquina entre las calles Coronela y Mayor. El rtulo puede apreciarse sobre el actual. A la derecha, vista cercana del azulejo.

Su colocacin se efectu en noviembre de 1795. La direccin del proyecto corri a cargo del arquitecto aspense Jos Gonzlvez de Coniedo, como queda reflejado en el testimonio que ste hubo de dar para justificar el empleo de la partida presupuestaria correspondiente para

9

APUNTES PARA LA HISTORIA DEL ARTE ASPENSE

tal fin21. Se trataba de una medida urbanstica que buscaba conseguir un cierto orden en la poblacin, necesario en aquellos momentos por el constante paso de las tropas en retirada desde el frente de Catalua tras la guerra contra la Convencin.

Rtulo de la calle Coronela, ubicado en la esquina con la calle Concepcin.

Rtulo de la calle Calvario (actual Bartono Almodvar).

El pueblo haba crecido notablemente a lo largo de la centuria. El Censo de Floridablanca ya registraba para Aspe ms de 5.000 habitantes en 1787, y un volumen de poblacin as no poda seguir identificando con apodos y referencias espaciales del entorno las viviendas de sus convecinos, tal y cmo se haba venido haciendo hasta entonces. El hecho de que se identificase la realizacin y colocacin de los rtulos como "a uso de Corte" indica la conciencia de ncleo urbano cohesionado y de gran tamao que se empezaba a tener del pueblo por parte de sus habitantes.21

"(...) Es cierto que por disposicin del seor Don Francisco Pasqual Belda, Alcalde primero ordinario de esta villa se han encargado una porcin de Azulejos bajo la direccin del declarante para el registro de las calles y casas a beneficio de la policia de este Pueblo, y para evitar la confusin y molestia en los alojamientos de las Tropas y otros, cuyo coste es a expensas de dcho seor Belda (...)" Archivo Histrico Nacional. Consejos. Legajo 22859, expediente 5. Declaracin de Jos Gonzlvez de Coniedo., 6 de noviembre de 1795.

10

FELIPE MEJAS LPEZ

En la actualidad slo se conservan cinco de estos carteles: dos en la entrada y salida de la calle Coronela; uno en la calle San Jaime; otro en la calle del Calvario (actual Bartono Almodvar), y el ltimo en la calle Alta (actual Ramn y Cajal), muy cerca del anterior. Sin embargo debieron existir ms de un centenar, tal y como recoge Montesinos en su obra al describir el callejero aspense en los primeros aos del s. XIX 22. Posiblemente perduren todava algunos camuflados bajo los revocos de yeso y estuco de las casas, o incluso debajo de carteles posteriores. Sera deseable que se recuperasen si as fuera, ya que suponen la fosilizacin de la toponimia urbana aspense del siglo XVIII, con nombres como calle del Agua, de la Tejera, de las Mallas, del Manchado, de la Perdiz, del Lobo, de la Luna, de los Gitanos, de Gracia...

Esquina de las calles San Jaime y Santa Cecilia.

Rtulo de la calle San Jaime situado en la esquina con la calle Santa Cecilia.

Rtulo de la calle Alta, en la zona de los Banquicos.

22

.- "(...) No hay duda que de ao en ao se van aumentando los vecinos y algunas casas. Los nombres de las calles constan en las mismas paredes formados de ladrillos que hay puestos en las entradas y salidas de cada calle, donde lo especifican, cuyos ladrillos se pusieron en el ao 1795 siendo alcaldes Dn. Francisco Pasqual Belda y Dn. Juan Pujalte." MONTESINOS, J: Compendio Histrico... loc. cit. pag. 257.

11

APUNTES PARA LA HISTORIA DEL ARTE ASPENSE

*****

Mi ms sincero agradecimiento a Gonzalo Martnez Espaol por el ofrecimiento de nuevos datos alusivos a la construccin de la iglesia, y a Gins Martnez Martnez por su colaboracin en la realizacin de las fotografas de los rtulos de calles.

12