Mitos Latinoamericanos

of 7 /7
MITOS LATINOAMERICANOS MITOS LATINOAMERICANOS NHORA ELENA URIBE BEDOYA

Embed Size (px)

Transcript of Mitos Latinoamericanos

Page 1: Mitos Latinoamericanos

MITOS LATINOAMERICANOSMITOS LATINOAMERICANOS

NHORA ELENA URIBE BEDOYA

Page 2: Mitos Latinoamericanos

MITO DE LOS TAMANACOSMITO DE LOS TAMANACOS

Los Tamanacos era un pueblo que habitó el norte de Venezuela, lo que hoy es el estado de Bolívar. Dentro de sus creencias estaba el mito de Amalivaca, creador del género humano.

El mito cuenta que Amalivaca estuvo presente en el momento de la gran inundación, denominada la “edad del agua”, cuando las olas del océano golpeaban el interior de las tierras contra las montañas de La Encaramada. Sólo un hombre y una mujer lograron sobrevivir cerca de las orillas del Asiveru, lo que los españoles denominaban Cuchivero.

Page 3: Mitos Latinoamericanos

MITO DE LOS TAMANACOSMITO DE LOS TAMANACOS

Una vez terminó la inundación Amalivaca le dijo a la pareja que él quería que fueran ellos los encargados de repoblar la tierra.

El hombre y la mujer le preguntaron a Amalivaca ¿cómo podrían repoblar la tierra, siendo sólo un hombre y una mujer ? A lo que Amalivaca contestó: “Arrojen detrás de ustedes los frutos de la palma moriche, conocida como la palmera de la vida”.

Page 4: Mitos Latinoamericanos

MITO DE LOS TAMANACOSMITO DE LOS TAMANACOS El hombre y la mujer hicieron lo que Amalivaca les dijo y fue así como

de cada semilla arrojada, nacieron hombres y mujeres tamanacos.

Amalivaca tenía unas hijas a quienes les encantaba viajar y para hacerlas más sedentarias, les rompió las piernas y las unió con hombres nacidos de las semillas de la palmeras, para así contribuir con la repoblación de la tierra.

Amalivaca quería darle forma a la tierra y lo logró con la ayuda de su hermano Vochi. Uno de los deseos de los hermanos era hacer que el río Orinoco tuviera una doble inclinación, es decir, que siempre se pudiera seguir la corriente del agua, tanto para bajar como para subir, para evitar el uso de remos, pero nunca lo pudieron hacer.

Page 5: Mitos Latinoamericanos

MITO CHIBCHA SOBRE LA CREACIÓNMITO CHIBCHA SOBRE LA CREACIÓN

Los Chibchas o Muiscas son un pueblo perteneciente a la familia lingüística chibcha que habitaron las orillas del río Magdalena, en Colombia. El siguiente es el mito chibcha sobre el origen del mundo.Bachué es la Gran Madre Abuela Creadora del universo en la mitología Muisca. Se le denomina la intangible, el pensamiento, la imaginación y la fuerza.

En el tiempo de unquyquie nxie, cuando Bague pensó, su pensamiento se convirtió en obra, ya que antes de esto no existía nada. Fue así como Bague creó a los hacedores y formadores del universo y les dio la orden de iniciar la creación del universo. Los hacedores y formadores fueron: Bachué, Cuza, Chibchachum, Bochica, Necoamcata y sus seis hijos y la Trinidad de Ciminigagua.

Page 6: Mitos Latinoamericanos

MITO CHIBCHA SOBRE LA CREACIÓNMITO CHIBCHA SOBRE LA CREACIÓN

Los hacedores comenzaron una danza muy prolongada ‘Sas quyhynuca’, al son del tambor de Fo en el primer templo ceremonial. Así comenzaron la creación del espacio y el tiempo en la oscuridad de la nada.

Los hacedores decidieron formar la materia prima del universo y crearon a Fiva (el aire), a Faova (la nube) y a Ie (el humo y el camino). Luego crearon los puntos cardinales y luego el arriba y el abajo para darle volumen al universo. Luego crearon el centro de la influencia y el poder, al cual denominaron Tomsa (ombligo).

Page 7: Mitos Latinoamericanos

MITO CHIBCHA SOBRE LA CREACIÓNMITO CHIBCHA SOBRE LA CREACIÓN

Pasó mucho tiempo hasta que por fin llegó sas bequia, el tiempo del principio del mundo. Este ocurre cuando surge Chimi, la Pulpa, la primera cosa del mundo. Mientras tanto se incubaron los embriones de las estrellas, de la tierra y de todas las cosas materiales en el agujero de Tomsa. Cuando Tomsa estuvo llena, se estremeció formando la semilla de la tierra y de toda cosa. Los sobrantes fueron arrojados a la distancia, formando la Vía Láctea.

Para que todo tuviera vida Mnya, el color dorado refulgente, la energía, se unió a Chimi, la pulpa recién creada y se transformó en Chímini, la primera fuerza creadora, el poder de la creación.