Revista CONTACT, Octubre-Diciembre 2014

of 48 /48
REVISTA DE LA CAMARA DE COMERCIO AMERICANA DEL PERU www.amcham.org.pe Año 19 / Volumen 4, octubre - diciembre 2014 Informe especial: Responsabilidad Social P. 34 LA REGULACIóN AMBIENTAL NO DEBE FRENAR LA ACTIVIDAD EMPRESARIAL NI DESCUIDAR EL DESARROLLO SOSTENIBLE. LUZ VERDE PARA TODOS 35 MESA REDONDA CON NUESTRO COMITé DE DESARROLLO SOSTENIBLE Tendencias de Responsabilidad Social ENTREVISTA A GABRIEL QUIJANDRíA Detalles de la COP 20 6 JOSé LUIS ESCAFFI, SOCIO DE APOYO CONSULTORíA ¿Cómo facilitar la aprobación y ejecución de iniciativas privadas cofinanciadas? 16 READ US IN ENGLISH: Type goo.gl/LFpAHi on your address bar or scan this QR Code

Embed Size (px)

description

Revista CONTACT, Edición Octubre-Diciembre 2014

Transcript of Revista CONTACT, Octubre-Diciembre 2014

  • REVISTA DE LA CAMARA DE COMERCIO AMERICANA DEL PERU

    www.amcham.org.pe

    A

    o 1

    9 / V

    olu

    men

    4, o

    ctu

    bre

    - d

    icie

    mb

    re 2

    014

    Informe especial: Responsabilidad Social P. 34

    La reguLacin ambientaL no debe frenar La actividad empresariaL ni descuidar eL

    desarroLLo sostenibLe.

    LuZ verde para todos

    35 MesA redondA con nuestro coMit de desArrollo sostenibleTendencias de Responsabilidad Social

    entreVistA A GAbriel QuijAndrA Detalles de la cop 20

    6 jos luis escAffi, socio de APoYo consultorAcmo facilitar la aprobacin y ejecucin de iniciativas privadas cofinanciadas?

    16

    READ US IN ENGLISH: Type goo.gl/LFpAHi on your address bar or scan this QR code

  • www.amcham.org.pe 3

    CO N T E N I D O

    EditorialLuz verde al empresariado?

    Carta abiertaEnderezando el rumbo

    EntrevistaGabriel Quijandra, viceministro de desarrollo estratgico de los recursos naturales

    Entrevista CentralOjo a la regulacinCarlos Aranda, Southern Per Copper Corporation

    Informe CentralLas novedades del reglamento ambiental de hidrocarburosGiancarlo Guardia, GeoPark; y Tiffany Bayly, Moche Energy

    Informe CentralFinanciamiento ecologicoPilar Domnguez, A2G

    Anlisis econmicoModificaciones y mejoras pendientes al Reglamento de APPJos Luis Escaffi, APOYO Consultora

    Anlisis econmico Staff AmChamPolticas monetaria y fiscal el 2015Rodrigo Acha, jefe de anlisis econmicos de AmCham Per

    20

    22

    26

    29

    30

    32

    33

    34

    cmara de comercio americana deL per(amcHam per) Avenida Vctor Andrs Belande 177, Piso 1, San Isidro, Lima 27, Per / T. (51-1) 705 8000 / F. (51-1) 705 8026 / www.amchamperu.org.pe / [email protected]

    directorio

    presidente Honorario Brian Nichols, Embajador de los Estados Unidos en el Perdirector Honorario Harold Forsyth, Embajador del Per en los EE.UU.presidente Lieneke Schol, Microsoft Per S.R.L.1er vicepresidente Federico Cneo, Amrop S.A.tesorero Esteban Chong, PricewaterhouseCooperssecretario Ral Barrios, Barrios & Fuentes Abogados

    director ejecutivo Aldo R. Defilippi

    directores Flix Antelo, Lan Per S.A., Guillermo Browne, Merck Sharp & Dohme Peru S.R.L., Brbara Bruce, Hunt Oil Company of Peru L.L.C. Suc. del Per, Luis Felipe Castellanos, Banco Interbank, Alejandro Desmaison, Delosi S.A., Ricardo Fernndez, IBM del Per S.A.C., Mariela Garca, Ferreyros S.A., Mara Jess Hume, A.F.P. Integra, Dario Lareu, 3M Peru S.A., Luis Rivera, Glencore Per S.A.C., Norberto Rossi, Grupo Ripley, Rafael Venegas, Rmac Seguros, Fernando Zavala, U.C.P Backus y Johnston S.A.A.

    miembros ex oficio Theodore Gehr, USAID.,Mark Cullinane, United States Embassy Economic Counselor, Ricardo Pelaez, United States Embassy, Commercial Counselor, Diego De la Torre, Per 2021.

    editor Rodrigo Acha coordinacin Francesca Camere suscripciones Y pubLicidad [email protected] diseo Y diagramacin Melina Tirado, Antonio Revilla pre - prensa e impresin Comunica 2, Los Negocios 219, Surquillo, T. (511) 610 4242 - F. (511) 610 4250

    amcHam per precisa que los artculos firmados son de responsabilidad de sus autores.

    Hecho el depsito legal N 2008-11949

    Ao 19Volumen 4octubre diciembre 2014

    Informe Central Empresa y ambienteVctor Cisneros, gerente central de Unacem

    8 24Anlisis econmico - EPEEncuesta de Proyeccin Empresarial noviembre

    Anlisis econmico - Cifras Economa y cambio climtico

    Anlisis legalSemforo legislativo

    AmCham NewsForo de Infraestructura

    AmChambeandoLos mejores momentos de la Cena de Gala de AmCham Per

    AmCham NewsDel Socio al lectorNovedades de los socios de AmCham

    AmCham NewsAgenda InternaTemas priorizados en la actividad de la cmara

    Informe especialResponsabilidad Social

    A M E R I C A N C H A M B E R O F C O M M E R C E O F P E R U

    4

    5

    6

    10

    12

    14

    16

    17

    Anlisis LegalAndrs CaldernSocio del Estudio Muiz, Ramirez, Perz-Taiman & Olaya Abogados

    REVISTA DE LA CAMARA DE COMERCIO AMERICANA DEL PERU

    www.amcham.org.pe

    A

    o 1

    9 / V

    olu

    men

    4, o

    ctu

    bre

    - d

    icie

    mb

    re 2

    014

    Informe especial: Responsabilidad Social P. 34

    LA REGULACIN AMBIENTAL NO DEBE FRENAR LA ACTIVIDAD EMPRESARIAL NI DESCUIDAR EL

    DESARROLLO SOSTENIBLE.

    LUZ VERDE PARA TODOS

    35 MESA REDONDA CON NUESTRO COMIT DE DESARROLLO SOSTENIBLETendencias de Responsabilidad Social

    ENTREVISTA A GABRIEL QUIJANDRA Detalles de la COP 20

    6 JOS LUIS ESCAFFI, SOCIO DE APOYO CONSULTORACmo facilitar la aprobacin y ejecucin de iniciativas privadas cofinanciadas?

    16

    READ US IN ENGLISH: Type goo.gl/LFpAHi on your address bar or scan this QR Code

  • www.amcham.org.pe4

    RE VISTA DE LA CMARA DE COMERCIO AMERICANA DEL PER

    No cabe duda de que el cuidado del ambiente es fundamental en la labor de los empresarios y en los hbitos de todos los ciudadanos. El nivel de responsabilidad de la civilizacin sobre el cuidado del planeta es mayor que en cualquier momento de la historia como consecuencia de la complejidad de los residuos de la actividad industrial y los deshechos de las ciudades.

    Luego de la difusin de campaas de concientizacin cada vez ms intensivas y de la implementacin de prcticas de responsabilidad social ambiental bajo la influencia la Convencin Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climtico (CMNUCC), suscrita en 1992, sera cnico no preocuparse por las consecuencias de nuestras acciones sobre el ambiente. Se podra decir que la regulacin ambiental es bastante reciente y apareci apenas hace dos dcadas como consecuencia del convenio en mencin, pero lo cierto es que no hay excusa para no hacer el esfuerzo de adaptarse.

    No obstante, la regulacin debe mantener un balance entre lo viable y lo deseable, y sobre todo tener en cuenta que existen actividades econmicas cruciales que al ser frenadas de golpe como consecuencia de una normativa rigurosa haran ms dao que con las externalidades negativas que puedan generar. Esto no justifica, sin embargo, que se deje de hacer el mximo esfuerzo por reducir las emisiones de gases dainos y por purificar los efluentes de las plantas industriales.

    Esperamos que a lo largo de la vigsima Conferencia de las Partes de la CMNUCC (COP20) llevada a cabo en Lima se generen buenos aportes para lograr llegar a un consenso sobre las mejores formas de controlar el cambio climtico en convivencia con la actividad empresarial. En la revista que tiene en sus manos se incluyen opiniones de representantes del sector pblico y el empresariado sobre cmo mejorar las polticas y cmo actuar para lograr este objetivo.

    En la entrevista al viceministro de desarrollo estratgico de los recursos naturales de la Repblica del Per, Gabriel Quijandra, hablamos sobre la relevancia de la COP 20 y las implicancias de que se lleve a cabo en Lima. Asimismo, l explica sus perspectivas para los eventuales logros obtenidos en la cumbre y el camino hacia el cumplimiento de las metas planteadas para los siguientes aos.

    Luego, Vctor Cisneros, gerente central de Unacem, nos explica la importancia de la reduccin del consumo de energa para disminuir las emisiones de dixido de carbono y cuenta cmo su empresa ha logrado reducir en promedio 116,000 TM de emisiones de gases de efecto invernadero cada ao en los ltimos seis aos. l tambin reclama que el gobierno puede hacer ms por promover y facilitar la cogeneracin de energa sobre la base

    Editorialluz verde al empresariado?

    Des CifrandoEl cambio climtico

    77 acciones de mitigacin de los efectos del cambio climtico sugiere el PlanCC (Plan de Accin Ante el Cambio Climtico).

    El cambio climtico reducira el PBI en 4.3% al 2025. El impacto negativo crecera a 6.8% en el 2030, segn clculos del Banco Central de Reserva.

    La concentracin de gases de efecto invernadero podra causar una prdida del 9% del PBI global en trminos econmicos, segn estimaciones del Tyndall Center, cifra que no considera el costo de los impactos sociales o ambientales.

    89% de la estructura vial nacional podra perderse ante efectos del cambio climtico segn el Tyndall Center, que afirma que el Per es el 3er pas ms vulnerable.

    De 388 a 900 millones de TM de CO

    2 equivalente incrementaron

    las emisiones agrcolas de GEI en Amrica Latina y el Caribe entre 1961 y el 2010, segn la FAO. La misma entidad sostiene que 44% del total de emisiones generadas por actividades agrcolas provienen de Asia, 17% de Amrica Latina y el Caribe, 15% de frica, 12% de Europa y 8% de Norteamrica.

    552 millones de TM de CO2

    equivalente se dejaran de emitir con la implementacin de un sistema de manejo forestal sostenible en bosques de produccin permanente no concesionados, segn el PlanCC. Tambin se reduciran 158.4 millones de TM con la interconexin elctrica con Brasil, 143.7 millones de TM por la construccin de rellenos sanitarios que generen electricidad con metano, 88.2 millones de TM con el uso de alfalfa dormante para el ganado.

    de residuos, para lo cual ellos podran captarlos y procesarlos en sus plantas.

    Respecto al sentido que debe tomar la regulacin, en el artculo de Carlos Aranda, gerente de servicios tcnicos de Southern Per Copper Corporation, se advierte que una normativa ambiental basada en el castigo resulta contraproducente para las inversiones (que generan ms del 20% del PBI peruano). l hace notar que el gobierno debera enfocarse en la prevencin y hace un llamado a evaluar la forma en como se determinan las normas y su aplicabilidad.

    Pero no todas las normas vienen cargadas de crticas. El artculo de Giancarlo Guardia, gerente legal de Geopark Per, destaca que el recientemente publicado Reglamento Ambiental para las Actividades de Hidrocarburos contribuye a demarcar mejor las responsabilidades y agiliza los procesos de evaluacin. l tambin menciona que, an con la aplicacin de las nuevas normas, quedan retos por superar en la aprobacin de estudios ambientales.

    Otro aspecto relevante para el logro del balance entre las actividades productivas y el cuidado del ambiente es el financiamiento. Unas pginas ms adelante, Pilar Domnguez, directora de la consultora A2G, nos explica cmo el enfriamiento del mercado de bonos de carbono ha dado pie a sistemas alternativos de financiamiento verde que han tomado las plantillas de los mecanismos de desarrollo limpio.

    A estos temas netamente ambientales se aade un informe especial sobre responsabilidad social, tema que involucra al cuidado del ambiente. ste incluye una exhaustiva mesa redonda con el Comit de Desarrollo Sostenible sobre las tendencias de las polticas de responsabilidad social empresarial, y los retos y dificultades que hoy se enfrentan para su ejecucin. Esta conversacin es una muestra del alto potencial que los comits de AmCham Per tienen para aportar al debate de temas especficos de su domino. Complementan la seccin otros tres artculos sobre estrategias de comunicacin corporativa con comunidades, prevencin en salud, y seleccin de ejecutivos en respuesta a las tendencias de responsabilidad social empresarial.

    Como ve, la revista que tiene en sus manos abarca de manera extensa los aspectos ms relevantes de la relacin entre las partes interesadas de la actividad empresarial: Estado, ciudadana y empresariado. No obstante, no se deja de lado la cobertura de la coyuntura econmica y, como siempre, se presenta la Encuesta de Expectativas Empresariales, adems de un completo informe sobre las pesrpectivas para las polticas monetaria y fiscal a lo largo del 2015. Estamos seguros de cubrir sus expectativas.

  • www.amcham.org.pe 5

    RE VISTA DE LA CMARA DE COMERCIO AMERICANA DEL PER

    Salvo por el incremento del impuesto a los dividendos, las modificaciones tributarias del quinto paquete de estmulo mejorarn la productividad de las empresas e incentivarn la formalidad.

    La aprobacin del plan pas del Per en la OCDE demuestra credibilidad en el proceso de desarrollo del pas e incentiva a continuar con reformas importantes.

    x La reduccin de las partidas exoneradas de aranceles y los retrocesos en la desactivacin del drawback demuestran falta de firmeza del gobierno ante pedidos mercantilistas.

    x El presunto vnculo entre ciudadanos denunciados por corrupcin con autoridades municipales, regionales o nacionales no slo afecta significativamente la imagen del Per, sino tambin su clima de negocios.

    A prueba

    Carta abierta - 2014, 02

    RE VISTA DE LA CMARA DE COMERCIO AMERICANA DEL PER

    (e)sP los forMAles

    En trminos de poltica econmica, Ollanta Humala ha hecho todo para ser recordado como otro de los presidentes que asust en campaa pero gobern en forma prudente y mantuvo (para bien) el statu quo econmico y las reglas de juego. No obstante, la diferencia con sus antecesores es el gran dao que se hizo al entorpecer el flujo de inversiones con la falta de firmeza para resolver conflictos sociales no siempre justificados (a pesar de empuar el estandarte de la inclusin social), la incapacidad de disminuir barreras burocrticas (demrito compartido con sus antecesores, aunque en coyunturas menos exigentes que no hacan tan obvia la necesidad de hacer reformas), y el abuso de la regulacin ambiental y laboral por medio de un enfoque basado en sanciones y no en prevencin y capacitacin.

    Sin embargo, el inicio del cuarto ao del gobierno del presidente Humala ser recordado por los (hasta ahora) cinco paquetes de medidas regulatorias orientadas a estimular la economa. Sin desmerecer el esfuerzo tcnico que implica disear polticas de estmulo respetando la solidez fiscal (o salindose de ella cuando la oportunidad lo amerita, pero sin afectar la solvencia del Estado), no puede dejar de criticarse que haya sido necesario llegar al punto en que se hayan producido sucesivos recortes en las proyecciones de crecimiento para el PBI del 2014, que en parte pudieron ser evitados.

    Como se recuerda, en junio se comenz a decir que en el 2014 la economa peruana avanzara alrededor de 1.5 puntos por debajo de lo inicialmente esperado, pocos meses despus de lo cual se anunci que slo crecera 3% (casi la mitad del 5.5% inicialmente estimado).

    Algunos de estos problemas pueden haber sido arrastrados desde tiempos remotos, pero otros han sido creados por la actitud inquisidora con las industrias extractivas que se tuvo al comienzo de este gobierno. Los paquetes de estmulo, entonces, no solamente son una respuesta ante una coyuntura adversa, sino la correccin de errores cometidos a lo largo del gobierno. Por eso en el primer paquete se impuso limitaciones a la discrecionalidad del OEFA y topes a las multas ambientales, y adems revis las leyes de Sunafil.

    El enfriamiento de la economa ha dado pie a que la promocin de la inversin termine por convertirse en la prioridad del gobierno, al parecer ms por urgencia que por conviccin del Partido Nacionalista, que cada vez tiene menor solidez por la falta de apoyo poltico. El momento ha sido aprovechado para corregir problemas estructurales como la ineficiencia de la burocracia y el exceso de carga tributaria, que termina por desalentar la formalizacin de los trabajadores. No se ha tocado sin embargo la excesiva rigidez laboral que genera una gran informalidad.

    Es correcto que se busque concentrar recursos en los empresarios (los agentes con mayor capacidad de ejecucin) que retenerlos en las arcas del Estado y someter su inversin a la torpeza que impone la burocracia. Las modificaciones tributarias introducidas en el quinto paquete de estmulo van por este camino, el mismo que tambin siguen los ajustes legales para favorecer la ejecucin de asociaciones pblico-privadas que permitan mejorar la infraestructura del pas.

    Ese es justamente el camino que ms se debe allanar para sostener el crecimiento de la economa peruana. Esto debe hacerse sin perjuicio de enfocarse en la estricta necesidad de continuar con la ejecucin de proyectos mineros y de desatar el nudo ocasionado por la paralizacin de Conga. De lograrse, podra dar pie a la reactivacin de la economa de Cajamarca y dara un fuerte impulso a todo el pas con el inicio de operaciones de otras grandes minas en la zona.

    Sin embargo, nada indica que se pueda volver a vivir un boom de commodities como el de los aos anteriores, de manera que se requerir un impulso adicional con mayor volumen de produccin. El Per es un pas por construir, y eso asegura una demanda por inversin en infraestructura que requiere solvencia y estabilidad en las reglas de juego para propiciar la inversin.

    Des CifrandoEl cambio climtico

    enderezando el rumbo

  • ENTREVISTA

    www.amcham.org.pe6

    Cunto tiempo de trabajo, presupuesto y recursos humanos ha demandado la orga-nizacin de la COP20?

    Hemos trabajado de manera activa desde que en diciembre del 2012 durante la COP18 en Doha, Qatar, expresamos nuestro inters por organizar la cumbre. La oficializacin real de la condicin de anfitrin del Per para la COP20 se hizo efectiva en junio del 2013 en la reunin Intersesional de Bonn. Ah se hizo el video promocional y se comunic que el Per iba adelante. Hay un esfuerzo que tiene casi dos aos de trabajo detrs.

    En trminos de presupuesto la COP es costosa. El presupuesto es de alrededor de US$90 millones, algo que est en lnea con lo que han costado COP anteriores de acuerdo a lo que hemos visto en la expe-riencia internacional. La diferencia est en que en el caso nuestro estamos incluyen-do la construccin o el levantamiento de la infraestructura para recibir a los delegados

    lA PosibilidAd de tener un borrAdor de Acuerdo fuerte PArA lleGAr A PArs [A lA coP21] eMPiezA A concretArse

    GABRIEL QUIJANDRA, viceministro de desarrollo estratgico de los recursos naturales de la Repblica del Per

    Uno de los protagonistas de la presencia del Per en la COP20 nos cuenta los detalles de su organizacin, la participacin peruana, y las perspectivas de cumplimiento de la agenda ambiental.

    y para alojar la organizacin en esos US$90 millones de la COP.

    Estamos levantando sesenta mil m2 de in-fraestructura temporal. Eso es algo que no tu-vieron que hacer los otros pases que organi-zaron la COP. Este presupuesto que tenemos nosotros ha incluido eso, cosa que nunca haba ocurrido nunca hubo un pas que tuviese que hacer este esfuerzo y que tuviese la confianza del resto de los pases como para llevar adelante una cosa como esta.

    Adems, sin duda va a marcar un hito en trminos de capacidad de gestin desde el sector pblico. Es un proyecto que hemos llevado adelante en el levantamiento de la sede, en realidad, en poco ms de ocho me-ses, y eso es, va a ser histrico.

    En trminos de recursos humanos, hemos tenido que ampliar el personal del Ministerio del Ambiente. Hay un equipo de alrededor de sesenta o setenta personas dedicadas

    lo que pretendemos ahora es tener un posicionamiento

    importante en varios de los temas relevantes.

    Queremos tener una posicin fuerte en financiamiento, sin

    duda el haber recibido el encargo de ser

    copresidentes del fondo verde del clima durante

    todo el prximo ao es una demostracin de la confianza en la capacidad del Per.

  • ENTREVISTA

    www.amcham.org.pe 7

    especficamente a los temas de la COP. He-mos tenido que atraer a toda la capacidad de logstica y de gestin de proyectos cons-tructivos y se ha concretado una alianza de trabajo interesante. Tambin se va a generar un aprendizaje im-portante y se demuestra que el Estado pe-ruano est en capacidad de asumir retos de escala importante.

    Si tuviera que destacar los aportes de la parte peruana en las anteriores cumbres cules seran? Y esta vez cules son las principales propuestas o pedidos en la agenda de la delegacin?

    En anteriores cumbres el Per ha sido parti-cularmente activo en el tema forestal, noso-tros somos uno de los impulsores originales del mecanismo REDD. Fuimos parte del grupo de pases que formul inicialmente la idea, tambin hemos sido impulsores del enfoque programtico de los mecanismo de desarrollo limpio.

    Este enfoque permite trabajar una especie de intervencin modelo del cual se cuelgan varios proyectos que tienen la misma na-turaleza. Por ejemplo, hay un programa de cocinas mejoradas que permiti aprobar un perfil de Mecanismos de Desarrollo Limpio y un perfil tipo, y de ah se han colgado varias intervenciones concretas de mejoramiento de cocinas que tienen un impacto en la re-duccin de emisiones.

    Lo que pretendemos ahora es tener un po-sicionamiento importante en varios de los temas relevantes. Queremos tener una po-sicin fuerte en financiamiento, sin duda el haber recibido el encargo de ser copresiden-tes del fondo verde del clima durante todo el prximo ao es una demostracin de la con-fianza en la capacidad del Per para impulsar el tema o su discusin.

    Adems, para la lograr este financiamiento en intervenciones concretas tambin quere-mos tener un papel importante en relanzar el proceso de discusin e implementacin de decisiones vinculadas a adaptacin, asun-to que requiere un empujn.

    Se espera que el prximo ao se termine de concertar para llegar a un acuerdo vinculante entre las partes en el 2020. Esa meta parece posible? Cul es el estado de cumplimiento de la agenda del Convenio Marco de las Na-

    ciones Unidas Sobre el Cambio Climtico?

    Nosotros vemos que hay seales positivas respecto a poder llegar a firmar un acuer-do en Pars en el 2015. Este reciente acuer-do y anuncio conjunto de EEUU con China respecto de emisiones, el anuncio del pro-grama de reducciones de la UE y la capita-lizacin del fondo verde son seales de que los planetas se estn alineando. Esto ocurri a pocos das de que los representantes lle-guen a Lima, y la posibilidad de tener un borrador de acuerdo fuerte, ambicioso y que sea un buen insumo de trabajo para llegar a Pars empieza a concretarse.

    Parece ser que en la COP de Lima vamos a tener un resultado bueno, lo cual confirma-ra el sentimiento que tenamos nosotros al tomar la decisin de alojar la cumbre. Cre-mos que el Per estaba en una posicin inmejorable al ser visto como un pas que tiene una posicin en la discusin climtica que sirve de puente entre las ms extremas.

    Creo que esa confianza en el Per tambin hace que haya buena voluntad de las partes hacia como facilitarnos la tarea de mediar, o de cmo facilitar este proceso de discusin tan complejo que va ha haber en Lima.

    Cul es el estado de los avances en la agenda del PlanCC? Est asegurado su cumplimiento? Cules son los principales retos a superar para que se alcancen las metas planteadas?

    Lo que ha hecho el plan es identificar al-gunas de las medidas ms rentables en trminos de reduccin de emisiones. Pero tambin ha identificado aquellas que lo son en trminos econmicos, y que por su naturaleza podran ser impulsadas por el sector privado, por alianzas pblico-privadas o por el sector privado en caso tuvieran potencial. El PlanCC no es una de-cisin tomada, es un documento para ge-nerar discusin y posteriormente decisin, no solamente del Estado sino tambin del sector privado.

    En qu estatus est? Se ha entregado la in-formacin y el anlisis bsico con las 77 me-didas, estamos yendo hacia el proceso de discusin de las mismas en el marco del pro-ceso de formulacin de las contribuciones nacionales que tienen que estar listas hacia mediados del prximo ao.

    Hay compromisos concretos que el pas va a tomar en trminos de reduccin de emisio-nes. Una vez que estos objetivos estn iden-tificados, lo que nos va a permitir el PlanCC es ver cules son los proyectos concretos y las intervenciones a partir de las cuales po-dramos cumplir esos compromisos asuma-mos a mediados de ao.

    Cmo calificara la actitud de los empresa-rios formales respecto al cumplimiento de las normas ambientales? Erradicar la informali-dad es tambin una solucin para mejorar la fiscalizacin sobre el cuidado del ambiente?

    Sin duda el tema de informalidad est vin-culado de manera importante a los grandes generadores de emisiones de gases de efec-to invernadero en el pas, eso es indudable. La principal fuente de generacin de gases de efecto invernadero en el pas es la defo-restacin, que est vinculada a la falta de de-sarrollo de un sector formal, y al vnculo con economas delictivas asociadas al narcotrfi-co, a la tala o la minera ilegal.

    En transportes, la informalidad de los pro-veedores del servicio y el hecho de tener unidades que no cumplen con los criterios ambientales explican en parte los importan-tes niveles de emisin.

    Hay capacidad y posibilidad de mejora im-portante en el sector formal, hay muchas oportunidades vinculadas a la transicin hacia una matriz energtica que incorpore energas renovables no convencionales. Por la escala de inversin y capital que requieren, esas fuentes de energa son prohibitivas para el sector informal o de pequea escala.

    Ah el esfuerzo tiene que venir del sector for-mal, lo que hay que hacer es concretar esta potencialidad que el pas muestra en todos los rankings. Ranking que sale para la regin, ranking en el cual el Per sale en puestos extremadamente altos, pero eso no se ha traducido en un esfuerzo y en un marco re-gulatorio suficientemente promotor.

    Tenemos las subastas que se han impulsado desde el Ministerio de Energa y Minas, pero la matriz energtica impulsada por energas reno-vables est en menos del 5%. Creemos que hay oportunidades enormes en eficiencia energti-ca, donde tambin est vinculada la necesidad de avanzar hacia la diversificacin productiva y la mejora de la eficiencia y la competitividad.

  • www.amcham.org.pe8

    TEMA CENTRAL

    Por Vctor cisneros, gerente central de Unacem

    reduccin del consuMo: un reto PArA lA industriA

    En torno a la Vigsima Conferencia de las Partes de la Convencin Marco de las Na-ciones Unidas sobre el Cambio Climtico (COP20) y la Dcima Reunin de las Partes del Protocolo de Kioto (CMP10), progra-madas para llevarse a cabo en Lima del 1 al 12 de diciembre del 2014 (con una concurrencia estimada en alrededor de 15,000 representantes de grupos de in-ters de 194 pases, tales como organiza-ciones internacionales, la sociedad civil, el sector privado y varios medios de comu-nicacin masiva, as como a presidentes y ministros de todo el mundo), es impor-tante conocer lo siguiente:

    A nivel mundial, las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), producto de las actividades humanas, son aparentemente las causantes del calentamiento global y en consecuencia del cambio climtico. Esta problemtica podra estar generando la alteracin del clima con grandes con-secuencias para nuestro planeta, por lo que a nivel mundial se han multiplicado las iniciativas que buscan reducir las emi-siones GEI.

    El Per no es ajeno a esto, ya que participa en las negociaciones climticas interna-cionales desde que se suscribi a la Con-vencin Marco de las Naciones Unidas en 1992 y al Protocolo de Kioto en 1997. Segn el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climtico (IPCC por sus siglas en ingls) las emisiones que emite Per tie-nen una participacin no menor de 0.4%

    del total de emisiones a nivel mundial y estas se relacionan bsicamente por la evolucin demogrfica y patrones de consumo, entre otros.

    Segn, el Proyecto de Planificacin ante el Cambio Climtico (PlanCC), en nuestro pas las emisiones de GEI al 2009 sumaron 134,570 Gg de CO

    2eq (miles de millones

    de gramos de dixido de carbono equiva-lente). De stas, el 40% son consecuencia del uso y cambio de suelo; el 20% de la ac-tividad agrcola, el 18% de la generacin de energa, el 11% del parque automotor, el 8% de desechos y 4% de procesos in-dustriales.

    La industria del cemento y el cambio cli-mtico

    Entre las industrias, la del cemento es una de las que demanda mayor cantidad de energa. El proceso de fabricacin de ce-mento demanda un elevado consumo, debido fundamentalmente a las altas tem-peraturas (superiores a 1,400 C) requeridas para la obtencin del clnker, que es el in-sumo intermedio del cemento. Esta energa es producida por combustibles fsiles y su combustin genera emisiones de GEI.

    Por esta razn, las empresas cementeras han basado sus esfuerzos en reducir el con-sumo de combustible a travs de proyectos y acciones como la modernizacin de sus instalaciones. Este proceso ha consistido en la aplicacin de tecnologa ecoeficiente, el

    cambio de combustible o la bsqueda de alternativas como el coprocesamiento de residuos. Tambin se ha recurrido a la ela-boracin de cementos adicionados, que incorporan otros materiales distintos del clnker como las escorias, cenizas volantes, puzolanas, filler caliza y hasta la misma cali-za en la molienda final de cemento.

    En consecuencia, el consumo de energa y la generacin de emisiones de GEI se con-vierten en variables importantes a conside-rar para la sostenibilidad de la produccin de cemento en los prximos aos. Por esa razn, la industria cementera requiere es-tablecer lineamientos estratgicos para enfrentar estos nuevos retos a mediano y largo plazo.

    Reduccin del consumo en Unacem

    En Unacem somos conscientes de nuestro rol en el desarrollo del pas, de manera que hemos considerado a la gestin del cambio climtico dentro de los ejes ambientales. Por esa razn, desde hace varios aos llevamos a cabo medidas de adaptacin y mitigacin para reducir los GEI, algo muy importante si se tiene en cuenta que el Per es considera-do como uno de los pases ms vulnerables a los efectos del cambio climtico.

    Nuestro objetivo es, reducir los niveles de emisiones de GEI por tonelada de cemento que fabricamos. Para ese fin, dentro de nues-tra gestin empresarial tenemos en cuenta el uso de combustibles ms limpios y de ener-

    La generacin de energa origina ms emisiones de CO2 que las actividades industriales en s. Por ende, reducir el consumo resulta fundamental.

  • www.amcham.org.pe 9

    COVER STORY / I N F O R M E C E N T R A LTEMA CENTRAL

    gas renovables, la optimizacin de procesos y de sistemas de transportes eficientes, y la elaboracin de nuevos productos ms ami-gables al medio ambiente, entre otros, y que se detallan a continuacin:

    Dentro de las acciones llevadas a cabo, y enmarcadas bajo el Mecanismo de Desa-rrollo Limpio (MDL), est el uso de gas na-tural en reemplazo de carbn como princi-pal fuente de energa en nuestro proceso productivo. De esta forma hemos logrado disminuir ms de 116,000 TM de CO2 como promedio anual en los ltimos aos, es de-cir, 20% de nuestras emisiones de gases de efecto invernadero. Con esto pudimos con-vertirnos en la primera cementera nacional en emitir bonos de carbono y ser los lderes en la reduccin de emisiones de gases de efecto invernadero en el pas.

    Asimismo, promovemos el uso de energas renovables y uso eficiente de recursos a tra-vs del uso de energa elctrica limpia en nuestros procesos. Esto lo hemos hecho a travs de nuestras centrales hidroelctricas Carpapata I, II y III (proyecto), que abastece a la planta de Condorcocha en Junn y a las comunidades aledaas. Asimismo, somos parte accionista de la Central Hidroelctrica El Platanal.

    Para producir ecoeficientemente y mejorar nuestro desempeo energtico y ambien-tal, modernizamos nuestra Planta Industrial en Atocongo e implementamos una nueva lnea de produccin con tecnologa de punta en Condorcocha. Con esto redujimos 17% en promedio el consumo de energa elctrica, y en ms de 10% el consumo de energa trmi-ca por cada TM de cemento producido.

    Adems contamos con un sistema de transporte de materiales ms seguro y am-bientalmente eficiente: nuestra faja tubular subterrnea Atocongo-Conchn, de 8.0 km aproximadamente, con la que redujimos al 100% la emisin de gases y los riesgos de seguridad en el transporte terrestre de in-sumos y productos.

    Asimismo, desarrollamos los ya mencio-nados cementos adicionados, que son productos mejorados que cumplen con las normas tcnicas peruanas e interna-cionales y que contienen menor por-centaje de clnker en su composicin. stos permiten tener productos con un

    22% menos de emisiones de GEI respec-to del cemento tradicional.

    Acciones a tomar como pas

    A pesar de que nuestro pas lleva ms de 20 aos participando proactivamente para contribuir a reducir los GEI a nivel mundial, recin este ao ha creado la Estrategia Na-cional ante el Cambio Climtico (ENCC), que ser una herramienta orientadora que marcar la pauta para los prximos aos y contendr las estrategias, programas y me-tas de mitigacin, adems de las acciones de adaptacin frente al cambio climtico.

    La ENCC considera que el principal reto aso-ciado al cambio climtico, es la reduccin de los riesgos e impactos previsibles a travs de una gestin integrada de los sectores para la reduccin de la vulnerabilidad, el aprove-chamiento de las oportunidades y el forta-lecimiento de capacidades para enfrentarlo. Por otro lado, la ENCC seala que para sentar las bases de una economa baja en carbn, nuestro pas tiene potencial para la captura, la conservacin de reservas de carbono, y la mejor gestin de las emisiones de los GEI.

    Cabe mencionar que sera importante con-siderar dentro de la ENCC la recuperacin de energa a travs del coprocesamiento de residuos. La industria del cemento po-dra brindar un gran aporte con esta alter-nativa viable que mejorara las estrategias planteadas por nuestras autoridades para dar frente al cambio climtico.

    Sin embargo, en caso se incorpore este tipo de tecnologa, ser necesario fijar una

    estrategia para la gestin integral y susten-table de los residuos. sta debe basarse en la recuperacin y reciclaje de materiales, as como en la generacin de energa. Slo debe trabajarse con aquellos residuos que no puedan ser reciclados, los mismos que se destinaran a compostaje, y aquellos que no sean viables para otro tratamiento se iran al relleno sanitario.

    Con estas acciones se reduciran las reas de rellenos sanitarios. stas no son suficientes en nuestro pas y en un gran porcentaje de los residuos no son dispuestos y tratados adecuadamente, situacin que implica la emisin de metano, un GEI ms pernicioso para el planeta. Para ese fin, es importante que el pas brinde la seguridad jurdica del caso emitiendo nor-mas legales sobre coprocesamiento, dada la inversin en la implementacin de plantas y sistemas de tratamiento de residuos en los hornos cementeros. El aporte del sector Ce-mento en la gestin integral de residuos a travs del coprocesamiento es una opcin factible e importante. Pases como Chile, Bra-sil y Ecuador, as como Espaa y Portugal en Europa, cuentan con experiencias y resulta-dos favorables en su implementacin.

    El coprocesamiento para el manejo de resi-duos contribuira a alcanzar un desarrollo sa-tisfactorio y sostenible para nuestra sociedad, con base en una economa baja en carbono tal como lo establece la ENCC. El impulso a iniciativas de ste puede ser una prueba de que s es posible alinear los objetivos de las empresas industriales y extractivas con los del gobierno en cuestiones ambientales.

    200,000

    175,000

    150,000

    125,000

    100,00

    75,000

    50,000

    25,000

    0

    2007 2008 2009 2010 2011 2012

    Ahorro verdeReduccin anual de emisiones de gases de efecto invernadero en Unacem

    Fuente Unacem

  • www.amcham.org.pe10

    TEMA CENTRAL

    Por cArlos ArAndA, gerente de servicios tcnicos de

    Southern Per Copper Corporation

    ojo A lA reGulAcin

    Nuestra legislacin, aunque todava en su etapa inicial, se caracteriza por ser abundante, dispersa, controladora, pu-nitiva y carente de incentivos. Hoy en da es necesario evolucionar hacia una legislacin ambiental sistematizada y promotora de la prevencin ambiental.-- Lorenzo de la Puente Brunke, en De-recho Ambiental e Industria Minera en el Per, 2010

    En 1991, cuando en el Per algunos miraban con preocupacin cmo im-plementar el recientemente publicado Cdigo del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales, empez a surgir una nueva visin de desarrollo de pas. Quedaba claro que el enfoque de hacer negocios como siempre tena los das contados. Sin embargo, como fiel refle-jo de la naturaleza humana, el cambio de enfoque frente a un desarrollo con responsabilidad ambiental no ha sido rpido ni fcil.

    Veinticuatro aos despus, tenemos un rbol normativo abundante, disperso, controlador y mayormente punitivo, tal como lo describe el Dr. De la Puente en su libro Derecho Ambiental e Indus-tria Minera en el Per. Pero dentro de esta produccin y evolucin normativa, podemos sealar que hay regulaciones buenas y otras no tan buenas; no slo

    Una normativa ambiental basada en el castigo en lugar de la prevencin resulta contraproducente y termi-na por ahuyentar las inversiones. Los procesos con que se elabora deben ser revisados.

    desde una perspectiva empresarial pri-vada, sino desde una posicin de razo-nabilidad y sentido comn. Debemos reconocer que el pas tena que empe-zar a buscar el desarrollo en consonan-

    cia con las tendencias mundiales, sobre todo en un momento en que el mundo iniciaba su integracin total.

    Sin embargo, la bsqueda de esta nueva visin de desarrollo, de futuro, nos plan-teaba dos opciones en cuanto a cmo enfrentarlo: hacerlo rpido con el obje-tivo de resolver los problemas inmedia-tos, o hacerlo lento pero ordenadamen-te y con el objetivo de que las normas obedezcan a un anlisis de riesgo. Se dio lo primero.

    Cacera de brujas

    En el mbito administrativo pblico en materia ambiental, a lo largo de los lti-mos cinco aos hemos sido testigos del nacimiento del Ministerio del Ambiente (Minam), de la creacin del Organismo de Evaluacin y Fiscalizacin Ambiental (OEFA), de la creacin del Servicio Na-cional de Certificacin Ambiental (Sena-ce) y la creacin de la Autoridad Nacio-nal del Agua (ANA).

    De estas entidades, slo la ANA surge luego de un anlisis profundo, largo, tcnico y multisectorial. El Minam (y sus rganos OEFA y Senace) son ms el resultado de presiones polticas, medi-ticas y de algunas organizaciones de la sociedad civil.

    tenemos un rbol normativo

    abundante, disperso, controlador y

    mayormente punitivo (...)

    Pero dentro de esta produccin y

    evolucin normativa, podemos sealar

    que hay regulaciones buenas y otras no

    tan buenas,no slo desde

    una perspectiva empresarial privada.

  • www.amcham.org.pe 11

    COVER STORY / I N F O R M E C E N T R A LTEMA CENTRAL

    El problema es que se parte de la premisa de que cualquier actividad industrial o productiva es o debe ser sospecha de alguna mala prctica am-biental, y que por lo tanto se le debe mirar y controlar con la mayor canti-dad de instrumentos. Nos olvidamos que las normas deben estar en funcin de la prevencin de una ocurrencia y de la correccin de comportamientos.

    No se trata de asumir que estos com-portamientos son una prctica normal y hasta premeditada. Tambin nos ol-vidamos que el comportamiento hu-mano es un proceso de aprendizaje.

    Desde un punto de vista optimista, debemos asumir que las normas am-bientales con las que cuenta el pas deben servir para enriquecer las fu-turas normas o procesos de consoli-dacin de normas ambientales que vayan a desarrollarse. Sealamos esto porque, al margen de los aspectos que estas normas abordan, varias de ellas adolecen de procesos de elaboracin adecuados.

    Durante los aos 90, el entonces Con-sejo Nacional del Ambiente (Conam) estableci un mecanismo innovador, razonable y adecuado para elaborar las normas. Convocaba a represen-tantes de los ministerios pertinentes, de los gremios industriales, de la aca-demia, de colegios profesionales y de organizaciones no gubernamentales para que, en consenso, elaboren la norma.

    El intercambio era tcnico, legal y has-ta con presencia de expertos ad hoc para asegurar que contramos con una norma que fuera proactiva, razo-nable y cumplible. Infortunadamente, este mecanismo ya no se utiliza. Qu se puede hacer para corregir la crea-cin de normas ambientales?

    Lo que s puede replicarse

    A mediados del ao pasado el gobier-no de Chile aprob una norma que establece el procedimiento de cmo elaborar sus normas ambientales. Par-te importante de este proceso de ela-boracin de la norma es el mandato

    Varias de nuestras normas han

    resultado de copiar la legislacin de otros

    pases, sin hacer un anlisis tcnico-

    cientfico sobre su aplicabilidad o

    cumplimiento en el pas (...)

    otros pases desarrollados

    elaboran sus normas ambientales tomando

    en consideracin las condiciones

    ambientales, tecnolgicas,

    econmicas, sociales y hasta laborales

    de que, una vez iniciado, se encarguen estudios cientficos que sustenten la ne-cesidad y/o las condiciones que debe asumir dicha norma. Varias de nuestras normas han resultado de copiar la legislacin de otros pases, sin hacer un anlisis tcnico-cientfico sobre su aplicabilidad o cumplimiento en el pas (lo que s deberamos imitar es el modelo chileno para evaluar la creacin de normas ambientales). EEUU, Canad, Japn y otros pases desarrolla-dos elaboran sus normas ambientales tomando en consideracin las condicio-nes ambientales, tecnolgicas, econ-micas, sociales y hasta laborales antes de promulgarlas.

    Todos esos pases han desarrollado me-todologas para identificar asuntos am-bientales a normar, as como para elabo-

    rar tales normas. No contamos con este proceso en el Per.

    Todo lo antedicho sirve para recalcar que, si bien nuestras normas ambien-tales son necesarias y muchas son razo-nables, el Per est haciendo grandes esfuerzos para ingresar a esferas como la Organizacin para la Cooperacin y el Desarrollo Econmicos (OCDE). Para poder competir en dicho mbito de-bemos contar con normas que reflejen nuestra realidad ambiental, social, eco-nmica, tecnolgica y laboral.

    Copiar las normas de otros lugares sin un mayor anlisis no es una buena me-todologa. Normalmente es una prcti-ca facilista que soslaya la necesidad de generar informacin propia y desarro-llar investigacin que apunte a funda-mentar tales normas ambientales.

    Si todo sigue como est, qu nos es-pera en la aplicacin de las polticas ambientales?

    Capacidad a prueba

    Como pas, hoy estamos en la encru-cijada de ver cmo enfrentaremos las exigencias que resulten de la Vigsi-ma Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climtico (COP 20). De seguro estas exigencias resultarn en nuevas normas ambientales nacionales, pero para las cuales no hemos hecho nues-tra tarea. Seguimos con grandes vacos de informacin nacional, no hemos in-corporado la prctica de hacer anlisis de riesgos especficos para cada norma y no contamos con una clara metodo-loga que nos asegure normas razona-bles y cumplibles.

    Veinticuatro aos despus de la pro-mulgacin de la primera norma am-biental integral en el pas, hemos avan-zado mucho en cantidad, variedad y exigencias de normas ambientales. Ahora necesitamos trabajar en su fun-damento y aplicabilidad a travs de los mecanismos antes sealados. De lo contrario, nuestras normas ambienta-les futuras, como las que surgirn para enfrentar el cambio climtico, podran sumarse al frondoso pero conflictivo rbol normativo.

  • www.amcham.org.pe12

    TEMA CENTRAL

    Por: tiffAnY bAYlY, gerente de seguridad, salud y asuntos ambientales de Moche Energy y

    GiAncArlo GuArdiA, gerente Legal de Geopark Peru

    lAs noVedAdes del reGlAMento AMbientAl de HidrocArburos

    El nuevo Reglamento Ambiental para las Actividades de Hidrocarburos anunciado para este ao gener gran expectativa por parte de la industria y la sociedad civil en general. En dicha norma se de-finen gran parte de las reglas de juego, relacionadas a la proteccin ambiental, aplicables al desarrollo de las actividades hidrocarburferas.

    Entre los aspectos principales aspectos regulados por el nuevo reglamento estn las normas aplicables para la aprobacin de estudios ambientales, los aspectos tcnicos relacionados a las actividades de petrleo y gas natural, y los planes de abandono asociados a las mismas.

    Entonces, cules son las modificaciones introducidas por el nuevo reglamento?

    Clasificacin acertada

    El principal cambio introducido por el nuevo reglamento, y el tema que mayor anlisis gener dentro del sector pblico y privado, es la nueva categorizacin de las actividades hidrocarburferas. Median-te sta se determin qu clase de estudio ambiental le corresponda a cada tipo de actividad de hidrocarburos.

    As, el nuevo reglamento mantiene las tres categoras de estudios ambientales que estaban recogidas en el reglamento derogado: las declaraciones de impacto

    ambiental, los estudios de impacto am-biental semidetallado (EIA-sd), y los es-tudios de impacto ambiental detallado (EIA-d). Estas categoras resultan aplica-bles a un proyecto segn pudiese gene-rar impactos negativos leves, moderados o significativos, respectivamente.

    De esa forma, la nueva norma ha estable-cido que se requiere un EIA-d o EIA-sd para los proyectos de adquisicin ssmica o perforacin ubicados en reas natura-les protegidas, ecosistemas frgiles, re-servas territoriales, zonas con hbitats no intervenidas, y zonas marinas menores a 5 Km cuando la perforacin incluya ms de cinco pozos o cuando se requiera la construccin de accesos.

    Asimismo, ser necesaria la presentacin de un EIA-d para cualquier proyecto de construccin y operacin de las facilida-des necesarias para producir hidrocarbu-ros. Tambin lo ser para la instalacin de sistemas de transporte de hidrocarburos por ductos y plantas de procesamiento.

    Finalmente, slo se requerir una decla-racin de impacto ambiental (DIA) para los proyectos de adquisicin ssmica en el mar, costa o sierra que estn ubica-dos fuera de reas naturales protegidas o ecosistemas frgiles. Asimismo, ser posible presentar una DIA en el caso de proyectos de distribucin de gas natural por red de ductos en reas urbanas, o la

    instalacin de establecimientos de venta al pblico de hidrocarburos (grifos).

    Sin perjuicio de lo anterior, el reglamen-to establece que a solicitud del titular del proyecto, la autoridad ambiental puede asignar al mismo una categorizacin dis-tinta a la establecida en dicha norma si las caractersticas particulares del proyecto as lo justifican. As, en caso un proyecto pudiera generar impactos negativos me-nores a los previstos para ese tipo de acti-vidad, el titular del mismo podra solicitar a la autoridad ambiental que se le asigne una categora menor a la establecida de antemano por el reglamento.

    Esta nueva clasificacin parecera ser un acierto, ya que no slo protegera las reas sensibles desde un punto de vista ambien-tal a travs de estudios ms detallados. Tambin promovera el desarrollo de activi-dades exploratorias en zonas de menor fra-gilidad ambiental a travs de procesos de certificacin ambiental ms sencillos.

    De esa forma, la nueva clasificacin de estudios ambientales debera promover la actividad exploratoria por la disminu-cin de la espera para la obtencin de permisos gubernamentales.

    Procesos agilizados

    Adicionalmente, el reglamento ha in-cluido disposiciones sobre modificacio-

    El nuevo Reglamento Ambiental para las Actividades de Hidrocarburos mantiene la mayor parte de las obli-gaciones contenidas en el reglamento anterior, pero ha introducido determinadas disposiciones que po-dran facilitar la inversin en hidrocarburos.

  • www.amcham.org.pe 13

    COVER STORY / I N F O R M E C E N T R A LTEMA CENTRAL

    nes o ampliaciones de actividades que ya contaban con un estudio ambiental aprobado. Al respecto, en lnea con lo dispuesto en el DS N054-2013-PCM, el texto establece que para aquellas modi-ficaciones o ampliaciones que no vayan a generar impactos ambientales signi-ficativos, o que impliquen una mejora tecnolgica, no se requerir modificar el estudio ambiental. En esos casos so-lamente se deber presentar un informe tcnico sustentatorio (ITS), el cual debe-r ser aprobado por la autoridad en un plazo mximo de 15 das.

    Dicha estipulacin resulta sumamen-te importante para el desarrollo de los proyectos hidrocarburferos, ya que le otorga a los instrumentos ambientales la necesaria flexibilidad para responder a las necesidades operativas de tales proyectos.

    Asimismo, el reglamento ha incluido di-versas estipulaciones destinadas a acele-rar el proceso de aprobacin de los estu-dios ambientales. stas establecen plazos mximos para solicitar la opinin de otras entidades estatales que participan en el proceso de aprobacin para que las mis-mas emitan tales opiniones, para notificar observaciones y para absolverlas, as como para que la autoridad ambiental emita su pronunciamiento final.

    Sin perjuicio de que la mayora de dichas disposiciones ya estaban incluidas en el DS N060-2013-PCM, resulta muy impor-tante que las mismas tambin hayan sido recogidas por el Reglamento. Esto refleja el compromiso del gobierno por dinami-zar los procesos de evaluacin de estu-dios ambientales.

    El reglamento tambin ha introducido disposiciones adicionales sobre el uso de la lnea base de estudios ambientales ya aprobados por la autoridad, ha flexi-bilizado el plazo para la utilizacin de la misma, y permite abarcar proyectos que se desarrollen en reas colindan-tes. Estas disposiciones podran ser de suma utilidad para agilizar la ejecucin de proyectos en la medida que evitara la duplicidad de esfuerzos para las em-presas petroleras que trabajan en una misma rea, agilizando la aprobacin de los mismos.

    Otro aspecto importante que se ha aclarado en el reglamento es el nivel de detalle que deben tener los estudios ambientales. As, al igual que en el re-glamento anterior, el nuevo reglamen-to dispone que los proyectos sujetos a evaluacin deben contener informacin a un nivel de factibilidad. En el nuevo re-glamento se aclara que dicho concepto significa que el nivel requerido es el de ingeniera bsica. Esa definicin facilita el proceso de elaboracin del estudio ambiental, en la medida que se otorga mucha mayor predictibilidad sobre el alcance que debe contener el mismo.

    Otros aspectos

    El reglamento contiene diversas dis-posiciones dirigidas a proteger la flora, fauna y ecosistemas que pudieran ser afectadas por el proyecto. Entre stas encontramos la prohibicin de las acti-vidades de desbosque en las zonas de anidamiento, colpas, rboles semilleros y especies amenazadas.

    El nuevo reglamento menciona que para las actividades de hidrocarburos al interior de las reas naturales protegidas se solicitar la opinin tcnica favorable de Sernanp. Adems, se especifica que las actividades dentro de tales reas de-bern estar alineadas con el plan direc-tor y los planes maestros de las mismas.

    Al igual que en el reglamento anterior, la nueva norma establece que para las actividades de transporte de personal y carga se le da prioridad al transporte fluvial y areo para actividades llevadas a cabo en la amazona y se dispone que en caso de utilizar transporte terrestre se le debera dar prioridad a los caminos ya existentes.

    Sin embargo, la norma dispone que se podra autorizar la construccin de nuevos caminos de acceso siempre y cuando se haga un anlisis de alterna-tivas que demuestre su conveniencia y se presenten las medidas de control y mitigacin adecuadas.

    En cuanto a las actividades de preven-cin, estudios de riesgo y planes de contingencia, el reglamento especifica que debern estar incluidos en el es-

    tudio ambiental y debern contar con una opinin tcnica del Osinergmin.

    El nuevo reglamento presenta dispo-siciones especficas para cada fase del desarrollo de las actividades de hidro-carburos. Es as que se disponen me-didas para el levantamiento de infor-macin geofsica (ssmica), las cuales incluyen la apertura de trochas, uso de explosivos, rehabilitacin de reas y ex-ploracin ssmica en el mar.

    Este ltimo punto incluye disposicio-nes nuevas con relacin al reglamento derogado, las cuales detallan las ac-tividades de arranque gradual de las operaciones, el establecimiento de mo-nitoreo y zonas de proteccin de mam-feros marinos alrededor de las cmaras de aire.

    Se incluyen tambin medidas para la perforacin de pozos, tanto de explora-cin como de desarrollo, y para el trans-porte de hidrocarburos.

    Finalmente, el reglamento ha elevado de 30% a 75% la tasa para calcular el monto de la garanta para la carta fian-za que asegura que el abandono de una actividad, rea o instalacin relacionada a las actividades de hidrocarburos cum-plir con los procedimientos debidos.

    Paso correcto, retos pendientes

    En conclusin, sin perjuicio que el nuevo reglamento ambiental recoge los princi-pales temas que ya estaban regulados en el reglamento derogado, ha introducido diversas precisiones que han contribuido a clarificar las obligaciones ambientales vinculadas a las actividades de petrleo y gas, y el proceso de aprobacin de los estudios ambientales. Esto incluye la obli-gatoriedad de buenas prcticas que ac-tualmente ya se venan implementando en la industria.

    An quedan muchos retos en relacin a los temas que son materia del nuevo reglamento, en particular, respecto del proceso de aprobacin de los estudios ambientales. Sin embargo, entendemos que esta norma es un paso positivo en el proceso por dinamizar tales procesos y dotar de predictibilidad al sistema

  • www.amcham.org.pe14

    TEMA CENTRAL

    Por PilAr doMnGuez,

    directora de A2G Grupo Pacific.

    de los MercAdos de cArbono A los MercAdos de cAPitAl resPonsAble

    Para la mayora del empresariado de econo-mas emergentes, el nico punto de con-tacto concreto entre el cambio climtico y sus actividades comerciales o productivas ha sido el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL). Este mecanismo definido por el Pro-tocolo de Kioto de la Convencin Marco de Naciones para Cambio Climtico (CMNUCC) permite que las reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) hechas en pases en vas de desarrollo puedan ser certificada y luego transferidas a un tercero con obligaciones o intereses en el cumpli-mento de compromisos bajo Kioto.

    Del 2003 al 2012 se dio una considerable difusin a las oportunidades de negocio al-rededor de la reduccin de emisiones en los ambientes empresariales de Amrica Latina y Asia Bajo el MDL.

    Frenado

    Hoy el mercado de carbono asociado al MDL, tambin conocido como mercado de cumplimento, est paralizado por el bajo precio que se paga a las reduccio-nes de emisiones GEI. Esto se debe a una combinacin de factores, entre los que destaca la sobreasignacin de permisos de emisiones en la UE, que disminuy la demanda de reducciones provenientes del MDL. Este hecho envo una seal a los desarrolladores de proyectos MDL y las empresas, los que en mayor o menor medida suspendieron el desarrollo de proyectos bajo la etiqueta MDL.

    Lo anterior no quiere decir que los esfuerzos en reduccin de emisiones GEI hayan ce-sado, tal como se evidencia en la creciente participacin de las energas renovables de las matrices energticas de los pases. Si bien hoy muchos de estos proyectos no se desarrollan como MDL, para la evaluacin y cuantificacin de impactos muchas de las iniciativas se apoyan en el gran abanico de herramientas analticas dejadas por el MDL, tales como metodologas de lnea base, pro-tocolos de monitoreo, etc.

    Hoy se busca que el impacto que en su mo-mento tuvo el MDL escale a nivel sectorial o nacional. Para esto, la CMNUCC ha acuado el acrnimo NAMA, que significa Acciones de Mitigacin Apropiadas al Pas. La implemen-tacin de NAMAs depender finalmente de la capacidad de los pases de movilizar recur-sos para la mitigacin del cambio climtico. Para que esto suceda, estos recursos debran contar con el mandato fiduciario, apetito de riesgo y expectativas que les permitan parti-cipar activamente en la mitigacin del cam-bio climtico. stos suministraran asistencia tcnica, capital de desarrollo, deuda, capital de construccin, bonos, garantas y toda una gama de instrumentos.

    Nueva iniciativa

    Uno de esos instrumentos lo cre la CM-NUCC y se conoce como el Fondo Verde para el Clima (GCF), que apunta a movilizar US$ 100,000 anuales al 2020 para la mitiga-cin y adaptacin al cambio climtico. Cabe

    mencionar que el Per, adems de ser Presi-dente de la COP20, ha sido elegido tambin Co-Chair del GCF. Estos desarrollos posicionan al Per para poder liderar el financiamiento climtico a nivel mundial. Esta oportunidad debe ser adecuadamente capitalizada por el sector privado peruano para fortalecerse.

    En paralelo a estos desarrollos, el sistema fi-nanciero global ha desarrollado en coopera-cin con las Naciones Unidas los Principios de Inversin Responsable (UN PRI) y han sus-crito a estos principios ms de US$8 billones en activos. En este contexto, nace el Progra-ma de Inversin Responsable (PIR).

    El PIR es una iniciativa que busca articular y empoderar actores clave para promover prcticas internas y externas de inversin responsable y financiamiento climtico en la Alianza del Pacfico.

    El programa articula inversionistas, regulado-res y empresas para mejorar la transparencia y rendimiento en aspectos ESG (ambiental, social y gobierno corporativo). Tambin desa-rrolla capacidades en el diseo e implemen-tacin de productos financieros y de merca-do de capitales que incorporen variables ESG o de financiamiento climtico y promueve la inversin en reas concretas como energas renovables, eficiencia energtica y financia-miento de acciones ante el cambio climtico.

    El lanzamiento del proyecto se program para el 9 de diciembre en la Bolsa de Valores de Lima , en el marco de la COP20.

    El desuso de los mecanismos de desarrollo limpio no es una traba para el financiamiento ecolgico, sino ms bien la base para crear nuevas alternativas

  • www.amcham.org.pe16

    ANLISIS ECONMICO

    Por: jos luis escAffi,

    socio de APOYO Consultora

    iniciAtiVAs PriVAdAs cofinAnciAdAs: ModificAciones Al reGlAMento Y Posibles MejorAs

    El nuevo Reglamento de la Ley Marco de APP (DS N127-2014-EF) introduce diver-sos cambios en la regulacin del meca-nismo. Entre los ms relevantes estan los alucivos a las iniciativas privadas cofinan-ciadas (IPC), a ser presentadas en los pri-meros 45 das del prximo ao.

    Todava existen oportunidades para per-feccionar el marco legal y procedimental de tal manera que se logre agilizar los procesos de aprobacin, se genere mayor predictibilidad para las entidades pblicas y privadas, y se permita maximizar el cierre de brechas.

    En cuanto a la agilizacin de procesos de aprobacin se recomienda:

    capacitar a todo nivel de gobierno: existe desconocimiento sobre los proce-dimientos y/o el marco normativo de las APP al interior entidades pblicas que fre-na el uso de la modalidad. Se recomienda que Proinversin brinde capacitacin y asistencia tcnica, y que cuente con la fa-cultad de delegar mediante convenios la tarea de capacitacin a empresas privadas especializadas.

    definir los criterios tcnicos y finan-cieros mediante los cuales se evala a los postores que presentan una iPc: existe un vaco en este respecto, por lo que es importante que (a) se prepublique el proyecto de directiva para los criterios de evaluacin y se sujete a revisin; (b) se

    eviten ratios que limiten la competencia; y (c) se considere su aplicacin solamente para la etapa de concurso pblico.

    Aprobar lineamientos claros para definir una APP como cofinanciada o autosostenible: recientemente el MEF ha informado que no se consideran au-tosostenibles las APP que reciben trans-ferencias del Gobierno Nacional para sus gastos administrativos, an cuando la fuente de financiamiento de la APP sea de Recursos Directamente Recaudados (RDR) por estas entidades. Se recomienda que el MEF reconsidere su interpretacin.

    Protocolizar el proceso de prelacin de las iPc presentadas a comienzos de ao: Se recomienda (a) reglamentar un procedimiento de seleccin con criterios de evaluacin transparentes y objetivos; (b) instalar comits de evaluacin integra-dos por representantes del MEF, sector y entidad concedente para cada proceso segn su competencia; y (c) contar con un espacio reglamentado para que cada proponente pueda exponer su IPC ante las entidades concedentes.

    la desactivacin de los proyectos de inversin pblica (PiP) que interfieren parcial o totalmente con la iP presentada una vez declarada relevante y prioritaria (r&P): actualmente se debe consultar al con-cedente si ejecutar estos PIP mediante obra pblica. Se recomienda que la desactivacin se d al otorgamiento de la R&P.

    En cuanto a la generacin de mayor predic-tibilidad se recomienda:

    Mayor claridad respecto al presu-puesto dispuesto por el estado para comprometer en APP: Se recomienda (a) hacer de conocimiento pblico los lmites de financiamiento con los que cuenta el Estado para las IPC; (b) precisar la dispo-nibilidad de recursos a nivel sectorial; y (c) considerar el factor de sustitucin entre recursos comprometidos para proyectos de APP y aquellos que consecuentemente no se utilizaran por obra pblica.

    Mayor claridad y predictibilidad so-bre las prioridades sectoriales: es im-portante minimizar la probabilidad de rechazo de las IPC. Por eso se recomienda que (a) los sectores precisen sus priori-dades para APP; (b) ProInversin elabore conjuntamente con cada sector un lista-do flexible de todos los servicios pblicos sujetos a la aplicacin de APP; y (c) se con-sidere al equipamiento como parte de la infraestructura.

    Por ltimo, se debern considerar posibles trabas una vez que las IPC cuenten con contratos firmados. En promedio, un pro-yecto concesionado en el Per pasa entre 18 y 24 meses desde la buena pro hasta el inicio de la fase de construccin, principal-mente por demoras en la aprobacin de permisos para el inicio de obra, expropia-cin de terrenos e interferencias con fibra ptica y lneas de transmisin.

    El Per cuenta con una buena normativa para la implementacin de asociaciones pblico-privadas (APP) y disposicin a mejorar su clima de inversin, pero hay ajustes pendientes.

  • www.amcham.org.pe 17

    COVER STORY / I N F O R M E C E N T R A LANLISIS ECONMICO

    Por: rodriGo AcHA, jefe de anlisis econmicos de AmCham Per

    lAs PolticAs del 2015

    El 2014 ser recordado como el ao en que la economa peruana mostr sus fra-gilidades. Los efectos de la reduccin en el precio del oro y el cobre, mas la reduc-cin de la demanda en Europa y EEUU parecan no haber afectado tanto a la economa peruana, que pudo seguir cre-ciendo sobre la base de inversin.

    Pero un buen da la inversin dej de cre-cer, y el resultado no pudo ser otro que el enfriamiento de la economa: mantenien-do todo lo dems constante, por cada cinco puntos de decrecimiento en la in-versin privada se pierde uno en el PBI, ya que representa el 22% de ste.

    A inicios de este ao la disminucin de la demanda interna era percibida como un riesgo, pero no como una realidad. Recin entre mayo y junio las expectativas co-menzaron a reducirse considerablemente como resultado de esta variable en vista de la cada de la inversin. La respuesta del gobierno no se hizo esperar y entre junio y noviembre de este ao lanz cin-co paquetes de medidas de estmulo que demuestran la capacidad para ejecutar polticas contracclicas sin afectar la sol-vencia del Estado peruano.

    En poltica monetaria tambin se hicieron ajustes y el gobierno redujo las tasas de encaje en repetidas ocasiones y disminu-y la tasa de inters de referencia luego de ocho meses sin cambios. En paralelo, para mala suerte del Banco Central, se ha tenido que enfrentar la apreciacin del dlar como limitante para ejecutar pol-ticas expansivas.

    Qu se puede esperar de las polticas monetaria y fiscal para el 2015? AmCham Per busca consensos y discrepancias entre las opiniones de los economistas principales de las instituciones financieras ms impor-tantes del mercado peruano.

    De todos modos, los indicadores del gobierno central y el BCR son bastante saludables y todo indica que las medi-das de mitigacin aplicadas tendrn efecto en el corto plazo. No obstante, la presin para incentivar el consumo y la inversin va a continuar y se espera que el gobierno contine con acciones de poltica fiscal contracclica y poltica monetaria expansiva. Qu se puede esperar del Ministerio de Economa y Finanzas (MEF) y el Banco Central de Re-serva (BCR) entre lo que queda de este ao y todo el 2015?

    Poltica monetaria: tasa de inters

    El instrumento que ms intriga genera es la tasa de inters de referencia. Es claro que en este momento la economa pe-ruana necesita ser impulsada, pero hay una variable que se interpone en el ca-mino cuando se trata de aplicar polticas monetarias expansivas: el tipo de cambio.

    El retiro de los estmulos de la Reserva Federal estadounidense ha llevado a la apreciacin del dlar y el BCR intenta frenar la subida del tipo de cambio para evitar efectos negativos en el consumo y la rentabilidad de las empresas que dependen de la importacin de insu-mos y bienes de capital. La pregunta es hasta qu punto el BCR est dispuesto a intentar frenar el aumento del tipo de cambio a costa de perder reservas in-ternacionales o dejar de dar un impulso adicional a la demanda interna.

    Hugo Perea, gerente general de estudios

    econmicos del BBVA Banco Continental, no descart que se d una disminucin de la tasa de referencia en la reunin de poltica monetaria del BCR en diciembre. Pensamos que en el BCR van a buscar oportunidades como datos datos de cre-cimiento del PBI menores a los espera-dos, opin.

    Sin embargo, Guillermo Arbe, gerente de estudios econmicos de Scotiabank Per, consider que en la coyuntura actual el efecto de una bajada de la tasa de inters de referencia es mucho ms dbil de lo que se piensa. Tal vez pueda tener algo de impacto en el consumo y en las em-presas pequeas, pero la tasa de inters ya es baja a nivel corporativo, explica.

    De esta forma, Arbe no cree que la tasa de inters se reduzca por debajo del 3% durante el 2015 porque se alejara de un nivel neutral y adems no se lograra mu-cho impulso. Sin embargo, cree que s hay suficientes justificaciones para llevarla a 3.25% dentro de los prximos dos meses.

    En BTG Pactual, Luis scar Herrera, su eco-nomista jefe para la regin Andina, espera que la tasa se mantenga, dado que el BCR enfrenta el reto de implementar un ajus-te en un precio relativo clave como es el tipo de cambio real. Nuestro call de pol-tica monetaria es que la tasa se quede en 3.5% y el BCR intervenga con reduccio-nes de encaje y con otros instrumentos como los repos y los swaps reversos. Si el prximo ao la economa sigue dbil, el tipo de cambio real se ajusta, el dficit de cuenta corriente se va cerrando, y la

  • www.amcham.org.pe18

    ANLISIS ECONMICO

    normalizacin de la poltica monetaria en EEUU es ms suave de la esperada, cabe la posibilidad de que la tasa baje. Todo depende de la data que vaya entrando, aadi Alex Mller, economista para el Per del mismo banco.

    Todo indica que los momentos en que se reduzca la tasa no son previsibles, pero queda claro que se espera al menos una reduccin de un cuarto de punto. Carlos Prieto, gerente de estrategia de inversin y estudios econmicos del Banco de Cr-dito del Per, dijo que s hay expactativas de reduccin de la tasa de referencia pero no es posible asegurar que esto ocurrira dentro de un horizonte de tres meses. Para l, la bajada est condicionada a la estabilizacin del tipo de cambio, e ini-cialmente sera solo de 0.25%.

    En lnea con Arbe y Perea, aunque ms tajante, Thorne & Associates proyect en noviembre que la tasa se reducira definiti-vamente a 3.25% en diciembre y a 3% en al-gn momento del 2015. Sobre el momento del 2015 en que se d la siguiente bajada, Alfredo Thorne, director principal de la con-sultora, consider necesario esperar a leer el comunicado del BCR luego de la reunin de poltica monetaria, pero que no se po-dra ser tan concluyentes debido a que en el ente emisor no son muy transparentes.

    Otros instrumentos de poltica monetaria

    Entonces, qu se puede esperar para

    el resto de instrumentos? Hay consen-so respeto a la holgura para seguir con las inyecciones de liquidez a travs de la reduccin de los encajes. Como dice Perea, el aumento de la disponibilidad de soles en el sistema financiero podra ayudar a compensar la subida de la tasa de inters de referencia, y consecuencia, las bajadas dependern de cun siste-mticas y continuas sean las interven-ciones del BCR.

    De todas maneras, queda claro que la situacin actual dista de ser tan crtica como la de los aos 2008 y 2009 y no se esperara que el encaje termine en 6% como en ese entonces. Un objetivo im-portante es mantener el crecimiento del crdito en moneda nacional en un ran-go aceptable, que Arbe considera entre 10% y 14%.

    El BCR ha usado todo tipo de instrumen-to y todo indica que continuara hacien-do sus intervenciones de esa manera. Como los explic el gerente general del BCR, Renzo Rossini, en el Foro Econ-mico de AmCham de agosto, el banco recurrira a no renovar certificados para enfrentar la subida del tipo de cambio ms que a ventas de dlares. El meca-nismo ms interesante es la emisin de swaps, que permiten cubrir al sistema financiero sin necesidad de recurrir a opciones que retiren soles del mismo, como vender dlares o emitir certifica-dos de depsito reajustables.

    Los consultados tambin dejaron en claro que la capacidad para reducir el encaje en moneda extranjera para en-frentar la subida del tipo de cambio es menor porque se enfrenta al objetivo de desdolarizar la economa. El BCR podra hacerlo en un escenario de fuga de ca-pitales, pero hoy hay la liquidez en mo-neda extranjera es alta.

    De todos modos. vale la pena tener en cuenta la expectativa de incremento de la rentabilidad por inversiones en el extranjero, que presionara la salida de dlares del Per. Esto no preocupa de-bido a que las reservas internacionales superan en doce veces a los capitales de corto plazo en moneda extranjera. Am-bas cosas daran sustento a las AFP para presionar a que se incremente su lmite de inversin en el exterior.

    Esa presin ser mayor mientras no se recuperen las inversiones en el mercado local. Qu se puede esperar de la polti-ca fiscal para lograr ese objetivo?

    Poltica fiscal

    Tras una serie de paquetes de estmulo orientados a recuperar el tiempo perdido en promocin de la inversin y a corregir defectos estructurales, el enfoque sigue puesto en la oferta (a pesar de algunos estmulos puntuales como aguinaldos y adelantos de retiro de CTS). Lo que ha cambiado es que el impacto del ltimo de estos paquetes sobre las cuentas fiscales ser mucho ms contundente debido a que, tras muchos aos de rigidez, se han anunciado reducciones en los impuestos corporativos. Queda ms margen para seguir hacien-do ajustes durante el 2015? Es claro que el bajo nivel de endeudamiento del Es-tado y el dficit fiscal reducido son dos argumentos slidos para que se pueda proceder a ser expansivos y enfrentar un dficit fiscal de 2% o unos cuantos pun-tos superior, como el que se espera para el prximo ao, no parece problema.

    Sin embargo, las crticas vienen por el lado cualitativo. Guillermo Arbe resalta que en el Per no tenemos la capacidad para ser keynesianos. Se ha dado recur-sos en grandes cantidades, pero el gasto

    G R F I C O 0 1

    BAJADA CAUTELOSAEVOLUCIN DE LA TASA DE REFERENCIA DEL BCRP

    Tasa del BCRP

    may-080

    4

    8

    abr-09 mar-10 feb-11 ene-12 dic-12 nov-13 oct-14

    Fuente: BCRP

  • www.amcham.org.pe 19

    COVER STORY / I N F O R M E C E N T R A LANLISIS ECONMICO

    real ha sido bajo, la estructura del Esta-do peruano no es amigable a una po-ltica keynesiana. Los recursos se estn yendo a ahorro, el nico dinero que est entrando a la economa es el aumento de salarios al sector pblico pero es el elemento de menor magnitud, opin.

    Para Hugo Perea, sera bueno que el go-biern mantenga la recurrencia en la pre-sentacin de paquetes de medidas. Es una oportunidad para tomar medidas in-teresantes. Lo mejor es lo que se ha orien-tado al largo plazo con mejoras de prodcti-vidad, ojal se viera un paquete integrado con el plan de diversificacin productiva o la reforma de educacin. l aade que superar el 1% de dficit fiscal (regla fiscal) no es un problema.

    Carlos Prieto tambin resalta que hay espacio para incrementar el gasto por-que el Estado cuenta con buenos buffers para soportar una mayor presin, como una deuda menor al 20% del PBI, que en trminos netos llega a slo 5%, y altos niveles de ahorro. En estricto, ya no es una obligacin que el dficit fiscal sea menor a 1%, sino que el dficit estructu-ral no baja de esa cifra, explic.

    Pero s es fundamental mantener la disciplina. Para desarrollar polticas contracclicas es importante conservar la confianza y para eso es necesario es-tar dentro de la regla fiscal. Cuando se acercan los periodos de desaceleracin es ms importante mantener la regla, porque si se pierde la confianza, luego es necesario hacer ajustes que acentan el ciclo econmico en lugar de amorti-guarlo, destac Luis scar Herrera, de BTG Pactual. Alex Mler, del mismo ban-co, hizo notar que la inversin pblica ha estado parada por problemas en go-biernos regionales y que por esa razn se dio un componente de gasto corrien-te para que la gente consuma ms. Sin embargo, proyecta que a futuro la forma de incrementar el consumo ser la eje-cucin de proyectos de infraestructura, intensivos en uso de mano de obra.

    Pero el rango de maniobra del Ministe-rio de Economa y Finanzas para seguir lanzando medidas de estmulo podra agotarse luego del quinto paquete. Thorne consider que los efectos de las

    G R F I C O 0 2

    UNA MANO DEL FISCOIMPULSO FISCAL (% DEL PBI)

    Fuentes: BCRP, MEF

    2007

    0.9 0.9

    -1.9

    -0.4

    0.7 0.6 0.71.0 1.0

    0.5

    2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016

    21.5

    10.5

    0-0.5

    -1-1.5

    -2-2.5

    BCRPProyeccin MEF

    medidas de este ao se harn efectivas el 2015 (estim que sin estmulo la eco-noma solo podra crecer entre 2% y 3% el 2015), pero no ser sostenible mante-ner el rgimen en el 2016.

    Por el lado de los impuestos, queda por verse si se puede hacer ms anuncios. De por s, la histrica reduccin en el impues-to a la renta requiere de una ejecucin escalonada por el impacto en la caja fiscal (los ajustes tributarios del quinto paquete implican una reduccin de ingresos de S/.4,500 millones), en el 2015 y habra que ver si es posible presionarla ms.

    Parece difcil reducir el IGV por la poca efectividad que una bajada de 2% ten-dra sobre el consumo, a diferencia del impacto que s se logra con una cada similar en el impuesto a la renta de ter-cera categora como resultado de las abultadas bases que representan las uti-lidades de las empresas (que al mismo tiempo elevarn su productividad). No obstante, Arbe opina que la reduccin del impuesto a la renta no soluciona el problema real: la reduccin en la con-fianza.

    Amenaza global: la deflacin

    Esto es lo que se puede esperar para las polticas monetaria y fiscal. Todo indica que se tendr un 2015 con ms viento a favor, en parte impulsado por el ventila-

    dor de las medidas tomadas por el MEF.

    Sin embargo, es fundamental tener en cuenta que nada se puede hacer contra ciertos factores externos que influyen de manera transversal a toda la econo-ma. En el Desayuno Econmico Men-sual de AmCham Per de diciembre, Thorne remarc que las intervenciones del BCR no tienen mayor influencia so-bre la tendencia del tipo de cambio y que lo que ocurra con ste depender de lo que suceda en EEUU.

    Otros aspectos como la deflacin tam-bin seran un problema. Los problemas para reflotar la economa japonesa de-muestran que no hay mayor experiencia en su manejo, aunque la ventaja de ob-servar su caso, y que la peruana sea una economa que recibe en forma secunda-ria lo que ocurre en aquellas que marcan la pauta en la actividad econmica glo-bal, puede ser una ventaja.

    Por eso, no se espera inflacin im-portada a pesar del incremento en el tipo de cambio. La disminucin en el precio del petrleo ayudara en ese sentido. Por lo tanto, se espera que la principal preocupacin sea mantener el crecimiento, y para eso las reformas ms importantes son, como ya se dijo, aquellas vinculadas a acelerar la ejecu-cin de las inversiones y a mejorar la productividad.

  • www.amcham.org.pe20

    ANLISIS ECONMICO

    reAccin PositiVA

    El pesimismo del mes anterior fue revertido. La semana previa a la encuestas, el Poder Ejecutivo aprob el cuarto paquete de me-didas de estmulo con el fin de reactivar el crecimiento de la economa por medio de incentivos al consumo y la inversin, y a la formalizacin del mercado laboral.

    Sin embargo, a pesar optimismo en los resul-tados an existen preocupaciones respecto a la ejecucin de los proyectos de inversin, el alza del tipo de cambio y la cada en la demanda de algunos sectores. Justamente, el primero y el ltimo de estos factores son enfrentados por el paquete anunciado la se-mana anterior a la encuesta.

    No todos tranquilos

    La principal preocupacin entre los encues-tados es la del retraso en la ejecucin de proyectos de inversin y la incertidumbre en el manejo de stos en algunas regiones del pas: segn lo expuesto en el Desayuno Econmico Mensual de AmCham en octu-bre, los resultados de las elecciones fueron desfavorables para la inversin regiones cla-ve como Cajamarca y Apurimac. A esto se aade las preocupaciones por la menor ac-

    Resultados EPE Noviembre 2014

    Una semana despus del anuncio del cuarto paquete de medidas de estmulo, los socios de AmCham se mostraron ms optimistas en sus respuestas.

    tividad interna y el efecto de los precios bajos de los minerales.

    Sin embargo, en la contraparte, estn los que confan en que los avances en la legislacin ayudaran a acelerar la ejecucin de proyec-tos. Estos cambios favoreceran especialmen-te los adjudicados por las Asociaciones Pbli-co-Privadas (APP), modalidad que permite el desarrollo de grandes obras de infraestructu-ra, las mismas que han ocupado el lugar que tuvo la minera en el impulso de la economa del pas. Estos cambios no solamente proven-

    dran de los paquetes de estmulo, sino que tambin existen ajustes a los reglamentos como el de la Ley de APP y el Reglamento Ambiental para las Actividades de Hidrocar-buros (DS N 039-2014-EM).

    Los pormenores de los cambios al reglamen-to de APP, explicados en nuestro desayuno de trabajo Asociaciones pblico Privadas Cofi-nanciadas en octubre, estn relacionados a la agilizacin de los procedimientos en el otor-gamiento de concesiones para iniciativas pri-vadas cofinanciadas (ver artculo de Jos Luis

    Mejores

    oct-14 nov-14

    IgualesPeores

    EXPECTATIVAS A SEIS MESES SOBRE EL CLIMA ECONMICO

    E P E - A m C h a m o c t - n o v

    40%44%

    15%

    30%30%

    41%

    Demanda externa

    oct-14 nov-14

    Costos INSDemanda interna

    FACTORES INFLUYENTES EN EL CLIMA ECONMICO

    E P E - A m C h a m o c t - n o v

    8%10%

    31%31%

    Precio de minerales

    10%10%

    4%4%

    legislacin Clima Pol-Soc

    29%33%

    Tipo de cambio

    16% 10%

    2%4%

  • www.amcham.org.pe 21

    COVER STORY / I N F O R M E C E N T R A LANLISIS ECONMICO

    Escaffi en la Pg. 16. El reglamento ambiental de hidrocarburos tambin va por el mismo camino, para un mayor detalle se puede revi-sar el artculo de Giancarlo Guardia, tambin en esta misma revista.

    Algunos de los encuestados que se mos-traron optimistas tambin dijeron estar confiados en una mejora de la demanda interna y en la estabilizacin del clima po-ltico-social.

    Parte del incremento del pesimismo a nivel de sectores se debe a la anticipacin de un entorno poltico-social ms complicado. El empeoramiento de las expectativas para los negocios de los encuestados tambin se debe a la espera de un incremento en el costo de los insumos, en parte por la depre-ciacin del sol.

    Entre los optimistas respecto a la de-manda interna se destac el efecto de la campaa navidea sobre las ventas y la mayor demanda de alimentos en el ex-terior. En servicios de educacin se hizo referencia al incremento de la clientela en segmentos especializados, en lnea con las expectativas de los represen-tantes de empresas de consultora en la encuesta anterior (la demanda por servicios de consultora se incrementa cuando la coyuntura se complica).

    Inversin: atender el crecimiento

    Respecto a quienes esperan reducir el nivel de inversiones, se indic que los desembol-sos fuertes ya se hicieron durante este ao. Otros sealan que obtendrn menos ingre-sos, o que el nivel de riesgo ha aumentado. Los vinculados al sector pesquero esperan una menor inversin por la reduccin de los ingresos resultante de la escasez de materia prima, situacin que podra replicarse si es que el Fenmeno El Nio tiene efectos so-bre las lluvias o frenan la inversin trmica necesaria para el desarrollo de los cultivos. Tambin se hizo mencin a la necesidad de reducir los costos para lograr eficiencia en las operaciones.

    Quienes indicaron que los niveles de inver-sin de su empresa creceran sealaron que es necesario estar preparados para la llegada de nuevos clientes, innovar y diversificar ser-vicios, e implementar nuevos proyectos que ya han sido aprobados.

    Para el mercado laboral, entre las causales de optimismo se mencion que el talen-to es siempre insuficiente y escaso para el desarrollo de los planes, as como la nece-sidad de cubrir nuevas operaciones y el crecimiento orgnico de las empresas.

    A lo igual que para el caso de la inversin, entre las razones del pesimismo se men-cion la necesidad de reducir gastos por la perspectiva de menor crecimiento. A esto se aadi el efecto negativo del alza en el tipo de cambio. Adems de reducciones de de-manda y aumentos de costos, los otros dos factores adversos mencionados fueron el cli-ma poltico-social y la legislacin.

    Se allanar el camino?

    Las obras deben continuar. Para que el Per tenga un nivel de infraestructura que alcance los de los pases desarrollados en los prximos 10 aos se requiere de una

    inversin del 7% o ms del PBI, segn el del grupo de infraestructura de CADE 2013, que cre el programa Infraestructu-ra para Todos, iniciativa administrada por Contribuyentes Por Respeto con la contri-bucin de APOYO Consultora (encargada de manejar el Observatorio de Infraestruc-tura) y AmCham Per (a cargo del soporte para eventos y reuniones). Entre noviem-bre del 2013 y octubre de este ao se han adjudicado procesos de concesin por US$12,000 millones. Esta cifra supera el 7% del PBI del 2013 y cumple con el ran-go de US$10,000 millones anuales que el ex ministro de Economa y Finanzas, Luis Miguel Castilla, anunci como necesario para cubrir la brecha de infraestructura en el pas (US$80,000 millones para el periodo 2012-2021).

    Esperamos que el quinto paquete de est-mulo contribuya a que esto se cumpla y me-jore las expectativas en la siguiente EPE.

    Mejores

    oct-14 nov-14

    IgualesPeores

    EXPECTATIVAS A SEIS MESES DE LOSNIVELES DE INVERSIN

    E P E - A m C h a m o c t - n o v

    30%

    44%

    10%

    21%

    60%

    35%

    Mejores

    oct-14 nov-14

    IgualesPeores

    EXPECTATIVAS A SEIS MESES SOBREVARIACIONES DE PLANILLAS

    E P E - A m C h a m o c t - n o v

    40% 32%

    17%18%

    43%

    50%

  • www.amcham.org.pe22

    ANLISIS ECONMICO - CIFRAS

    G R F I C O 0 3

    G R F I C O 0 2

    G R F I C O 0 1

    IMPACTO DE LA SOSTENIBILIDAD EN LA COMPETIVIDAD DE LOS PASES

    CONFLICTOS SOCIALES SEGN TIPOA OCTUBRE DEL 2014

    CONFLICTOS SOCIOAMBIENTALES, SEGN ACTIVIDAD A OCTUBRE DEL 2014

    Argentina 3.79 3.75 3.36 3.55 -6.3%Bolivia 3.77 3.44 3.76 3.60 -4.5%Brasil 4.34 4.29 4.54 4.42 1.8%Chile 4.60 4.68 4.78 4.73 2.8%Colombia 4.23 3.8 4.17 3.98 -5.9%Mxico 4.27 4.20 3.98 4.09 -4.2%Panam 4.43 4.42 4.53 4.47 0.9%Per 4.24 3.99 4.02 4.00 -5.7%Paraguay 3.59 3.31 3.42 3.37 -6.1%Uruguay 4.04 4.19 4.21 4.20 4.0%Venezuela 3.32 3.15 3.13 3.14 -5.4%

    *Promedio (1) y (2)Fuente: Foro Econmico Mundial

    ndice de competitividad

    global (ICG)

    ICG ajustado por sostenibilidad

    social (1)

    ICG ajustado por sostenibilidad ambiental (2)

    ICG ajustado por sostenibilidad*

    Efecto de la sostenibilidad en

    el ICG (Var. %)

    SocioambientalAsuntos de gobierno localDemarcacin territorialElectoralComunalAsuntos de gobierno nacionalOtros asuntosLaboralAsuntos de gobierno regional

    MineraHidrocarburosEnergticosResiduos y saneamientoForestalesAgroindustrialOtros

    62.21%10.14%

    6.91%5.07%

    4.15%4.15% 3.23% 2.30% 1.84%

    69.63%14.07%

    5.93%3.70%

    2.96% 1.48% 2.22%

    1. Segn el ndice de Competitividad Global Ajustado por Sostenibilidad, el Per es uno de los pases de la regin que ms pierde por cuestiones socio-ambientales.

    2. Dos de cada tres conictos en el Per se originan por cuestiones sociales o ambientales. Es importante el apoyo entre el gobierno y los inversionistas para lograr una buena comunicacin con las comunidades.

    3. Los sectores Minera, Hidrocarburos y Energa son los ms afectados por los conictos sociales. Nueve de cada diez de stos se originan en torno a sus actividades. Urge lograr la cooperacin de las comunidades, dado que se trata de los sectores productivos ms relevantes para le economa peruana (y para el desarrollo de stas).

    4. En escenario business as usual (BAU) no solamente se genera ms emisiones, sino que el PBI del pas es menor al escenario sostenible, en el que se toman ciertas medidas sugeridas en el PlanCC. De esta forma, segn las proyecciones del plan que cont con la colaboracin de APOYO Consultora, al 2026 se lograra un crecimiento anual 0.36% mayor en

    el PBI.

    5. No es sencillo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Manteniendo todo lo dems constante (BAU), el PBI podra reducirse 6.8% al 2030, y 23% al 2050. En el PlanCC se evaluaron otros escenarios segn la complejidad de la aplicacin de las medidas, entre los cuales el Escenario de Mitigacin sostenible (lnea verde) ha sido elegido por consenso en el Equipo nacional de Prospectiva sobre Mitigacin del Cambio Climtico, ya que incluso aplicando las 77 medidas sugeridas por el PlanCC (el escenario de mitigacin sostenible implica aplicar 33) solamente se estara 43% por debajo del BAU.

    6. Segn el PlanCC, en el escenario sostrenible se ganara eciencia en la generacin de energia y su aporte a la economa sera menos costoso. En el BAU la intensidad energtica necesaria para producir un milln de soles sera de 0.93 terajoules, mientras que en el escenario sostenible este requerimiento baja a 0.77 terajoules.

    Fuente: Defensora del Pueblo

    Fuente: Defensora del Pueblo

  • www.amcham.org.pe 23

    ANLISIS ECONMICO - CIFRAS

    G R F I C O 0 6

    G R F I C O 0 5

    G R F I C O 0 4

    PROYECCIN DEL PBI BAJO ESCENARIO ACTUAL (BAU) Y SOSTENIBLE

    Fuente: PlanCC

    BAUSostenible

    BAUAhorroSostenibleRpidoRBS (requerido por la ciencia)

    Gas NaturalDerivados del petrleoHidroenerga y recursosenergticos renovablesCarbn vegetal

    Gas NaturalDerivados del petrleoHidroenerga y recursosenergticos renovables

    350030002500200015001000

    500

    2007 2012 2017 2022 2027 2032 2037 2042 2047

    ESCENARIOS DE EMISIONES DE CO2 CONSTRUIDOS EN EL PLANCC

    ESCENARIO BAU

    DISTRIBUCIN DE LA MATRIZ ENERGTICA SEGN ESCENARIO

    ESCENARIO SOSTENIBLE

    Fuente: PlanCC

    Fuente: PlanCC

    350300250200150100

    50

    2010 2015 2020 2025 2030 2035 2040 2045 2050

    1. Segn el ndice de Competitividad Global Ajustado por Sostenibilidad, el Per es uno de los pases de la regin que ms pierde por cuestiones socio-ambientales.

    2. Dos de cada tres conictos en el Per se originan por cuestiones sociales o ambientales. Es importante el apoyo entre el gobierno y los inversionistas para lograr una buena comunicacin con las comunidades.

    3. Los sectores Minera, Hidrocarburos y Energa son los ms afectados por los conictos sociales. Nueve de cada diez de stos se originan en torno a sus actividades. Urge lograr la cooperacin de las comunidades, dado que se trata de los sectores productivos ms relevantes para le economa peruana (y para el desarrollo de stas).

    4. En escenario business as usual (BAU) no solamente se genera ms emisiones, sino que el PBI del pas es menor al escenario sostenible, en el que se toman ci